Logo El Confidencial
sorprendentes revelaciones

Ronan Farrow, el 'príncipe de Hollywood' que destapó a Harvey Weinstein, ha hablado

Nada volverá a ser igual después de que él alzase la voz contra el abuso sexual. Su reportaje provoca un 'efecto dominó' en la meca del cine

Foto: Ronan Farrow en una imagen de archivo. (Gtres)
Ronan Farrow en una imagen de archivo. (Gtres)

Ha bastado un titular para coronarle como príncipe. Estos días, el 'Hollywood Reporter' ha entrevistado a Ronan Farrow, periodista, hijo de Mia Farrow y Woody Allen, con motivo del reportaje que le llevó a destapar los abusos cometidos por Harvey Weinstein. La investigación del joven, que acaba de cumplir los 30 años, ha supuesto un acicate para una meca del cine que lo ha recibido como un rompedor del sistema.

Nada volverá a ser igual después de que él alzase la voz contra el abuso sexual. No hay más que ver el efecto dominó que ha causado en la industria desde ese reportaje publicado por 'The New Yorker' el pasado mes de octubre. “Mi origen familiar me hizo comprender el abuso desde muy temprana edad”, afirma en la entrevista. Y no le falta razón. Con apenas siete años, acusó a su padre, uno de los mejores cineastas de la historia, de abusar de su madre, lo cual tuvo un peso enorme en la ruptura de la relación entre Woody Allen y Mia Farrow.

Su madre, otra de las voces que aparecen tangencialmente en el reportaje, nunca pensó que el destape de Weinstein fuese “tan personal” para su hijo. “Era un gran reportero con una gran tarea que llevar a cabo”, afirma la actriz. Nacido el 19 de diciembre de 1987, se llamó Saitchel Ronan O' Sullivan por el jugador de béisbol Satchel Paihe y por su abuela, Maureen O'Sullivan, inolvidable Jane de 'Tarzán'. A sus escasos cinco años, su madre descubrió las fotos de Soon-Yi desnuda entre las imágenes de su marido. Ronan se puso del lado de Mia desde el principio. “No puedo tener una relación con mi padre y ser moralmente consistente... Viví con todos estos chicos adoptados, así que ellos son mi familia. Decir que Soon-Yi no era mi hermana es un insulto a todos los chicos adoptados”, dijo hace años.

Portada de 'The Hollywood Reporter'.
Portada de 'The Hollywood Reporter'.

Pese a desarrollar una especie de 'trauma' sobre las personas que han sufrido algún tipo de abuso por parte de los poderosos, eso no ha impedido que Farrow tenga una carrera brillante. Siendo muy joven, formó parte del Departamento de Estado estadounidense y trabajó bajo las órdenes de Hillary Clinton como asesor especial en cuestiones de la Juventud Mundial. Con semejante currículum, unido a su labor como periodista, no es de extrañar que la revista 'Forbes' lo nombrase una de las personas más influyentes del mundo por debajo de los 30. Con respecto a su vida personal, la prensa llegó a relacionarle, de forma rocambolesca, con Selena Gomez.

Ronan junto a su madre, la actriz Mia Farrow. (Gtres)
Ronan junto a su madre, la actriz Mia Farrow. (Gtres)

Más allá de escarceos amorosos, en lo que se ha puesto el acento estos días es en la revolución que ha impulsado desde que publicó el reportaje de Harvey Weinstein. Pasaron meses desde el primer indicio hasta que Ronan decidió que aquellos abusos no podían quedarse en un cajón. “Me pusieron en una posición en la que sentí que no habría sido ético que no respondiese. Y la intensidad de la reacción violenta me dio una idea de lo que muchos que han sufrido abuso tenían que enfrentar”, afirma. En el artículo también enfrenta la forma en la que cambiará la industria a partir de ahora, siendo él uno de sus grandes renovadores. “Diré que en todas las industrias hay todavía hombres poderosos que enfrentan acusaciones creíbles de cosas tremendas que continúan haciendo para evadir la responsabilidad. Por más empoderamiento que tenga este momento, todavía hay un largo camino por recorrer”, concluye.

Ronan Farrow en una imagen de archivo.(Gtres)
Ronan Farrow en una imagen de archivo.(Gtres)

La historia de cómo llegó el reportaje a los medios de comunicación es apasionante, ya que no estuvo exenta de dificultades. El propio Harvey Weinstein descubrió que se estaba gestando una historia escandalosa sobre él y trató de frenarlo con amenazas, alegando que el historial infantil de Ronan lo calificaba como poco “objetivo” en sus afirmaciones. Mientras hacía su trabajo, el hijo de Woody Allen llegó a ver a hombres que lo seguían, pero ni siquiera esos momentos, propios de cualquier thriller, evitaron que siguiese haciendo su trabajo, aunque NBC, el medio para el que inicialmente estaba investigando, tuvo sus dudas acerca de publicar algo tan fuerte. Esa fue la razón de que el reportaje acabase en las páginas del 'New Yorker'.

Después vino ese cataclismo en la meca del cine del que, claramente, se puede hacer responsable a Ronan. Su nombre, de hecho, ya suena como sinónimo de personaje incómodo para los poderosos. Ya decía Edmund Burke que para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada. El hijo de Woody Allen y Mia Farrow decidió no ser ese hombre.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios