Logo El Confidencial
pistas, fotografías y rumores

La última hora de la boda de Ana Boyer y Verdasco en el Caribe

Las fotografías de Instagram de algunos de los invitados han levantado las sospechas. ¿Por qué han llegado tan pronto al lugar de la ceremonia?

Foto: Fernando Verdasco y Ana Boyer en un fotomontaje de Vanitatis.
Fernando Verdasco y Ana Boyer en un fotomontaje de Vanitatis.

¿Se han casado ya Ana Boyer y Verdasco? Esta es la pregunta del millón. Podrían haberlo hecho el domingo día 3. Oficialmente, la pareja celebraba su matrimonio mediático con reportaje exclusivo para la revista '¡Hola!' el próximo viernes. Sin embargo, algunas imágenes de los invitados en las redes sociales han levantado sospechas, ¿por qué están ya en el lugar del enlace? Este 8 de diciembre es la fecha clave, tal y como lo habían comentado los protagonistas a conocidos y amigos menos íntimos. Este nutrido grupo no estaba entre los invitados a Mustique, el lugar elegido por los novios para su enlace y uno de los parajes exóticos que posee grandes recuerdos para Ana.

Fue allí donde la joven pasó las últimas Navidades con su padre, Miguel Boyer, antes de que este sufriese el ictus. A partir de ese momento, la vida ya no volvió a ser la misma ni para ella ni para el exministro de Economía del Gobierno de Felipe González. Aparte de la cuestión sentimental y afectiva para la pequeña de la tribu Preysler, la lejanía también fue un punto importante a la hora de elegir destino nupcial. Por un lado, de este modo cerraban una lista de invitados mucho más reducida. Por otro, también evitaban a los paparazzi.

Aunque se dijo que Verdasco corría con los gastos de estancia de todos los asistentes, no es así. Y no porque no pueda hacerlo, ya que el tenista de 34 años está considerado, según la revista 'People With Money', uno de los diez tenistas mejor pagados de este año. Sus ganancias están estimadas en 75 millones de dólares y posee un patrimonio valorado en más de 200 millones. Así figura en la lista que el medio norteamericano realiza todos los años.

Verdasco y Ana Boyer en una imagen de archivo. (Gtres)
Verdasco y Ana Boyer en una imagen de archivo. (Gtres)

Verdasco se responsabiliza de su gran familia (padres, hermanos, cuñado, tíos, sobrinos..) que son como una piña y también de algunos íntimos con menos capacidad económica. También ha negociado el precio de los hoteles, que incluyen actividades para el resto de los asistentes que llegaron a Mustique la semana pasada.

Esas han sido las imágenes que han colgado muchos de ellos en Instagram y de este modo ha saltado la liebre del supuesto adelanto de la boda. Isabel Preysler, Tamara y los hijos de Beatriz (hermana de Isabel fallecida en 2012) habrían viajado hasta allí a finales del mes pasado. De hecho, Tamara acudió el 21 a la fiesta organizada por 'Vanity Fair' y no se la ha vuelto a ver pese a que estaba invitada a varias de las convocatorias más exclusivas de esa semana y la siguiente.

Una boda 'obligatoria'

Volviendo a la pregunta inicial de cuándo y cómo habría sido la boda tendríamos que remontarnos a junio del año pasado y también octubre, cuando Vanitatis adelantó la intención que tenía la pareja de comprometerse legalmente. Una de las pistas que se barajaron en aquel momento fueron los comentarios que la propia Ana había hecho a sus amigas anunciando ese compromiso. En aquel momento, incluso hablaron de la música y la puesta en escena que tendría. Públicamente, la pequeña Boyer negó que planeara boda pese a que meses después se intuyera ese deseo al lucir una sortija de brillantes como símbolo de pedida. Ana lo volvió a negar asegurando que no entraba en sus planes casarse a largo plazo. Ocho meses después, la pareja anunciaba el enlace en la revista '¡Hola!'.

¿A qué se debe el cambio de “no hay boda” a “nos casamos”? La primera decisión tendría que ver con preservar la exclusiva. La otra, con una cuestión de tipo legal. Habría que buscarla en el lugar de residencia oficial de Verdasco en Doha (Qatar). Como a otros grandes deportistas, el Gobierno regala al tenista impresionantes villas y apartamentos a cambio de la promoción. Pero el problema es que hay que cumplir las leyes que rigen ese país en el que no está permitida la convivencia marital sin papeles oficiales que demuestren que la pareja está casada legalmente.

Y no se trata, únicamente, de un procedimiento obligatorio en Qatar, sino que su incumplimiento es también un delito. De ahí que el enlace civil de Ana y Verdasco se hubiera cumplimentado en un juzgado o en la embajada hace ya tiempo. Y la celebración en Mustique (también adelantada a este fin de semana) haya sido una fiesta familiar con todos los ingredientes de una gran boda para el reportaje exclusivo.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios