Logo El Confidencial
SE CASARON EN 2005 EN MADRID

Jesús Vázquez a su marido, Roberto Cortés: "Gracias por estos 13 años de amor"

Son una de las parejas más estables y discretas, sin embargo, en esta ocasión, Jesús ha querido utilizar las redes sociales para felicitar a su marido

Foto: Jesús Vázquez y Roberto Cortés en una fotografía de archivo (Gtres)
Jesús Vázquez y Roberto Cortés en una fotografía de archivo (Gtres)

Son una de las parejas más estables y discretas del mundo de la televisión, sin embargo, en esta ocasión, Jesús Vázquez ha querido utilizar las redes sociales para felicitar a su marido, Roberto Cortés, a la vista de todos. Este domingo, el presentador ha publicado en sus perfiles de Twitter y Facebook un vídeo de apenas un minuto de duración en el que resume sus trece años de amor.

“Creo en ti y en este amor que me ha vuelto indestructible que detuvo mi caída libre. Creo en ti y mi dolor se quedó kilómetros atrás. Y mis fantasmas hoy por fin están en paz”. Con esta frase de una canción del grupo mejicano Reik, Jesús Vázquez ha aprovechado su aniversario para, a través de varias fotografías, agradecer a su marido la felicidad vivida estos años. En las imágenes elegidas el protagonista es Roberto Cortés a quien el presentador besa en todas las instantáneas que aparecen en el vídeo. El Día del Orgullo Gay, una playa paradisíaca o una jornada en alta mar son algunos de los escenarios en los que la pareja ha sellado su amor y que Vázquez ha escogido para la ocasión.

El día de su boda en 2005 (Efe)
El día de su boda en 2005 (Efe)
A pesar de que Jesús Vázquez y Roberto Cortés llevan juntos 13 años, no fue hasta noviembre de 2005 cuando la pareja contrajo matrimonio en una ceremonia oficiada por Trinidad Jiménez. Al enlace no acudieron ningún amigo ni familiar, salvo el concejal socialista Pedro Zerolo, ya que en 2004 el presentador y su pareja se convirtieron en pareja de hecho, momento que sí celebraron con toda su familia. 

Además de marido, su gestor y representante

Rostro indiscutible de Telecinco, su triunfo en la pequeña pantalla le ha llevado a necesitar un gestor que controle no sólo los beneficios que ha generado durante años, sino su ingente sueldo que, según se especula, ronda los 5 millones de euros anuales, sin contar con los ingresos que genera por sus compromisos publicitarios, unas desorbitantes cifras que son controladas, céntimo a céntimo, por su marido.

Como si se tratara de su sombra, Roberto Cortés pasa las 24 horas del día al lado de Jesús Vázquez. Además de su pareja, es también su gestor y su representante desde que en 2008 el presentador rompiera su vínculo laboral de ocho años con Francesc Parellada, uno de los representantes más conocidos del panorama nacional y que tiene en su cartera de clientes nombres como el de Jordi González, Agustín Bravo, Massiel o Laura Velenzuela.

Ingeniero industrial desde hace varios años, Roberto Cortés ha dejado, en parte, su vocación por entregarse en cuerpo y alma a Jesús Vázquez. “La ingeniería es una industria de producción ‘pesada’ que no he dejado. He intentado aplicar mis conocimientos a la producción de otra industria, la de la televisión, la comunicación y la publicidad”, aseguró  Roberto Cortés en conversación con Vanitatis el pasado mes de diciembre. A pesar de que siempre se ha mostrado reticente a hablar de su trabajo como gestor y representante, Cortés señaló sin decirlo abiertamente que él apenas tiene parte en el éxito de su marido. “Jesús es el verdadero artífice de su éxito. Él es quien verdaderamente importa en este mundo”, apuntilla.

El matromonio con su María Zurita y la infanta Margarita (Gtres)
El matromonio con su María Zurita y la infanta Margarita (Gtres)

El papel de Roberto en las cuentas del presentador es clave. Aunque ya no tiene negocios, sí le aconseja dónde invertir su dinero dejando atrás esos años en los que Vázquez no fue capaz de gestionar parte de su caché. El presentador intentó en dos ocasiones adentrarse en el mundo de los negocios sin éxito. En el año 2000 abrió Lombok, un restaurante de comida fusión decorado con muebles de Philippe Starck, el mismo diseñador que eligió Steve Jobs para construir su yate, situado en pleno barrio de Chueca, frente a La Bardemcilla, propiedad de la familia Bardem.

Cuatro años después, Jesús Vázquez abrió otro restaurante, Komodo, que ofrecía una falsa cocina indonesia que no fue muy bien acogida por los críticos gastronómicos. Finalmente, el presentador cerró ambos locales al carecer de los conocimientos y de los profesionales adecuados para llevar a buen puerto sus negocios, como él mismo reconoció después. Durante todo ese tiempo, Jesús Vázquez no se percató de algo fácil de adivinar: él era su mejor empresa. Y Roberto Cortés su mejor opción. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios