Logo El Confidencial
LAS CUENTAS DE LOS BERNADOTTE

Los problemas económicos de la familia real sueca: pérdidas millonarias y despidos

El coronavirus ha hecho estragos en las cuentas de los Bernadotte, que van a dejar de ingresar unos 80 millones de coronas por la caída del turismo

Foto: El rey Carlos Gustavo y la princesa Victoria. (Reuters)
El rey Carlos Gustavo y la princesa Victoria. (Reuters)

La familia real sueca fue una de las primeras en alterar su agenda a causa del coronavirus, a principios de marzo, teniendo que cambiar su forma de trabajar desde entonces, como el resto de las casas europeas, con apariciones puntuales y haciendo la mayor parte de su trabajo de forma telemática. De hecho, hemos sabido que el banquete de los Nobel ha sido también cancelado y queda por ver si la ceremonia, que puede considerarse el evento más importante del año en el país, se celebra en condiciones más o menos normales.

Pero la agenda de Carlos Gustavo de Suecia y familia no es lo único que se ha visto alterado por el covid-19. Además de sus vacaciones, que ya les contábamos hace unos días, también su actividad económica se ha visto seriamente afectada por la pandemia. Muchos de los ingresos que llegan a las cuentas de los Bernadotte proceden del turismo, ya que muchos de los castillos y palacios de su propiedad se pueden visitar durante el año, previo pago de entrada. Pero, claro, esos recintos han estado cerrados durante toda la primavera y, aunque reabrieron el pasado 1 de julio, apenas tienen visitantes.

El Palacio Real, en un día de actividad normal. (Holger Ellgaard / Wikimedia Commons)
El Palacio Real, en un día de actividad normal. (Holger Ellgaard / Wikimedia Commons)

Por ejemplo, en un día de actividad normal, se contabilizan hasta 10.000 visitantes en el Palacio Real de Estocolmo, mientras que durante este mes de julio, el número de visitas ha oscilado entre 100 y 200 por día, una cifra muy inferior que podemos traducir también a dinero. En un año normal, los turistas generan unos 105 millones de coronas suecas -algo más de 10 millones de euros- solo visitando las propiedades de la familia, como el castillo de Gripsholm, el castillo de Drottningholm o el mencionado Palacio Real. Mientras, para este ejercicio se estiman solo unas ganancias de 27 millones de coronas, es decir, un 75% menos de lo habitual, unos 7,5 millones de euros menos.

Por eso, ya se han empezado a tomar medidas: además de que no se ha podido contratar personal extra para el verano -cada año hacen la temporada en estos castillos unas 300 personas-, han tenido que despedir a algunos de los empleados que ya estaban en plantilla. Y tanto la reducción de personal como la reducción en las ganancias repercute sobre la conservación y cuidado de edificios y parques reales, ya que el 80% de los gastos de mantenimiento se sufragan con el dinero que generan los turistas, por lo que habrá que cuadrar las cuentas y obtener el dinero de otro sitio para que estas propiedades, de gran valor histórico, no se resientan.

La familia real sueca. (Reuters)
La familia real sueca. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios