Margarita de Dinamarca: 49 años de reinado gracias al feminismo de su padre y al voto popular
  1. Casas Reales
LA REINA REBELDE

Margarita de Dinamarca: 49 años de reinado gracias al feminismo de su padre y al voto popular

La monarca cumple este jueves casi medio siglo en el trono. No hubiera sido posible si su padre no se hubiera empeñado en abolir las leyes que impedían el acceso de las mujeres a la Corona

Foto: La reina Margarita, este verano. (Reuters)
La reina Margarita, este verano. (Reuters)

Este jueves se cumplen 49 años desde que Margarita de Dinamarca accedió al trono. Para muchos de los reyes y reinas europeos, la fecha del comienzo de su reinado no es precisamente algo que celebrar, ya que suele coincidir con el día en que murieron sus predecesores, normalmente la figura paterna. Es, precisamente, el caso de la reina danesa, que asumía el reinado sin haber cumplido los 32 años, al fallecer su padre tras caer súbitamente enfermo, el 1 de enero de 1972. El rey Federico IX moría dos semanas después, convirtiéndose entonces su hija mayor en la primera mujer que subía al trono danés en más de cinco siglos, después de la regente Margarita I. No fue una simple casualidad, sino fruto del empeño, el feminismo y el lado más moderno del monarca.

Desde luego, la monarquía en Dinamarca no sería lo que conocemos hoy si Federico IX no hubiera cambiado la Constitución danesa. Hasta entonces imperaba la ley sálica, que impedía a las mujeres reinar. Por eso, al haber tenido tres hijas, Margarita, Benedicta y Ana María, el trono pasaría a manos de su hermano, Knud, y posteriormente a su hijo mayor, Ingolfo. Pero Federico, al que se consideró un monarca moderno y muy cercano al pueblo, quiso cambiar la ley para que las mujeres fueran admitidas en el trono y su hija mayor fuera la heredera. Un gesto que los propios daneses avalaron, aprobando mediante un referéndum que Margarita, aunque no nació heredera, se convirtiera en la futura reina.

placeholder La reina Margarita, en una imagen reciente. (EFE)
La reina Margarita, en una imagen reciente. (EFE)

No solo el abolir la ley sálica hizo que Federico IX fuera un rey muy querido por los daneses, sino también por la cercanía con el pueblo y sus ideas modernas, algo que ha perpetuado la propia Margarita. Además de ser la mejor formada en la historia de la monarquía danesa -habla varios idiomas y tiene título universitario, a diferencia de sus predecesores-, su pasión por la pintura la ha llevado a ilustrar algunas ediciones danesas de 'El señor de los anillos', un libro que le apasiona especialmente. Ha creado artículos de decoración, ha participado en el diseño de vestuario de algunas obras de teatro y ha llegado a lucir prendas de ropa diseñadas por ella misma, todas originales y coloridas, muy fieles a su carácter y estilo.

Aunque no se le puede negar su sentido de país y su entrega a la Corona, se la puede considerar como una de esas royals 'rebeldes', desde por la persona que eligió para compartir su vida, el príncipe Henrik, hasta pequeños gestos que muchos podrían considerar impropios de una jefa de Estado. Por ejemplo, no ha tenido problema en confesar que es una fumadora empedernida y, a pesar de las críticas, no dudaba en echarse un pitillo en actos públicos, algo que tuvo que dejar de hacer hace unos años. Pero ni eso ha impedido que sea una figura más que respetada en el país y que pueda presumir de ser la monarca europea que goza de un mayor índice de popularidad. Un listón bastante alto que muchos tienen claro que su sucesor, el príncipe Federico, no va a ser capaz de igualar.

placeholder La reina Margarita, durante su discurso de Año Nuevo. (EFE)
La reina Margarita, durante su discurso de Año Nuevo. (EFE)
Margarita de Dinamarca
El redactor recomienda