"Tenemos los dedos cruzados": Camilla Parker habla del duque de Edimburgo
  1. Casas Reales
DOS SEMANAS INGRESADO

"Tenemos los dedos cruzados": Camilla Parker habla del duque de Edimburgo

La duquesa de Cornualles se ha convertido en portavoz improvisada de Buckingham al visitar un centro de vacunación, donde ha tenido unas palabras sobre la salud de su suegro

placeholder Foto: Camilla, este miércoles en un centro de vacunación. (Reuters)
Camilla, este miércoles en un centro de vacunación. (Reuters)

El duque de Edimburgo lleva ya quince días hospitalizado, después de que el pasado 16 de febrero ingresara en un centro médico de forma preventiva. Y no han sido muchas las informaciones que Buckingham ha emitido desde entonces. Solo dos declaraciones posteriores al primer anuncio de su ingreso, coincidiendo con las novedades relevantes sobre su salud. Por eso, los medios no han dudado en recurrir a su familia más cercana cuando han hecho acto de presencia en algún compromiso oficial. Y la última persona que se ha convertido en portavoz improvisada de la Casa Real ha sido Camilla, la duquesa de Cornualles, que en su visita a un centro de vacunación ha podido hablar -poco, eso sí- de su suegro.

"Está mejorando ligeramente", ha comentado a los periodistas que cubrían la cita. Unas palabras que intentan transmitir la misma tranquilidad que Buckingham ha pretendido cuando se ha facilitado algún tipo de información oficial. Aun así, Camilla no ha escondido la preocupación que tiene la familia tras más de dos semanas de ingreso. "Tenemos los dedos cruzados", ha añadido. Una expresión que utilizaba de forma idéntica el príncipe Eduardo hace unos días, mientras concedía una entrevista a un programa de televisión. El otro miembro de la Casa Real que ha aportado algo de luz al casi hermetismo que hay sobre el duque de Edimburgo ha sido el príncipe Guillermo, también hace unos días y, como Camilla, durante su visita a un centro de vacunación.

placeholder La duquesa de Cornualles, en un centro de vacunación este miércoles. (Reuters)
La duquesa de Cornualles, en un centro de vacunación este miércoles. (Reuters)

La palabras, en principio tranquilizadoras, de estos miembros de la Casa Real contrastan con las alarmas que, de cuando en cuando, han saltado durante estas más de dos semanas de ingreso del príncipe Felipe. Uno de los responsables, aunque por lógica no intencionadamente, fue el príncipe Carlos, ya que acudió a visitarlo al hospital solo unos días después de que conociéramos que se encontraba en un centro médico, haciendo que cundiera la preocupación.

También este lunes la prensa británica volvía a ponerse en guardia, ya que el marido de la reina Isabel era trasladado de hospital, con el añadido de que en la información sobre su estado de salud se hablaba de una afección cardiaca, el motivo por el que se le cambiara a otro centro, ya que está especializado en cardiología.

placeholder Dispositivos de prensa frente al hospital donde se encuentra ingresado el duque. (EFE)
Dispositivos de prensa frente al hospital donde se encuentra ingresado el duque. (EFE)

Con la preocupación lógica por su salud a sus 99 años, son muchas las teorías y posibilidades que se disparan sobre lo que podría pasar si al duque de Edimburgo le sucede lo peor. Uno de los temas que están encima de la mesa es si, en caso de que le pase algo, seguiría en pie la emisión de la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey. Un momento de la televisión muy esperado que podría verse afectado en caso de que la actualidad de estos días esté marcada, como sería normal, por las malas noticias sobre el príncipe Felipe.

Duque de Edimburgo Camilla Parker Bowles
El redactor recomienda