Logo El Confidencial
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El puñetazo en la mesa de Harry: demanda a la prensa por el trato a Meghan y la compara con Diana

El duque de Sussex ha emitido además un contundente comunicado en el que explica el porqué de esta decisión y en el que sale en defensa de su mujer

Foto: Los duques de Sussex. (Getty)
Los duques de Sussex. (Getty)

El príncipe Harry y Meghan Markle han dicho 'basta ya' y han anunciado las medidas legales tomadas contra determinados medios de comunicación británicos. El duque de Sussex ha emitido además un contundente comunicado en el que explica el porqué de esta decisión y en el que sale en defensa de su mujer, por lo que considera ataques injustificados y continuos de la prensa. Un bofetón sin manos a los tabloides más amarillistas que ha publicado en su página web, solo 24 horas antes de que termine su viaje por África. Aunque se especifica que la demanda es contra el 'Mail on Sunday' y su grupo editorial, sirve como toque de atención al resto de publicaciones.

En el comunicado se explica que se demanda a este medio por "uso indebido de información privada, la infracción de los derechos de autor y la violación de la Ley de Protección de Datos de 2018", en concreto por la publicación de una carta privada, la que Meghan escribió a su padre, Thomas Markle, y que este periódico consiguió. Dos detalles importantes. Aclaran que todo el caso está siendo financiado de forma privada por ellos y que cualquier beneficio económico que puedan obtener será donado a una organización contra el bullying. Llama especialmente la atención el hecho de que, a pesar de que la demanda lleva ya unos meses en proceso, la pareja haya elegido precisamente este martes para dar a conocer la situación, cuando faltan apenas unas horas para que termine su viaje por África.

El comunicado de Harry

Como pareja, creemos en la libertad de los medios y en la presentación de información objetiva y veraz. Lo consideramos una piedra angular de la democracia y en el estado actual del mundo, en todos los niveles, nunca hemos necesitado más medios responsables.

Desafortunadamente, mi esposa se ha convertido en una de las últimas víctimas de una prensa sensacionalista británica, que realiza campañas contra personas sin pensar en las consecuencias: una campaña despiadada que se intensificó durante el año pasado, durante todo el embarazo y mientras se encontraba criando a nuestro hijo recién nacido.

Esta propaganda implacable tiene un costo humano, específicamente cuando es deliberadamente falsa y maliciosa, y aunque hemos seguido poniendo una cara valiente, no puedo ni describir lo doloroso que ha sido. Porque en la era digital actual, las invenciones de la prensa se reutilizan como verdad en todo el mundo.

Hasta ahora, no hemos podido corregir las tergiversaciones continuas, algo de lo que estos medios de comunicación seleccionados han sido conscientes y, por lo tanto, han explotado a diario.

Es por esta razón que estamos tomando acciones legales, un proceso que lleva muchos meses en marcha. La cobertura positiva de la semana pasada de estas mismas publicaciones expone el doble rasero de este paquete de prensa específico que la ha vilipendiado casi a diario durante los últimos nueve meses; han podido crear mentira tras mentira a su costa simplemente porque no ha sido visible durante el permiso de maternidad. Es la misma mujer que era hace un año el día de nuestra boda, tal como es la misma mujer que se ha visto en esta gira por África.

Para estos medios selectos, este es un juego que no hemos estado dispuestos a jugar desde el principio. He sido testigo silencioso de su sufrimiento privado durante demasiado tiempo. Retroceder y no hacer nada sería contrario a todo lo que creemos.

Esta acción legal particular depende de un incidente en un patrón de comportamiento largo e inquietante por parte de los medios sensacionalistas británicos. El contenido de una carta privada se publicó ilegalmente de manera intencionalmente destructiva para manipularlo a usted, al lector, y promover la agenda divisiva del grupo de medios en cuestión. Además de su publicación ilegal de este documento privado, deliberadamente lo engañaron al omitir estratégicamente párrafos selectos, oraciones específicas e incluso palabras singulares para enmascarar las mentiras que habían perpetuado durante más de un año.

Llega un momento en que lo único que hay que hacer es hacer frente a este comportamiento, porque destruye a las personas y destruye vidas. En pocas palabras, es la intimidación lo que asusta y silencia a las personas. Todos sabemos que esto no es aceptable, en ningún nivel. No creeremos y no podemos creer en un mundo donde no hay responsabilidad por esto.

Aunque esta acción puede no ser segura, es la correcta. Porque mi miedo más profundo es que la historia se repita. He visto lo que sucede cuando alguien que amo se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas.

Le agradecemos al público por su continuo apoyo. Es muy apreciado, aunque no lo parezca, realmente lo necesitamos.

El recuerdo de Diana

Del comunicado emitido por el príncipe Harry llama la atención una frase por encima del resto: "He visto lo que sucede cuando alguien que amo se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas". Está claro que el acoso del que fue víctima la princesa Diana ha hecho mella en sus hijos, quienes no quieren que sus esposas vivan la misma situación. Guillermo y Harry conocieron de primera mano el sufrimiento de su madre por las persecuciones y las falsas informaciones de los tabloides británicos y no están dispuestos a que Kate Middleton y Meghan Markle se conviertan también en víctimas. Por ello, no es esta la primera vez en la que los príncipes toman medidas legales para protegerlas.

Cuando en 2005 se conoció el romance del ahora duque de Cambridge con Kate Middleton, la joven sufrió el acoso de la prensa. Tenía decenas de paparazzi en su casa, que la perseguían cuando intentaba salir para ir al trabajo. Consciente de esta situación, Guillermo decidió junto a su ahora suegro, Michael Middleton, denunciar las intromisiones a la vida privada de Kate en el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos.

Los duques de Sussex con Archie. (EFE)
Los duques de Sussex con Archie. (EFE)

Siendo ya duquesa de Cambridge, Kate volvió a vivir un incómodo episodio con la prensa. Mientras se encontraba de tour por Asia, la joven se enteró de la publicación de unas imágenes de ella en topless en la revista francesa 'Closer'. Los duques le reclamaron al magacín 5 millones de euros por afrenta o complicidad contra la intimidad de la vida privada. La pareja logró que la justicia francesa retirara de la venta el número de la revista, pero no impidió que, entretanto, fuera publicada en otros países. Durante el primer juicio, Guillermo hizo referencia en una carta a su madre, recordando el acoso sufrido por ella. Finalmente, en 2018 el Tribunal de Apelación de Versalles confirmó la pena dictada en primera instancia: una indemnización de 100.000 euros.

También Harry ha tenido que intervenir en ocasiones anteriores para proteger a Meghan. Cuando tan solo eran novios, el príncipe se vio obligado a mandar un comunicado para llamar la atención de los medios por "una ola de abusos y acoso". Escrito por su equipo en tercera persona, recordaban que Meghan había sido víctima de "una calumnia en la primera página de un periódico nacional; matices raciales en algunos artículos de opinión y un sexismo y racismo rotundo por algunos trolls de las redes sociales y de los comentarios en artículos online...”.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios