Amelia Bono comienza una nueva vida: las claves de su futuro laboral
  1. Famosos
TRAS ANUNCIAR SU DIVORCIO

Amelia Bono comienza una nueva vida: las claves de su futuro laboral

La hija de José Bono podría ampliar sus horizontes laborales tras su separación de Manuel Martos. De la televisión a la publicidad, lo que opinan los expertos

placeholder Foto: Amelia Bono posa con un look de Zara sobresaliente. (Cortesía)
Amelia Bono posa con un look de Zara sobresaliente. (Cortesía)

Amelia Bono y Manuel Martos han puesto fin a su relación tras más de 13 años de matrimonio. Una ruptura que se ha convertido en uno de los grandes temas de la semana y de la que, tras la difusión del esperado comunicado conjunto que ya avisaron que habría, no queda lugar a dudas. Ha sido una separación amistosa, llena de cariño y en la que sus hijos, “sus cuatro tesoros”, han sido y serán lo más importante.

"Nuestro amor y nuestro cariño seguirá siendo igual de importante, igual de bonito, igual de grande, pero diferente. Y seguiremos viviendo nuestra felicidad con nuestros hijos y familias de la misma manera que hasta ahora", aseguraban en un texto que los dos han compartido a través de las redes sociales, escaparate oficial de su amor.

Poco amigos de exclusivas y posados, Amelia Bono y Manuel Martos convirtieron sus perfiles en redes sociales en el medio oficial donde gritar a los cuatro vientos la buena sintonía entre ambos a través de mensajes llenos de cariño, fotos familiares y algunos vídeos grabados en su chalé de cuatro plantas que hicieron las delicias de muchos de sus seguidores durante el confinamiento. Disfrazados, en la playa, cantando o incluso en algún concierto, nada en sus perfiles podría hacernos sospechar que tan solo quedaba cordialidad y cariño entre ellos desde hace meses.

Ahora, comienza una nueva vida para ellos, como hace unos meses les ocurría a Iker Casillas y Sara Carbonero, a Bertín Osborne y Fabiola Martínez o el verano pasado a Paloma Cuevas y Enrique Ponce, algunas de las parejas más solventes de la actualidad de las revistas del cuché que tomaban caminos separados tras largos y fructíferos matrimonios. Un gran giro en la vida personal que en algunos casos ha conllevado otro proporcional en lo laboral.

placeholder Manuel Martos y Amelia Bono. (Limited Pictures)
Manuel Martos y Amelia Bono. (Limited Pictures)

Paloma Cuevas se ha convertido en diseñadora de una colección de Rosa Clará que pronto verá la luz, mientras que Ponce anunciaba hace apenas unos días que se retiraba de los ruedos; Sara Carbonero vendió la marca que levantó hace un lustro junto a su ‘comadre’ Isabel Jiménez y Casillas ha vuelto al Real Madrid, del que se fue hace años a Oporto.

Vidas nuevas que podrían servir de ejemplo para Amelia Bono y Manuel Martos. Y es que, aunque los dos tienen sus carreras profesionales bien estructuradas y alejadas del foco mediático, lo cierto es que Amelia, si quisiera, podría seguir los pasos de su ahora exmarido en televisión participando en algún talent como otras tantas celebrities. “No tendría ningún impedimento para ser todo lo famosa que quisiera, pero no creo que le haga falta”, apunta uno de los expertos consultados para arrojar luz a este respecto.

El papel como jurado del hijo de Raphael, ejecutivo de la discográfica Universal, en ‘Operación Triunfo’ le ha valido obtener unas valoraciones en el barómetro que cada año realiza la consultora Personality Media por encima de la de la madre de sus hijos. El éxito y la difusión de la temporada de la que salieron Aitana, Amaia y Ana Guerra, entre otros concursantes, fue un exitazo de audiencia y los datos de Martos así lo reflejan.

Él es más conocido que ella porque estuvo en la televisión. No hay duda analizando sus niveles de conocimiento: entre el colectivo de mujeres de 14 a 24 años le conoce un 40% y luego la edad que corresponde a la generación de sus padres, de 45-54, es un poco más alto llegando a un 42% en mujeres”, señala Santiago de Mollinedo, director general de la conocida consultora que cada año evalúa a cientos de rostros conocidos.

“Amelia, sin embargo, no tiene un dato tan bueno. Aunque igual que su marido, el dato más alto que obtiene es en mujeres, lo cierto es que está unos puntos por detrás, en torno al 30% del total de las consultadas”, explica.

Instagram, su mejor escaparate

Unos datos que se explican por dos motivos: que no ha participado en ningún formato televisivo y que su profesión no está sujeta a la exposición pública. La hija del político José Bono se dedica desde hace años a la industria joyera, gestionando tiendas de Tous en Castilla-La Mancha junto a su madre. Eso sí, ha convertido su pasión por la moda e Instagram en un negocio también rentable.

Tal y como nos indican desde Personality Media, “Amelia ha posteado este año en 169 ocasiones, logrando un total de 13.482.359 interacciones (con un promedio de 79.777 interacciones cada vez que publica). Su engagement en esta red es del 22,6%”. Unos datos nada desdeñables que han cautivado a casi 400.000 seguidores que cada día comentan y comparten sus gustos y aficiones.

“De estos posteos, 132 han sido fotos (1.193.349 de interacciones, 9.040 de promedio y 2,5% de engagement) y 37 han sido vídeos (12.289.101 interacciones, 332.135 de promedio y 94,1% de engagement)”, matizan las fuentes consultadas.

Aunque la mayor parte de su contenido es de carácter personal (sobre todo fotos con sus niños o de sus planes con amigas y familia), lo cierto es que en el 15% de sus 169 posteos, Amelia menciona una marca. Sus datos publicitarios abren la puerta a una profesionalización como influencer que quizá no debería descartar: 26 posteos, 1.587.894 interacciones, 61.073 de promedio y un engagement del 17,31%.

Desde que comenzó 2021, “las marcas con las que ha hecho publicidad en su Instagram durante este año son: Rochas, Celine, Triana By C, Goah Clinic, Nivea, Suavinex, Lamer, Oliver Shopping, Sesderma, Und Gretel, Endocare, Botanical Origin, Bonaid, Novakid, Cantabria Labs, Vidorreta, Cortefiel, Chloe, Wella Pro, Asozumos y OM The Brand”.

Firmas de todo tipo, muchas ellas de alto nivel, que la posicionan como candidata a arrasar en esta red social como ya lo hacen otras mujeres como Vicky Martín Berrocal (1 millón de seguidores), Tamara Falcó (1,1 millones) o Nuria Roca (854.000). Estas tres mujeres, cuyas carreras corren por otros derroteros ajenos a Instagram, han encontrado en esta red social, el escaparate para monetizar su influencia con contratos de lo más solventes con marcas de moda, belleza y ocio.

Un nuevo horizonte laboral que Amelia podría explotar si quisiera aunque, como dicen desde Personality, “no le haga falta”.

Amelia Bono Manuel Martos Tous Instagram
El redactor recomienda