Logo El Confidencial
premios planeta 2015

La noche en la que Pedro Sánchez le hizo sombra a la omnipresente Pedroche

No se daba abasto. El desfile de famosos y políticos por la alfombra de los Premios Planeta era incesante. El secretario general del PSOE se paró a hablar con 'Vanitatis'

Foto: José Manuel Lara García (en el centro) durante los Premios Planeta (Gtres)
José Manuel Lara García (en el centro) durante los Premios Planeta (Gtres)

 La edición de los Premios Planeta 2015 pasará a la historia. No solo porque la ganadora, Alicia Giménez Bartlett, subiese a recoger el galardón mejor dotado de la literatura en español (601.000 euros) por su novela 'Hombres desnudos' vistiendo una blusa en la que, perfecta y nítidamente bordado, se leía “Merde”. “Es un acto de reivindicación un poco infantil, aunque hay que tenerlos bien puestos para venir vestida así”, explicó ya con el galardón en la mano.

La de anoche fue una gala histórica por la ausencia del inmenso editor José Manuel Lara Bosch y porque la editorial Planeta, una de las más influyentes y poderosas empresas de Cataluña, se ha manifestado del otro lado de un proceso independentista que ya ha rebasado la meta volante de las elecciones plebiscitarias. También fue la noche en que Coronado venía de romper con una duquesa, Mario Casas habló por vez primera de su novia y Pedro Sánchez respondió a preguntas de 'Vanitatis'.

No se daba abasto. Cuando te disponías a preguntarle a Cristina Pedroche por qué irá a su boda en vaqueros –la presentadora, rostro inconfundible de Atresmedia, figuraba en algunas locas y crédulas quinielas como candidata al premio–, por detrás desfilaban, entre otros, José Coronado, Mario Casas, Teresa Viejo, Quim Gutiérrez, Andrés Calamaro, Judit Mascó, Marta Robles, Pilar Eyre, Máxim Huerta, Manel Fuentes, Carmen Posadas, Fernando Schwartz, Matías Prats, Anna Simón, Mónica Carrillo, Albert Rivera (posando, al fin, con novia), los hermanos Lara, el presidente del Barça, el abogado de la infanta Cristina, la ministra Ana Pastor, el líder socialista Pedro Sánchez y el cineasta Daniel Sánchez Arévalo, finalista del premio.

Ayer, 15 de octubre, el presidente de la Generalitat venía de declarar como imputado por la consulta del 9N y de rendir homenaje a su antecesor Lluís Companys en el lugar donde fue fusilado en 1940. Por eso, en la mesa de honor había una enorme expectación por ver cómo se tratarían Pedro Sánchez y Artur Mas, que tenían asignados asientos gemelos. “Entiendo que hoy ha sido un día difícil. Quizá si usted y yo hablásemos para buscar una salida, los españoles entenderían que…”, tal vez preguntaría el socialista al president. Pero la ministra Pastor, de lo más inteligente del gabinete de Rajoy, no quitaba ojo a la situación y ni cien fotógrafos la hubiesen distraído. ¿Por qué Moncloa envió a la titular de Fomento y no al ministro de Cultura? Doctores tiene la Iglesia, así que nosotros, vamos a lo nuestro. El secretario general del PSOE tuvo a bien atendernos unos instantes, para pasmo de los medios que suele enfrentar en la carrera de San Jerónimo, sede del Congreso. Tan afable y suelto lo vimos, que el tuteo era obligado.

Pedro Sánchez junto a Artur Mas en los Premios Planeta
Pedro Sánchez junto a Artur Mas en los Premios Planeta

Pregunta: ¿En calidad de qué estás hoy aquí, de líder socialista o de garante de que Planeta prefiera quedarse en España ante una hipotética Cataluña independiente?

Respuesta: En calidad de líder socialista, de candidato a la presidencia del Gobierno, que tenemos unas elecciones el 20 diciembre, y también para arreglar las cosas en Cataluña.

P: Sin embargo, no vemos aquí a líderes de CDC, ERC o las CUP.

R: Porque van juntos.

P: ¿Crees que no han sido invitados?

R: Yo de esas cosas no me encargo; bastante tengo con lo mío como para dedicarme a lo otro (sonríe).

P: ¿Cuál es el último libro que has leído?

R: Estoy leyendo uno de Zepeda Patterson, 'Los corruptores', una novela de política negra, mexicana, que está interesante.

P: ¿Estás en un momento de leer libros sesudos o novela de evasión?

R: De todo, aunque ahora estoy más con la evasión, porque ya tengo bastante como para hacer más en casa.

P: Entre tus autores preferidos están…

R: En política, Manuel Azaña. Me lo he leído todo: su biografía, sus discursos, diarios… Para mí es una referencia. Y de autores españoles, Javier Cercas es el que más me gusta.

P: Permite que te pregunte por más autores. Tanto Pablo Iglesias como Albert Rivera han publicado un libro. ¿Cuál leerías antes?

R: Primero, lo que debo hacer es escribir el mío. Publiqué mi tesis, que tuvo escaso éxito de ventas, y ahora tengo alguna oferta para escribir ya como responsable político. Pero honestamente, en un año en que hemos tenido cuatro procesos electorales, no sé de dónde se saca el tiempo para escribir. Lo haré cuando me retire, que espero que sea tarde.

P: En una reciente entrevista con Risto Mejide, Pablo Iglesias se mostró partidario de trasladar la erótica a la política. ¿Lo compartes?

R: ¿Lo del sexo y el látigo? Yo soy más de igual a igual.

P: ¿O más romántico?

R: De igual a igual (risas).

Màxim Huerta
Màxim Huerta

Màxim Huerta, excopresentador de ‘El programa de AR’ y autor de Planeta (el martes 20 presentará su quinta novela, 'No me dejes', esta vez sobre la emigración española a Francia) venía de triunfar la noche anterior en ‘El hormiguero’, programa emblema de Antena 3, y la pregunta era obligada. ¿Aceptará un programa si se lo ofrecen? “¿Si sale algo que me guste? Es como el amor, si de pronto aparece alguien que te enamora…”. Adora a Ana María Matutes y así, cuando le preguntamos prosaicamente si está en el mercado, se azora y ríe. Con sonrisa permanente de niña enamorada está todo el rato Cristina Pedroche, que insiste en que no quiere boda por todo lo alto y con diseñador al uso (“Hoy sí vengo de etiqueta porque estoy trabajando”, aclara). “Tenéis muchas ganas la prensa de que me case, y yo más, pero es que la burocracia para abrir un expediente de matrimonio es… ¡Dios mío!”, se lamenta Pedroche sin expresar lo que todos pensamos: el divorcio de David Muñoz, su triestrellado novio, no está siendo un visto y no visto, precisamente.

“No toca, no toca”, se escabullía Miquel Roca, abogado de la infanta Cristina, emulando a su antiguo camarada Jordi Pujol. No hubo forma de preguntarle ni qué libro tiene sobre la mesilla. Aunque no hay mejor maestro en evitar preguntas incómodas que José Coronado: cuando al más abrazable ex de Eugenia Martínez de Irujo se le pregunta por la duquesa que no pudo ser, contesta sobre su personaje en 'El hombre de las mil caras'. Coronado rueda en Barcelona 'El invitado invisible', película que avanza bajo inéditas medidas de secretismo. Incluso el título es provisional, según nos avanza el protagonista, Mario Casas, sin escatimar en halagos a Coronado. La semana que viene conoceremos el título definitivo. El actor, a punto de entrar en la vorágine de promoción de 'Mi gran noche' y 'Palmeras en la nieve', conoció a su pareja trabajando en esta última. No habrá escapatoria y deberá posar con ella. Por primera vez, Casas hace una excepción para confesarse enamorado y admirado del talento de su chica, Berta Vázquez. “Tu pareja no tiene por qué pertenecer a este mundo; si funciona es porque tiene que funcionar y no hay más secreto. ¿Si estoy feliz? Sí, claro. Cuando estemos con la promoción de 'Palmeras en la nieve' estaré muy orgulloso de poder estar a su lado. No solo porque es una mujer bellísima, sino porque lo más importante es el trabajo que hace en esta película. Va a ser una revelación”.  

Descarga la APP de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.  

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios