Logo El Confidencial
RELACIÓN sorpresa

La desconocida amistad entre el heredero de Villapadierna y Froilán de Marichalar

El sobrino del rey Felipe VI va frecuentemente a Marbella para cuidar de su amigo, que acaba de perder a su madre, Alicia Villapadierna. Estuvo en el funeral, pero 'escondido'

Foto: Ricardo Arranz, conde de Villapadierna, junto a su hijo Ricardo (derecha).
Ricardo Arranz, conde de Villapadierna, junto a su hijo Ricardo (derecha).

Felipe Marichalar, conocido urbi et orbi como Froilán, es un asiduo visitante de Marbella, donde ha trabado amistades tan profundas como la que le une al empresario Ricardo Arranz y sus hermanos Alejandro y Nico. Según ha podido saber este medio de fuentes cercanas al entorno del sobrino del Rey, “Felipe les está prestando un gran apoyo tras la muerte de su madre, la condesa Alicia Villapadierna, hace un mes”. Prueba de su amistad es que Pipe (como le llaman en su entorno) no faltó el día del funeral de la madre de sus amigos. Froilán estuvo con ellos en Marbella para darles consuelo, aunque se protegió de la prensa. No quiso aparecer en la iglesia de la Encarnación para evitar ser fotografiado, aunque estuvo en todo momento con los jóvenes en los momentos más familiares.

Ricardo Arranz padre y Ricardo Arranz hijo, en el funeral de Alicia Villapadierna. (Gtres)
Ricardo Arranz padre y Ricardo Arranz hijo, en el funeral de Alicia Villapadierna. (Gtres)

Esta amistad con los Arranz es otro indicio de que Froilán parece haber dado un giro de 180 grados en cuanto a sus amistades se refiere, sobre todo desde que cumplió la mayoría de edad. Antes de cumplir los 18 años, sus padres, la infanta Elena y Jaime de Marichalar, mostraban en privado su preocupación por el ambiente "díscolo" en el que se movía el joven. Ahora parece que Pipe, a punto de cumplir 20 años (este mes de julio), ha sentado la cabeza. Según ha sabido Vanitatis, estas “excelentes amistades” que ha hecho el sobrino del Rey en Marbella son el motivo principal por el que visita tanto la ciudad costasoleña. De hecho, el pasado puente del 1 de mayo volvía a pasarlo en la ciudad malagueña.

La condesa de Prado y Javier Calle

Aunque los Arranz son parte fundamental de su pandilla de amigos, otros de los íntimos de Froilán en Marbella son el matrimonio compuesto por Coki, la nieta del conde Prado Castellano, y su esposo, Javier Calle. Calle regenta la discoteca de moda de Marbella, Funky Buddha Banús, donde Pipe ya tiene su mesa y su botella de bebida favorita cada fin de semana. “Él está aquí super a gusto. En Madrid no paran de seguirle y en Marbella está muy integrado en un grupo de amigos que siempre le protegemos”, explica a Vanitatis alguien muy cercano a su entorno. Hace unos meses el nieto del Rey emérito visitaba Sevilla para acompañar a sus amigos a un enlace que tuvo lugar en la Casa Pilatos.

Froilán, con su antiguo grupo de amigos.
Froilán, con su antiguo grupo de amigos.

En este mismo grupo de amigos tan ecléctico, están también el actor Mateo Conde y López Ibor Jr, que ponen el lado 'más bohemio y canalla' de las amistades de Froilán. Ambos tienen su campamento en Torre Mora, donde toda la pandilla de Pipe se reúne antes de perderse en la noche marbellí. Conde, que vivió desde pequeño en San Pedro de Alcántara junto a sus padres, José y Paloma, pasa siempre que puede temporadas en Marbella.

Muy cómplices

Toda la pandilla son muy “cómplices” y entre ellos también está Alba Díaz, que estudia en el mismo centro madrileño de Froilán. Según ha sabido este medio, la hija del torero Manuel Díaz, el Cordobés, podría volver a trabajar este año como camarera en el beach club Opium, que abre de nuevo sus puertas. Otra familia que Froilán frecuenta en Marbella como 'visita de cortesía' es Finca Margarita, la casa de Juan Abelló y Anna Gamazo, donde siempre iba con su padre a pasar días de vacaciones cuando era pequeño.

Froilán, en Sevilla el pasado mes de septiembre. (Gtres)
Froilán, en Sevilla el pasado mes de septiembre. (Gtres)

Jacko, el lotero que inmortalizó su estampa con Froilán, ya ha pasado al más absoluto anonimato. Joaquín Monroy tiene 30 años y era relaciones públicas en el Teatro Barceló, así como regente de la administración de lotería de Moncloa La Chulapa. Los dos eran tan inseparables que fue el lotero quien organizó la fiesta de la mayoría de edad de Froilán en un conocido restaurante de la calle Ponzano de Madrid. Ahora, de ser la sombra de Pipe, con el que no se perdía una juerga, ni una buena corrida, Jacko ha quedado relegado al más puro ostracismo.

A los padres de Froilán nunca le gustaron estas amistades hipster y de edad tan superior a la de su hijo. Por eso intentaron crearle otro ambiente enviándole a la academia militar de Virginia (Estados Unidos). Desde entonces, el sobrino del Rey se ha vuelto más selectivo. Sin perder sus ganas de juerga, pero en un ambiente donde “todos juegan en la misma línea”.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios