Las dudas (por otra mujer) del duque de Edimburgo antes de casarse con Isabel II
  1. Casas Reales
familia real británica

Las dudas (por otra mujer) del duque de Edimburgo antes de casarse con Isabel II

El príncipe Felipe mantuvo una relación "emocionalmente íntima" con la escritora Daphne du Maurier que pudo hacer cambiar el rumbo de la historia de la monarquía inglesa

Foto: Las dudas (por otra mujer) del duque de Edimburgo antes de casarse con Isabel II
Las dudas (por otra mujer) del duque de Edimburgo antes de casarse con Isabel II

Por un lado, ha estado firmemente al lado de su esposa, Isabel II, durante su largo reinado y, por otro, el duque de Edimburgo ha sido protagonista de innumerables meteduras de pata y no son pocos en su país los que le consideran un consumado racista. Como la reina de Inglaterra, es tataranieto de la reina Victoria y su padre, el príncipe Andrés de Grecia, conoció a su madre, la princesa Alicia de Battenberg, en la coronación de Eduardo VII.

Su tío, Lord Mountbatten, tenía grandes planes para su atractivo sobrino. En 1939, cuando Felipe era cadete en el Colegio Naval Real, Mountbatten le sugirió al joven que entretuviera a las jóvenes princesas mientras sus padres inspeccionaban la flota. Isabel tenía 13 años, él 18. Según relataría su niñera, Marion Crawford, apodada cariñosamente Crawfie por las dos niñas, la princesa Isabel supo casi de inmediato que Felipe era "el elegido".

 El príncipe Felipe, en 1947. (Getty)
El príncipe Felipe, en 1947. (Getty)

Pero a pesar de que se casaba con la heredera más cotizada del mundo, la escritora Ingrid Seward afirma en su nuevo libro, 'Prince Philip Revealed', que el futuro duque de Edimburgo estaba lleno de dudas sobre en qué se estaba metiendo.

Foto: Peter Phillips, en una imagen de archivo. (Getty)

Poco antes de la boda, fue a pasar unos días en Cornualles con la bella novelista Daphne du Maurier. Su relación era "emocionalmente íntima" aunque no de carácter sexual, pero al final del fin de semana le dijo: "No quiero volver, quiero quedarme contigo". Du Maurier le respondió entonces de forma contundente: "No seas tonto, tu país te necesita".

 Isabel II y el duque de Edimburgo, un matrimonio feliz. (Getty)
Isabel II y el duque de Edimburgo, un matrimonio feliz. (Getty)

Felipe acudió raudo a responder a esa llamada convirtiéndose, tras la muerte del rey Jorge VI en 1952, en consorte a tiempo completo de la nueva reina. Aun así, le molestaba la forma arcaica en la que se llevaban las cosas en el palacio de Buckingham: "Felipe era constantemente aplastado, desairado, ninguneado", según asegura en el libro su amigo Mike Parker, y lo más doloroso de todo, sus hijos tuvieron que llevar el nombre de Windsor, en lugar de Mountbatten.

Cuando se retiró de los deberes reales en 2017, a la edad de 96 años, el duque había realizado más de 22.000 compromisos en solitario y 637 giras por el extranjero. Pese a que no han sido pocos los rumores de infidelidades por su parte a lo largo de su longeva relación, la reina ha dicho de él que es "mi fuerza y mi apoyo", y Seward retrata en su libro la imagen de un matrimonio mayormente feliz.

Isabel II Duque de Edimburgo
El redactor recomienda