Logo El Confidencial
MUERTE DE CAYETANA FITZ-JAMES STUART

Ausencias sonadas en el funeral de la duquesa de Alba en Sevilla

Faltaba su hijo Cayetano, recientemente dado de alta tras ser operado de urgencia. Tampoco estuvieron los grandes amigos de la duquesa. ¿Por qué han faltado?

A diferencia del funeral que se celebrará en Madrid el próximo día 15 de diciembre, en la basílica de San Francisco el Grande, que será multitudinario y que contará con la presencia de algunos miembros de la Familia Real, la misa por el alma de la duquesa de Alba que tuvo lugar este lunes en la iglesia del Cristo de Los Gitanos (Sevilla) fue íntima y restringida. Así lo querían los hijos. Y así se hizo.

A las ocho de la tarde llegaban los vástagos de la duquesa al mismo templo donde reposan las cenizas de la aristócrata. Eugenia, Jacobo, Carlos, Alfonso, Fernando (los hijos), Alfonso Díez (el viudo), y Fernando (el nieto mayor). Todos juntos hacían entrada en la iglesia. Faltaba Cayetano, recientemente dado de alta tras ser operado de urgencia.

Carlos Fitz-James, Eugenia Martínez de Irujo y Alfonso Díez (Gtres)
Carlos Fitz-James, Eugenia Martínez de Irujo y Alfonso Díez (Gtres)

Diez días después de esa primera liturgia fúnebre, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, oficiaba este lunes la misa en recuerdo de la que ha sido la gran benefactora de la Hermandad de los Gitanos. El Hermano Mayor, Pepe Moreno, confirmaba a Vanitatis que ellos eran los “anfitriones”, pero en lo que se refería a la organización del templo y cambio de ubicación para la celebración religiosa, “nosotros no intervenimos en cómo debe colocarse a la gente y mucho menos a la hora de convocar a amigos y conocidos. Es un tema exclusivo de los hijos de la duquesa”.

Alfonso Martínez de Irujo, a su salida de la iglesia (EFE)
Alfonso Martínez de Irujo, a su salida de la iglesia (EFE)

Y efectivamente así ha sido. Alfonso Díez, el viudo, tampoco ha tenido arte ni parte en la organización de la misa sevillana, que ha generado cierto malestar en el entorno de Cayetana. “Alfonso está muy triste y además tampoco le han dado mucha cancha. Es un hombre muy cauto y no ha querido crear problemas de ningún tipo. Sabe perfectamente que los hijos no han dado su sitio en el funeral a amigos íntimos de Cayetana que siempre han estado con ella”, asegura una fuente cercana al duque.

Entre estas sonadas ausencias (no convocadas por los hijos) destacan la de las exnueras de la duquesa de Alba, Curro Romero, Carmen Tello, Marta Talegón y otros amigos que durante años han formado parte de ese núcleo casi familiar que ha apoyado, querido y arropado a la aristócrata en momentos complicados de su vida. “Los hijos los respetan, pero ya se ha abierto otro capítulo en la Casa de Alba”, dicen. Quienes sí quisieron acudir a la misa fueron el periodista Antonio Burgos, las hermanas Carmen e Isabel Cobo y un reducisímo grupo de amigos muy cercanos a Cayetana.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios