Logo El Confidencial
DE NUEVO EN EL CENTRO DE LA POLÉMICA

Meghan Markle, acusada de hipócrita por esta manta de Archie. ¿Víctima o culpable?

La aparición de Meghan y Archie en el partido benéfico de polo que Harry disputó hace unos días ha vuelto a traer cola, aunque esta vez a la duquesa de Sussex le han salido defensores

Foto: Meghan Markle y Harry, en el partido de polo benéfico. (Cordon Press)
Meghan Markle y Harry, en el partido de polo benéfico. (Cordon Press)

Hace unos días, Meghan Markle y Kate Middleton acudieron a un partido benéfico de polo para apoyar a sus respectivos maridos, que jugaban en equipos contrarios. Y con ellas, sus hijos, incluyendo a Archie, el primer hijo de los duques de Sussex. Varias semanas después, aquellas imágenes de Meghan con su hijo en brazos vuelven a ser noticia, precisamente por la mantita con la que lo arrullaba, compuesta por tres piezas de algodón de Dohar. Lo vende la firma Malabar Baby, especializada en telas y accesorios orgánicos para madres y bebés. Es decir, a priori, una confección y un material acorde con sus gustos y conciencia.

Y aquí, precisamente, es donde viene la polémica. El 'Daily Mail' ha investigado a fondo el origen de la prenda. Y resulta que se fabrica en una empresa textil llamada Nayika, situada en el oeste de la India. Una fábrica en la que sus trabajadores cobran unas 70 libras al mes -76 euros al cambio-, por 48 horas semanales de trabajo, lo que equivale a unos 37 peniques por hora. En castellano, unos 40 céntimos. Y teniendo en cuenta que la manta cuesta medio sueldo de estos trabajadores con condiciones precarias, el 'Daily Mail' no ha tardado en generar el debate.

Meghan Markle con Archie en brazos, envuelto en la polémica manta. (Cordon Press)
Meghan Markle con Archie en brazos, envuelto en la polémica manta. (Cordon Press)


Hay que recordar que una de las principales causas por las que trabajan el príncipe Harry y Meghan Markle, desde su posición en la institución monárquica y a través de las diferentes organizaciones que patrocinan, es la pobreza, tanto en Reino Unido como en países subdesarrollados. Por lo que el hecho de que Meghan presuma de esta prenda fabricada en condiciones más que discutibles ha generado una gran controversia, como ya pasó en su momento con la costosa reforma de Frogmore Cottage o la siempre polémica baby shower que celebró en Nueva York.

Eso sí, en esta ocasión a Meghan le han salido bastantes espontáneos defensores, que ahora critican a los medios por acosarla y buscar polémica donde no la hay. "Espero con ganas la exclusiva sobre la procedencia de la camiseta de seis libras de H&M del príncipe George", "Culpad a las tiendas que las venden o a la gente que lo permite, no a las personas que lo compran" o "Solo el titular es suficiente para mostrar lo odiada que es", son solo algunos de los argumentos que, esta vez sí, se han lanzado en su favor.

Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios