Carbonero muestra sus "imperfecciones" para defender a Tania Llasera
  1. Noticias
ANTE LAS CRÍTICAS POR SU AUMENTO DE PESO

Carbonero muestra sus "imperfecciones" para defender a Tania Llasera

La periodista ha publicado dos imágenes en las que muestra sus cicatrices y una mancha de pigmentación para demostrar que nadie es perfecto, ni siquiera ella

Foto: La periodista Sara Carbonero en una imagen de archivo (Gtres)
La periodista Sara Carbonero en una imagen de archivo (Gtres)

Poco dada a entrar en este tipo de polémicas, Sara Carbonero ha querido romper una lanza a favor su compañera de cadena, Tania Llasera, que desde hace varios días es diana de comentarios desafortunados que centran su interés en su aumento de peso. La periodista deportiva no suele utilizar las redes sociales ni su blog personal para defenderse de todo aquello que se comenta sobre ella o su familia, pero sí que ha querido sacar la cara por la presentadora, que después de dejar de fumar ha ganado algo de peso, de una forma muy peculiar: mostrando sus propias “imperfecciones”.

Lo curioso no es qué ha dicho Sara Carbonero para echar por tierra esas críticas que Tania Llasera ha recibido por su nueva figura, sino cómo lo ha expresado. La presentadora de deportes de Informativos Telecinco ha dejado evidente constancia de que nadie es perfecto, ni tan siquiera ella misma a pesar de ser una de las féminas más deseadas de nuestro país, a través de dos imágenes publicadas en su blog personal de la revista Elle, Cuando nadie me ve.

En estas instantáneas, la chica de Iker Casillas muestra la cicatriz que tiene en el brazo izquierdo, así como la mancha de pigmentación más clara que luce en la misma extremidad. Dos marcas que hacen de la periodista única y especial, tal y como defiende que es Tania Llasera: “Creo que la gente que hace sangre con este tipo de cosas no es consciente de los límites. Siempre he defendido las críticas constructivas en cualquier ámbito, pero no puedo comprender aquellas que se refieren al aspecto físico de las personas”, escribe en su blog, para después parafrasear a Francisco de Asís: “Él llamaba benditas imperfecciones a los defectos que todos tenemos. Benditas porque nos ayudan a crecer, a ser tolerantes, a aprender, a reírnos de nosotros mismos y, algunas, hasta son las causantes de que logremos ciertas cosas importantes en la vida”, sentencia.

Sara Carbonero
El redactor recomienda