Logo El Confidencial
EVITA QUE UNA IMÁGENES SUYAS VEAN LA LUZ

El PP rescata a Luján Argüelles de las garras de la prensa del corazón

Un enfrentamiento entre la presentadora y su exsuegro acaba con la intervención de la policía. Los cámaras lo vieron, pero esas fotos no saldrán a la luz

Foto: Luján Argüelles, durante el programa de Cuatro Money Time (I.C.)
Luján Argüelles, durante el programa de Cuatro Money Time (I.C.)

Madrid, calle Princesa, once de la mañana. El padre de Benjamín de la Fuente, exmarido de Luján Argüelles, se encuentra con la que fue su nuera a la salida de los juzgados. Según ha mantenido Benjamín desde que lo que parecía iba a ser una ruptura amistosa se convirtiese en escándalo, Luján le debe a su padre 30.000 euros en concepto de un préstamo que ella pidió en julio de 2012 y del que el padre de Benjamín era el principal avalista. Este fue el motivo para que la presentadora fuese increpada por su exsuegro.

La tensión a las puertas de los tribunales fue tal que la policía tuvo que mediar entre ellos. En palabras del propio exjugador de baloncesto, que ha hablado con este portal: “Mi padre me acompañó y coincidimos con ella en la puerta. No se pudo contener y se dirigió a ella en tono elevado reclamándole su dinero. No hubo insultos ni agresiones. El novio de Luján se puso en medio para separarlos y ella agachó la cabeza y no dijo nada. La policía, que se encontraba patrullando por allí, los separó finalmente”. Por su parte, Luján, que ha respondido a la llamada de Vanitatis, ha preferido no hacer declaraciones al respecto.

Otras fuentes consultadas por este medio insinúan que la escena resultó poco espontánea y que la coincidencia en plena calle no fue tal, sino que estuvo provocada por el propio Benjamín. Varios fotógrafos fueron capaces de inmortalizar la tensa secuencia en unas imágenes que retratan a Carlos Sánchez Arenas, actual pareja de Luján, interponiéndose entre su novia y el padre de De la Fuente mientras la presentadora intentaba huir del lugar evitando el cara a cara con su exsuegro. Unas fotografías que tendrán que guardarse en un cajón.

Representantes del actual Gobierno han llamado a los fotógrafos para evitar que vendiesen las instantáneas Según ha podido confirmar Vanitatisrepresentantes del actual Gobierno han llamado a los fotógrafos para evitar que vendiesen las instantáneas a las revistas del corazón. Fuentes que han participado en el proceso de negoción confirman que alguna portada estaba interesada en la publicación de las mismas, sin embargo, tras estas llamadas, se han echado atrás.

Amistades en el Gobierno

Al parecer, la relación entre la musa de los realities en Cuatro y algunos de los líderes del PP es muy estrecha desde hace varios años. Las amistades políticas de Luján comenzarían a gestarse cuando trabajaba en Onda Cero y entrevistaba a numerosos cargos gubernamentales. De entonces conserva grandes amigos que en su día la acompañaron en su boda con Benjamín de la Fuente y hoy intentan que no sea carne de la prensa del corazón.

La presentadora, junto a su exmarido Benjamín de la Fuente
La presentadora, junto a su exmarido Benjamín de la Fuente
La polémica en torno a la separación comenzó desde el primer momento en que ésta se hizo pública a través del propio Benjamín. Ella ha preferido mantenerse en silencio y evitar entrar en un cruce de acusaciones retransmitido por los medios mientras espera que sea la justicia quien medie en el conflicto, pero él siempre ha querido dejar claro que sólo reclama el dinero de su padre y mientras no le sea devuelto aireará los trapos sucios de la presentadora por las redes sociales. Estos días el exbaloncestista decía en su perfil de Twitter“La verdad de Luján Argüelles empieza justo cuando acaba su propia mentira”, y añadía: “Prometiste solucionar lo de mi padre y no cumpliste tu palabra. ¿Motivos? ¿Quizá lo utilizas como herramienta de negociación?” 

Está claro que la guerra no ha terminado. Esta semana se dirimía en los juzgados de Madrid la demanda que interpuso Benjamín a la celestina más famosa de la televisión por despido improcedente. Él pertenecía a la empresa Lubenpi S.L. donde Argüelles figura como administradora única y por ello le reclama ante el juez varias mensualidades no pagadas. La sentencia que resuelva este conflicto se espera que salga en dos o tres semanas. Sin embargo, por entonces sólo habrá concluido una de las batallas. Aún quedan pendientes los términos de la separación, cuyas cuestiones más importantes son la casa que compartieron en Ibiza y la custodia de los perros. Como diría la propia Luján: “Colorín colorado, este cuento no ha acabado”

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios