Las atípicas, tardías y misteriosas vacaciones de los royals europeos
  1. Casas Reales
PLANES FRUSTRADOS

Las atípicas, tardías y misteriosas vacaciones de los royals europeos

Son muchos los miembros de la realeza que, por estas fechas, ya estarían de vacaciones. Pero la pandemia ha cambiado completamente todos sus planes para el verano

Foto: Las atípicas, tardías y misteriosas vacaciones de los royals europeos
Las atípicas, tardías y misteriosas vacaciones de los royals europeos

Aunque las medidas de confinamiento están mucho más relajadas y el coronavirus parece una mera anécdota, queda mucho por hacer. No solo para que no nos toque vivir una situación como la de los últimos meses, con los miles de vidas perdidas, sino para intentar solucionar los efectos económicos que ha causado la pandemia. Así, gran parte de los royals europeos se han visto obligados a tener que, de alguna manera, arrimar el hombro para levantar la economía de sus respectivos países. Por eso, la mayoría de familias reales van a pasar sus vacaciones dentro de sus fronteras, una forma no solo de prevenir contagios, sino también de reactivar el turismo, fuente de ingresos de muchos destinos.

La Casa Real noruega era la primera que confirmaba que tanto los reyes Harald y Sonia como los príncipes Haakon y Mette-Marit pasarían sus vacaciones dentro del país. Lo harán en Villa Magero, un complejo privado en el que suelen disfrutar parte de la época estival. Los herederos lo harán en Vogt, donde cada año alquilan un villa por unos 20.000 euros, con dos embarcaderos y 22 acres para ellos solos. El misterio está en si pasarán tiempo con los reyes o se unirá a ellos Marius, el hijo mayor de Mette-Marit, como hace cada año.

Haakon y Mette-Marit, con sus hijos el verano pasado. (EFE)
Haakon y Mette-Marit, con sus hijos el verano pasado. (EFE)

Y sus homólogos suecos harán lo propio cuando puedan disfrutar de unos días de vacaciones, este año mucho más escasas. Los que sí se encuentran ya de relax son Carlos Felipe y Sofía, quienes confirmaron a través de sus redes sociales que este año se quedan dentro del país, del que irán compartiendo diferentes rincones y cuidades para promocionarlos, cambiando así su habitual destino, que suele ser la Costa Azul, por el que el año pasado también optaron tanto los reyes Carlos Gustavo y Silvia como la princesa Magdalena con su familia.

La cita obligada para todos será como siempre en Solliden, la residencia veraniega que la familia real tiene en la isla de Oland, y donde pasarán unos días juntos para celebrar el cumpleaños de la heredera, Victoria, el próximo día 14, que este año también tendrá que festejarse de forma atípica, por las restricciones que la pandemia ha impuesto en el país, uno de los más afectados por no aplicar medidas de confinamiento. Precisamente, la heredera será la que menos note los estragos en sus planes vacacionales, puesto que siempre suele quedarse en su país.

Celebración del 38º cumpleaños de la princesa Victoria en Solliden. (Reuters)
Celebración del 38º cumpleaños de la princesa Victoria en Solliden. (Reuters)

Federico y Mary de Dinamarca están a punto de llegar al castillo de Grasten, la residencia veraniega donde la reina Margarita reúne cada verano a su familia. Allí los príncipes establecen su cuartel general junto a sus hijos para pasar varias semanas en el sur de Jutlandia, un plan que repetirán este año. Allí podrán navegar desde el embarcadero local o practicar la equitación en el centro ecuestre que hay próximo a la finca, y desde el que sobre todo Isabella hace numerosas rutas a caballo. Pero, aunque no salgan del castillo a disfrutar de todo lo que ofrece la zona, tampoco se van a aburrir. En los amplios jardines instalan camas elásticas y castillos hinchables para los más pequeños, hay cancha de tenis y piscina.

La princesa Mary, la reina Margarita, Isabellla y Christian, en Grasten. (Reuters)
La princesa Mary, la reina Margarita, Isabellla y Christian, en Grasten. (Reuters)

Pero hay aún muchas familias reales cuyas vacaciones aún son un misterio, empezando por los reyes Felipe y Letizia, inmersos actualmente en una gira por todo el país -que presiviblemente durará hasta finales de julio- y sin que se haya confirmado aún su presencia en Mallorca el próximo agosto para pasar la parte pública de sus vacaciones. Algo parecido pasa con los reyes belgas, quienes, decididos a promocionar el turismo nacional, este fin de semana recorrían en bicicleta junto a sus cuatro hijos la región de Limburg. Una excursión a la que además se unían los reyes Alberto y Paola, en una imagen muy poco frecuente ya en la monarquía belga.

Felipe y Matilde suelen dividir sus veranos entre la isla de Yeu, en Francia, y el castillo de Ciergnon, el refugio dorado de la familia real belga, del que se encaprichó la primera reina, Luisa de Orleans, y que está situado en las Ardenas, al sur del país. Y también tienen la opción de pasar sus vacaciones en Châteauneuf-de-Grasse, un pequeño pueblo cerca de Cannes, donde se encuentra la villa de los eméritos Alberto y Paola. Pero aún no se sabe si los reyes visitarán este verano alguno de los dos destinos situados fuera de Bélgica o se quedarán dentro de sus fronteras.

La familia real belga, este fin de semana de excursión. (Reuters)
La familia real belga, este fin de semana de excursión. (Reuters)

Y si habitualmente las vacaciones de Guillermo y Máxima de Holanda son un misterio, este año lo son aún más. Suelen optar por la casa que se construyeron en el Peloponeso griego o irse a Argentina, siempre después de un posado familiar a cambio del que exigen a los medios convocados la máxima privacidad durante su descanso privado. La Casa Real aún no ha informado sobre las vacaciones que tendrán este año los Reyes, pero de momento cuentan con agenda hasta mediados de julio, por lo que su descanso estival tiene, de momento, que esperar un poco más.

El posado veraniego de 2019 de Máxima y Guillermo con sus hijas. (EFE)
El posado veraniego de 2019 de Máxima y Guillermo con sus hijas. (EFE)

Y para atípicas, las vacaciones de Isabel II y la familia real británica. A estas alturas del año, la longeva monarca ya estaría en Balmoral, su residencia de verano. Pero se informaba hace unos meses de que la intención de la reina era permanecer confinada en Windsor junto al duque de Edimburgo hasta al menos el otoño, cuando la pandemia haya remitido del todo. Allí suele reunir a hijos y nietos, que este año tendrán que organizarse sin ella.

Además, coincide que tanto en el caso del príncipe Carlos y Camilla como en el de los duques de Cambridge, han estado confinados estos meses en las que suelen ser sus residencias veraniegas, por lo que es más que posible que opten por permanecer en ellas y no viajar, ni dentro ni fuera del país. Así, se da por hecho que el príncipe Guillermo y Kate se quedan este año sin su habitual viaje al Caribe con la familia Middleton.

Vista general del Castillo de Balmoral, en Escocia. (Reuters)
Vista general del Castillo de Balmoral, en Escocia. (Reuters)
Harald de Noruega Rey Felipe de Bélgica Rey Felipe VI Mary de Dinamarca Haakon de Noruega Máxima de Holanda Príncipe Carlos Felipe de Suecia Guillermo Alejandro de Holanda Príncipe Guillermo Reina Letizia Mathilde de Bélgica
El redactor recomienda