Logo El Confidencial
'VÍA LIBRE' EN KENSINGTON

Guillermo y Kate, alerta: el fallo de seguridad que pudo poner en peligro a sus hijos

Según revela el británico 'The Sun', un exconvicto entró al palacio de Kensington y estuvo muy cerca de los hijos de los duques de Cambridge, que se encontraban con su niñera y sin seguridad adicional

Foto: Los duques de Cambridge, en una imagen de archivo. (Reuters)
Los duques de Cambridge, en una imagen de archivo. (Reuters)

Parece que ni siquiera en el destino caribeño en el que se encuentran de vacaciones, el príncipe Guillermo y Kate Middleton se libran de los quebraderos de cabeza. Y el último no es precisamente insignificante. Los duques de Cambridge están tremendamente preocupados porque el príncipe George estuvo muy cerca de un exconvicto, condenado a siete años de cárcel en 2008 por torturar a un hombre con agua hirviendo. Pero lo grave es que el encuentro fue en los propios jardines del palacio de Kensington, donde el hombre había accedido sin ningún tipo de problema, conduciendo una furgoneta en la que llevaba muebles para una de las muchas dependencias del recinto.

Ha sido el periódico 'The Sun' el que ha desvelado esta información en exclusiva, afirmando que fue el propio conductor, llamado Darren Benjamin, el que se jactó delante de un grupo de gente de lo cerca que había estado de George, Charlotte y Louis, que se encontraban en ese momento con su niñera, aludiendo a lo simpático que fue con él el hijo mayor de los duques de Cambridge. Una anécdota que no deja de ser sorprendente, teniendo en cuenta sus antecedentes penales. Según la publicación, todo tuvo lugar el 14 de julio, el mismo día en el que Guillermo y Kate pasaron prácticamente toda la tarde en Wimbledon, presenciando la final masculina entre Djokovic y Federer.

Los duques de Cambridge, en Wimbledon el pasado 14 de julio. (Reuters)
Los duques de Cambridge, en Wimbledon el pasado 14 de julio. (Reuters)

Las reacciones desde Kensington no se han hecho esperar: "El duque ha sido informado y obviamente está interesándose por lo sucedido. Cree firmemente que los criminales merecen una segunda oportunidad una vez que han cumplido su tiempo, pero está preocupado por que las políticas de seguridad actuales no sean lo suficientemente sólidas. Es muy importante que sepamos quién está entrando al palacio".

Antes incluso de conocerse esta noticia, Buckingham se había puesto también en marcha para revisar todos sus operativos, ya que es la segunda brecha de seguridad que se da en muy poco tiempo. Solo cuatro días antes, era la propia reina Isabel II la 'víctima' de un intruso, sin que llegara a pasarle nada. El 10 de julio sobre las dos de la madrugada, un joven de 22 años saltó la valla que hay junto a la entrada del palacio, atravesó varias puertas y llegó a situarse a escasos metros de la puerta del dormitorio de la reina, paseándose durante más de cuatro minutos con total libertad por patios y pasillos. Este incidente, unido al posterior del palacio de Kensington, hace que todo Reino Unido tenga la mirada puesta en los equipos de seguridad de la familia real, ya que hay ciertos fallos que no se pueden permitir, especialmente teniendo en cuenta que de ellos depende la integridad física de los futuros reyes.

Los príncipes George y Charlotte visitando a su hermano Louis. (Reuters)
Los príncipes George y Charlotte visitando a su hermano Louis. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios