38 años del accidente de Grace Kelly: las confesiones de Estefanía sobre su duelo
  1. Casas Reales
ASÍ VIVIÓ LA FAMILIA LOS DÍAS POSTERIORES

38 años del accidente de Grace Kelly: las confesiones de Estefanía sobre su duelo

La joven Estefanía sufrió la fractura de tres cervicales, de la clavícula y de varias costillas. Su madre corrió peor suerte. Gravemente herida, murió en el hospital al día siguiente

Foto: Estefanía de Mónaco, posando junto a una fotografía de su madre, Grace Kelly. (EFE)
Estefanía de Mónaco, posando junto a una fotografía de su madre, Grace Kelly. (EFE)

El 13 de septiembre de 1982 tuvo lugar uno de los hechos más trágicos y tristemente recordados dentro de una monarquía europea. Estefanía de Mónaco y su madre sufrieron un terrible accidente de coche que acabó con la vida de Grace Kelly y que dejó a su hija y al resto de su familia golpeadas hasta hoy.

Aquel día, Estefanía, que entonces tenía 17 años, tenía que viajar a París para realizar un pase de moda en la casa Dior. Su madre, Grace Kelly, se ofreció a llevarla en coche. El chófer de la primera dama del principado se había ofrecido para conducir el coche, un Rover de once años de antigüedad, pero la princesa insistió en hacerlo ella misma. Al regresar al Palacio de Montecarlo, el vehículo se desvió de su trayectoria y cayó por un precipicio de 40 metros de alto.

[LEA MÁS. Carolina de Mónaco: su deuda de gratitud con Juan Pablo II en sus días más duros]

La joven Estefanía sufrió la fractura de tres cervicales, de la clavícula y de varias costillas. Su madre corrió peor suerte. Gravemente herida, fue trasladada al hospital, donde murió al día siguiente a consecuencia de una hemorragia cerebral.

El príncipe Rainiero y Grace Kelly, en 1965. (Getty)
El príncipe Rainiero y Grace Kelly, en 1965. (Getty)

Estefanía de Mónaco quedó especialmente marcada por el suceso. A la pérdida de su madre tuvo que añadir la presión social y las críticas. Las teorías de la conspiración no tardaron en aparecer y algunas de ellas apuntaban al hecho de que podría haber sido la joven de entonces 17 años la que condujera el coche aquel día y no su madre. Muchos dedos acusadores la señalaron como culpable de la muerte de Grace Kelly.

En el libro 'Rainier and Grace: An intimate portrait', Jeffrey Robinson recoge el testimonio de Carolina con las palabras que le contó su hermana Estefanía poco después del accidente, en el que sufrió heridas de consideración y corrió riesgo de quedarse paralítica. "Estefanía me dijo: 'Mamá me decía todo el rato que no podía frenar, que los frenos no funcionaban'. Me dijo que mi madre estaba en un estado de pánico. Así que Estefanía tiró del freno de mano, pero el coche no se detuvo".

Estefanía de Mónaco. (EFE)
Estefanía de Mónaco. (EFE)

Estefanía de Mónaco siempre se ha mostrado reacia a hablar sobre lo ocurrido aquel fatídico día. Pero en 2018 hizo una excepción, ofreciendo unas declaraciones que fueron incluidas en la biografía titulada ‘Alberto II de Mónaco, el hombre y el príncipe’. Ha sido una de las escasas ocasiones en que la hija de Grace y Rainiero ha abierto su corazón sobre este tema y ha explicado cómo vivieron ella y su familia los días posteriores al accidente: "Todos nos apoyamos como pudimos. Para mí, las cosas fueron especiales. Me lesioné, estuve algo discapacitada durante unos meses", comenta.

[LEA MÁS. Estefanía de Mónaco, a los 55: los 7 datos más curiosos de la princesa rebelde]

Estefanía confiesa que su padre fue el que peor lo pasó y que ella y sus hermanos se centraron mucho en apoyarlo: “Cada uno de nosotros trató de reconstruirse a sí mismo, y los tres apoyamos a nuestro papá, cuyo sufrimiento era indescriptible. Su dolor fue el mayor, fue a él a quien sentí más vacío, más abandonado. Estar unidos a su alrededor, eso es lo que nos parecía más importante".

Grace Kelly Rainiero de Mónaco Estefanía de Mónaco
El redactor recomienda