Logo El Confidencial
la hermana del rey está en Madrid

Todos los focos puestos en Brieva este sábado por la posible visita de la infanta Cristina

La hija de don Juan Carlos ha aterrizado en la capital de España: tiene un cumple de su madre, musicales con su hermana y solo falta la visita a prisión para amortizar la semana

Foto: Ilustración por Bolívar Alcocer.
Ilustración por Bolívar Alcocer.

La llegada de Iñaki Urdangarin ha supuesto una revolución para el tranquilo penal de Brieva, en Ávila. No solo por las visitas ilustres que agolparon a paparazzi y periodistas en los aledaños de la cárcel durante el primer mes buscando la ansiada foto de la infanta Cristina yendo a visitar a su marido, sino porque desde la llegada del exduque de Palma ha habido una revolución entre los funcionarios. El desembarco del yerno del Rey emérito en la cárcel de Brieva ha supuesto también una reordenación de la plantilla porque al abrirse el módulo de hombres se ha tenido que dotar con ocho funcionarios, sin que se haya contratado a más trabajadores.

"Puede alegar la dirección general de Instituciones Penitenciarias que tenemos ocho compañeros de prácticas, pero un compañero de prácticas necesita a otro al lado, alguien que le enseñe. Es decir, no se ha incrementado la plantilla en nada y tenemos un módulo más", afirma Antonio Pascual, delegado sindical de UGT en un centro que tiene 142 funcionarios. El pasado día 24, todos ellos se manifestaron a la entrada de la prisión, que para algo siempre hay fotógrafos en la puerta, para reivindicar que un funcionario de Brieva puede cobrar 400 euros menos que uno que trabaje en Topas (Salamanca) por la clasificación que tienen los centros.

Cárcel de Brieva. (EFE)
Cárcel de Brieva. (EFE)

Lo cierto es que el goteo de fotógrafos está empezando en Brieva y parece que llegará a su paroxismo el sábado, que es el día que suele visitar la infanta Cristina a su marido. Avisa unas horas antes a la dirección del penal y va. Esta es la mecánica. Por todos es sabido, entre otras cosas porque la exduquesa de Palma ya no se oculta, que está en España.

Fue el pasado martes cuando la infanta Cristina aterrizó en el aeropuerto Madrid Barajas-Adolfo Suárez, acompañada de sus hijos pequeños: Miguel e Irene Urdangarin. Se trata de una ocasión especial. Durante el puente, la Reina Sofía, que cumple el 2 de noviembre 80 años, tiene previsto ofrecer un almuerzo privado en el Palacio de la Zarzuela para reunir a la familia al completo, al que posiblemente acudirá la Infanta.

LEA AQUÍ: La infanta Cristina, invitada estrella en el 80 cumpleaños de la reina Sofía

La infanta Cristina no huyó de los focos cuando acudió junto a la infanta Elena y Victoria Federica al teatro Nuevo Apolo para ver 'El médico', la famosa obra basada en el best seller de Noah Gordon. Según contó el departamento de prensa de la producción, "todo fue muy normal. No hubo grandes medidas de seguridad ni nada parecido".

Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo.  (Getty)
Iñaki Urdangarin, en una foto de archivo. (Getty)

Tal vez por eso, la visita a Iñaki Urdangarin este sábado parece obligada. La Infanta podría hacerlo incluso con sus hijos, que adoran a su padre. Mientras llega el momento, Urdangarin sigue su lucha diaria con su principal enemigo en prisión: la monotonía. Desde el pasado agosto dispone en su privilegiado módulo de una cinta para correr, una bicicleta estática y unas espalderas.

Y dicen que apenas lee ni ha solicitado ampliar sus estudios por la UNED, como otros reclusos. Desde su ingreso en prisión el pasado 18 de julio ha recibido una decena de visitas. Su abogado, Mario Pascual Vives, mantiene que su estado anímico es "muy malo". Sin duda, ver a la Infanta y a sus hijos sería una inyección de optimismo.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios