Amelia Bono, operación 'influencer': los expertos analizan su gran cambio laboral
  1. Famosos
ANÁLISIS

Amelia Bono, operación 'influencer': los expertos analizan su gran cambio laboral

La joven, que durante años gestionó varias tiendas de joyería, quiere centrarse en las redes sociales y ya es imagen de distintas marcas

Foto: Amelia Bono, en una imagen de archivo. (IG)
Amelia Bono, en una imagen de archivo. (IG)

Amelia Bono está en un momento de cambios profesionales y así lo ha contado en una entrevista en la revista '¡Hola!': "De momento, no me dejan contarlos, pero estoy bastante enfocada en mis colaboraciones como imagen, apoyando a marcas de las cuales soy embajadora. Después de unos años al frente de varias tiendas de joyería, comienzo una nueva etapa donde mi día a día profesional es mi familia virtual en redes sociales: estoy creando contenido para ellos tratando de ofrecerles ideas, inspiración y compartir con ellos mis mejores momentos".

Para analizar este giro laboral, hemos recurrido a diversos expertos de agencias de comunicación punteras de nuestro país, que ponen en valor sus casi 400.000 seguidores en Instagram y sus casi 50.000 en TikTok, una red social cada vez más en alza, especialmente en tramos demográficos muy jóvenes. Una cifra excelente para Amelia Bono, que cumple 40 años con ilusiones renovadas y en excelentes términos con su exmarido, Manuel Martos, padre de sus cuatro hijos, quien es director general de Virgin Music Label & Artist Service desde el pasado mes de junio.

placeholder Amelia Bono, en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @ameliabono)
Amelia Bono, en una imagen de sus redes sociales. (Instagram @ameliabono)

Comenzamos con Fátima Tarazona y Lucía de Francisco, especialistas en influencer marketing, quienes hacen un análisis de los parámetros estrictamente numéricos y marcan los aspectos que, en su opinión, podría mejorar: "Amelia Bono es un personaje del papel cuché casi desde que nació y luego con su noviazgo y posterior boda con Manuel Martos se ha consolidado como un personaje habitual de la prensa rosa. En referencia a sus perfiles en redes sociales, podemos ver su evolución desde su primer post en instagram en 2013. Comenzó siendo un perfil más personal y se ha transformado en un perfil muy orientado a moda. Teniendo 396.000 seguidores, el engagement es muy bajo, un poco más de 1,5. Aunque etiqueta a diseñadores, medios, locales... ¿Se sentirá inspirada tal vez por el huracán Pombo y querrá seguir sus pasos?".

"Tiene un perfil fabuloso"

Paco Caro, director de Equipo Singular, una de las agencias de comunicación y relaciones públicas más veteranas y consolidadas de España, nos dice en conversación telefónica que "Amelia tiene un perfil fabuloso, es indudable por muchos motivos. Primero por imagen. Su imagen es impecable. Porque pese a ser una chica que está entrando ya en una edad, sigue manteniendo una imagen muy fresca. No te diría moderna, pero sí actual, contemporánea. Eso a veces es muy difícil de mantener. A pesar del paso de los años, su imagen no envejece. Sigue manteniéndose fresca, actual... Segundo elemento: el prestigio lo sigue manteniendo. Es una chica que ha mantenido una trayectoria personal y profesional bastante impecable".

Caro también subraya que suma a su favor pertenecer a una saga familiar como la suya: "Es indiscutible también el apellido, que tiene un peso en prensa. Además de tener su comunidad en sus redes sociales, tiene también una gran repercusión en medios, lo que le aporta un gran valor. Para mí es la influencer 360. No solo te sirve para hacer acciones en redes sociales, sino que además la puedes trasladar a acciones con los medios de comunicación. Hay muchos personajes que son muy buenos para los medios, pero no funcionan en redes y otros al revés. Cuando alguien lo tiene todo, eso es fantástico".

placeholder Manuel Martos y Amelia Bono, antes de su ruptura. (Instagram @manuelmartos78)
Manuel Martos y Amelia Bono, antes de su ruptura. (Instagram @manuelmartos78)

Y es su vertiente social otro de los elementos que juegan a su favor: "Amelia era un personaje tradicional de los medios de comunicación, pero supo adaptarse muy bien a las nuevas redes, por ejemplo a TikTok. Fue de las primeras celebrities sociales que empezó a utilizarla. Con mucho éxito, además. En su caso, supo manejarlo con mucha gracia y fue pionera. Todos los ángulos que tiene son buenos".

En cuanto al target comercial de Amelia, destaca que "las marcas son de gama media-alta, alta. Es un personaje impecable en todos los sentidos. La mires por donde la mires. No ha estropeado nunca su imagen. Nunca se ha permitido deslices mediáticos. Incluso su separación ha sido impecable. Las marcas deben dirigirse a un público de 30 para arriba. No veo a Amelia funcionando en marcas de 30 para abajo. Sí la veo en gama alta y público adulto".

"Comunica bien y trasmite alegría"

Un punto de vista similar al de Marta Almela, directora de la agencia Lina Ortas, que abrió sus puertas en 1988 y desde entonces se ha convertido en una de las más prolíficas de España a la hora de organizar eventos y lanzamientos de marcas: "Amelia es una chica superfina, que comunica bien, que trasmite mucha alegría, parece muy segura de sí misma, por lo que trasmite en las redes. No sé el trabajo que le dan las franquicias de Tous y hasta qué punto está motivada, pero lo cierto es que el mundo va hacia lo virtual y lo digital. No sabemos cuándo esta circunstancia puede cambiar, pero ahora el dinero que las marcas están pagando a influencers y los recursos que están destinando son una pasada. En nada de tiempo nuestra forma de comunicar ha cambiado completamente. Cada vez se hacen menos eventos y cada vez se buscan menos las celebrities de toda la vida. Imagino que las revistas del corazón no lo deben de estar pasando demasiado bien en ese sentido. Sin embargo, todo va hacia las influencers".

Almela es muy consciente de los cambios sociológicos que se están produciendo en los últimos años y también cómo han cambiado las dinámicas de consumo. Eso sí, sin perder la perspectiva, que a veces las novedades se solapan con costumbres que también están arraigadas en un amplio sector de la población: "Las dinámicas nos llevan a las influencers, pero todavía nos gusta la prensa y todavía la prensa tiene muchísima audiencia. Aún hay mucho público ahí. Esta mujer reúne los dos requisitos y es perfecta en este sentido. Tú haces un evento con Amelia Bono y te vienen todas las revistas del corazón y los periódicos, con sus respectivas secciones de sociedad. Al mismo tiempo te saca su marca en las redes sociales, donde tiene una cantidad ingente de seguidores, sin emplearse a fondo. En el momento que se dedique a ello a fondo lo va a petar".

placeholder Amelia Bono celebra su 40 cumpleaños en redes sociales. (Instagram @ameliabono)
Amelia Bono celebra su 40 cumpleaños en redes sociales. (Instagram @ameliabono)

"Es una mujer que no solo es 'quien es' por su familia, además es guapa, y a la prensa del corazón siempre le han gustado las mujeres guapas, es fina, sabe estar y le gusta Instagram. Hay muchas celebrities que no saben gestionar sus propias redes más allá de postear. Ella sí sabe manejarlo, se trabaja mucho cada post, lo cuida. No es nativa digital, pero se comporta como si lo fuera. No es una María Pombo, que ha nacido con ello, pero se ha sabido poner al día. No le supera, no está su representante detrás recordándole lo que tiene que hacer. Si ella se dedica a ser ella misma una marca, puede arrasar. Me valdría para millones de marcas. Vale para toda la parte glamurosa de fragancias, maquillaje, ropa de moda, pero también para marcas de gran consumo consolidadas. Las marcas tienen que ser aspiracionales, buscan personas con las que te sientas indentificada, que quieras ser como ella. Ella es muy aspiracional, tiene cuatro niños, muestra una vida feliz... A la gente le gusta ver cosas bonitas, como toda la vida en las revistas del corazón".

"No ha podido tener mejor maestra, su madre"

Verónica Zabala, directora de departamento de Producto y Lifestyle de Roman, hace un diagnóstico preclaro del éxito actual de Amelia Bono y del que está por venir: "Amelia Bono Rodríguez es sin duda un valor en alza. Su audiencia no deja de crecer en España -este último mes, por ejemplo, ha subido una media de 3.000 seguidores-, y además, su público, mayormente femenino de entre 34 a 45 años, es de gran calidad, según las herramientas que utilizamos en Roman para medir la influencia real que puede tener la campaña que propongamos a nuestros clientes. Es de esas celebrities que ha invertido el rol para saltar a las redes, el proceso opuesto que ha podido hacer una María Pombo o María G. de Jaime, ahora asiduas del papel cuché. Para mí no ha podido tener mejor maestra: ha bebido del buen hacer en la moda y el sector del lujo de su madre, Ana Rodríguez, y de ella heredó el amor por las tendencias y también el buen gusto. Además de la belleza".

placeholder Amelia Bono, con una camisa que ella misma ha diseñado. (Instagram @trianabyc)
Amelia Bono, con una camisa que ella misma ha diseñado. (Instagram @trianabyc)

"Es simpática e irradia optimismo y buen rollo. Las marcas de moda están apostando por ella, porque consigue que sus 'total looks' salten de IG a los medios online, creando tendencia. Es un buen perfil también para marcas de niños, como mami influencer y healthy, ya que cuida su alimentación y figura, así como sus rituales de belleza. Su popularidad se mantiene en los medios sociales, por sus ultimas decisiones personales, como ha sido emprender un camino valiente y en solitario, apostando por volar sola. Creo que trabajo no le va a faltar. La veremos dentro de poco con muchos proyectos nuevos, que ya tiene sobre la mesa".

"Tiene un aura de misterio que no ha desaparecido"

Sonia Alonso, CEO de Lycland, una agencia que en los últimos años ha tenido entre sus clientes a marcas prémium en el sector de la belleza, la gastronomía y el turismo sostiene que "Amelia Bono es una prescriptora 'comme il faut', no de ahora, que es cuando anuncia que se va a centrar más en su faceta de influencer. Lleva ya años siéndolo de facto, no solo a través de las redes sociales, sino a través de las revistas del corazón, de las que ha sido un personaje asiduo. La hija de José Bono ha sabido mantener un difícil equilibrio entre mostrar su vida privada, hasta donde ha considerado, y tener un aura de misterio que nunca ha desaparecido del todo. Estas dos características hacen de ella un personaje aspiracional, que es esencial para que una marca te quiera como embajadora".

placeholder Amelia Bono, durante sus vacaciones en sus redes sociales. (Instagram @ameliabono)
Amelia Bono, durante sus vacaciones en sus redes sociales. (Instagram @ameliabono)

Respecto a sus fortalezas, destaca que "tiene, además, una imagen fresca y divertida, pero no transgresora ni disruptiva, lo que algunas marcas no verían con agrado. Sabe manejarse dentro de unos parámetros que no ofenden a nadie ni chirrían. Potencia su imagen como mujer guapa, que se cuida, elegante, y también la de madre, sin que ninguna de estas dos facetas anule a la otra. En definitiva, logra la cuadratura del círculo, por lo que le auguramos mucho más éxito en redes sociales del que ya tiene, si invierte más esfuerzos en ello. Y, sin duda, las marcas de gama alta seguirán contando con ella. En términos de 'story-telling' tiene ventaja sobre otras influencers, ya que es un personaje público, con una familia muy popular que, además, ha dado siempre signos de llevarse bien, más allá de divorcios y separaciones. Su propia historia no está estrictamente relacionada con la cotidianidad, sino con un linaje que le precede".

Amelia Bono
El redactor recomienda