Logo El Confidencial
NOTICIAS

La Duquesa, molesta por las declaraciones de su hijo

A Cayetana le importa poco lo que digan de ella cuando se trata de comentarios más o menos frívolos. Depende del día, hace un corte de mangas

A Cayetana le importa poco lo que digan de ella cuando se trata de comentarios más o menos frívolos. Depende del día, hace un corte de mangas público o agradece a los reporteros que le digan guapa. El espectro es amplio y variable y sólo es implacable cuando considera que se ha atentado contra sus derechos fundamentales y su honor. Entonces no se anda con chiquitas y utiliza la ley como arma de destrucción masiva. Tiene varios juicios pendientes y  otros a punto de sentencia, igual que su novio Alfonso Díez, que no quiere problemas pero tampoco está dispuesto a que elementos perturbadores aparezcan en las teles hablando de supuestos amores pasados.

El otro día el funcionario acudió a la embajada italiana sin su enamorada,  que permanece instalada en su palacio sevillano. Cayetana pasa cada vez más tiempo en Dueñas y a Madrid suele viajar un par de días y enseguida se vuelve a sus predios. Alfonso es hombre discreto, poco dado a airear su vida amorosa y prefiere hablar del campo, de las flores y de la exposición de Antonio López en el Thyssen que meterse en vericuetos familiares. 

De boda la única que hace comentarios es Cayetana, que ya anunció en su última entrevista que estaba muy enamorada y que el fin de todo amor es el matrimonio. Como dice el dicho: “Blanco y en botella"… Por lo tanto la gran duquesa tiene claro el “sí, quiero”.  Al menos así era hasta que el hijo jinete, en la presentación del documental sobre su vida decidió hacer pública la consigna de “mamá no te puedes casar” y además “no lo puedes hacer porque eres la Duquesa de Alba” y además “tienes un legado histórico” y además “es un señor (Alfonso) que conozco de tres veces”… Quizás le faltó decir la frase más sincera que habría sido algo así como:  “No te puedes casar porque esta historia de amor solo te la crees tú”.
El caso es que al enterarse Alfonso Díez de estas manifestaciones se quedó más perplejo que los hijos de Carolina de Mónaco en una cadena de montaje industrial. Y lo mismo le ocurrió a la titular de la Casa Alba, que anda mosqueadísima con el menor de sus vástagos por estas declaraciones fuera de lugar y que según parece la aristócrata considera que no vienen a cuento.
Quizás las aguas vuelvan a su cauce con el periplo vacacional. La pareja tiene previsto viajar a San Sebastián, con excursiones a Comillas y a las ferias taurinas donde toreen los hermanos Rivera Ordoñez. Después Ibiza y por último el viaje de todos los años al extranjero. Si no cambia la hoja de ruta podrían hacer un recorrido por los países nórdicos... y después el bodón.
Noticias relaciondas
 
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios