De Estefanía de Mónaco a Beatriz de York, las novias reales que no siguieron las 'normas'
  1. Casas Reales
DE BODA EN BODA

De Estefanía de Mónaco a Beatriz de York, las novias reales que no siguieron las 'normas'

Al igual que la nieta de Isabel II, otras novias reales antes que ella optaron por lucir vestidos diferentes que nada tenían que ver con el esperado patrón tradicional

Foto: Beatriz de York y Edo Mapelli. (RRSS)
Beatriz de York y Edo Mapelli. (RRSS)

Cuando una Casa Real anuncia el compromiso oficial de uno de sus miembros y, por lo tanto, su inminente boda, lo primero que imaginamos es cómo será el vestido que llevará la novia. Da igual si esa novia pertenece ya a la realeza o lo hará justo después de darse el 'sí, quiero', de su look nupcial se espera mucho y siempre bajo una serie de normas no escritas que toda novia royal debe cumplir.

Así hemos visto cómo Máxima de Holanda, Kate Middleton, Meghan Markle, Letizia o Victoria de Suecia han cumplido con los patrones tradicionales que todo vestido de novia en una boda real debe tener. Justo en el polo opuesto a ellas, existe un grupo de novias, vamos a llamarlas rebeldes, que rompieron esos cánones para poner un punto y aparte con su vestido. Desde Estefanía de Mónaco hasta la última en pasar por el altar, Beatriz de York, estas son las novias reales que no siguieron las 'normas'.

Estefanía de Mónaco

Estefanía de Mónaco y Daniel Ducruet, en su boda. (Palacio de Mónaco)
Estefanía de Mónaco y Daniel Ducruet, en su boda. (Palacio de Mónaco)

El 1 de julio de 1995, Estefanía de Mónaco contraía matrimonio con Daniel Ducruet, la única vez que ella ha pasado por el altar, en una boda íntima y lo hacía con un vestido que, obviamente, rompió el molde. Primero por tratarse de un vestido corto, algo impensable en una novia de la realeza, y segundo, por estar repleto de detalles (encaje, pedrería, escote pronunciado y lazos en la espalda) que lo convertían en sinónimo de atrevimiento.

Mabel de Holanda

El príncipe Friso de Holanda y la princesa Mabel, el día de su boda. (EFE)
El príncipe Friso de Holanda y la princesa Mabel, el día de su boda. (EFE)

Bautizada tras su boda como 'la princesa de los lazos', Mabel de Holanda causó un gran revuelo (para mal) entre los críticos de moda del momento al lucir un vestido decorado con más de 250 lazos el día de su boda en abril de 2004 con el desaparecido príncipe Friso de Holanda. Se trataba de un vestido firmado por los holandeses Viktor & Rolf que incluso en la cola incluía unos lazos en tamaño XL.

Tessy de Luxemburgo

La boda de Louis y Tessy de Luxemburgo. (EFE)
La boda de Louis y Tessy de Luxemburgo. (EFE)

Con Tessy Antony llegó la polémica a la familia real de Luxemburgo. El príncipe Luis y Tessy se conocieron en el ejército, tuvieron un hijo antes de casarse, Gabriel, y en la boda, ella se atrevió a lucir un vestido de novia con escote palabra de honor, uno de los diseños prohibidos para las novias de la realeza. La pareja se divorció en 2019.

Beatrice Borromeo

Primera imagen de la boda civil de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo.  (Instagram)
Primera imagen de la boda civil de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo. (Instagram)

Si por algo figura en este listado Beatrice Borromeo, mujer de Pierre Casiraghi, no es por su mal gusto, o por cometer algún gran error con su look nupcial, sino porque llevó, nada más y nada menos, que cinco vestidos de novia diferentes, todos ellos de alta costura, en los tres días que duró su boda con el hijo de Carolina de Mónaco. Armani, Valentino o Alberta Ferretti fueron algunos de los grandes diseñadores que dieron vida a su colección de vestidos, desde una novia clásica a una bohemia.

Lady Gabriella Windsor

Lady Gabriella Windsor y Thomas Kingston, en 2019. (Reuters)
Lady Gabriella Windsor y Thomas Kingston, en 2019. (Reuters)

En mayo del año pasado, Lady Gabriella Windsor, hija del príncipe Michael de Kent, se casó con Thomas Kingston en la capilla de St. George del castillo de Windsor. Su vestido de novia fue diseñado por la italiana Luisa Beccaria y destacó al tratarse de un vestido categorizado como joya, algo inusual también en las novias royal. ¿Los detalles? Corpiño ajustado, escote transparente, mangas largas con encajes, bordados y un velo de seis metros confeccionado con capas de tul de color rosa pálido.

Beatriz de York

Boda de Beatriz de York y Edo Mapelli. (Reuters)
Boda de Beatriz de York y Edo Mapelli. (Reuters)

La última royal en casarse (por sorpresa y en secreto) y que ha causado gran sensación con la elección de su look nupcial. La princesa Beatriz eligió como vestido de novia un diseño que había pertenecido a su abuela, Isabel II. Se trata de una creación realizada en tafetán de Peau De Soie en tonos marfil y salpicada con pedrería que Norman Hartnell hizo para que la soberana lo luciera en 1966 en la apertura del Parlamento. Angela Kelly y Stewart Parvin, diseñadores oficiales de la reina, añadieron unas mangas abullonadas y otras pequeñas modificaciones al gusto de Beatriz de York.

Estefanía de Mónaco Beatriz de York Beatrice Borromeo Bodas Vestido novia
El redactor recomienda