Leonor y su sorpaso a sus homólogas: de 'infanta invisible' a heredera precoz
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Leonor y su sorpaso a sus homólogas: de 'infanta invisible' a heredera precoz

Leonor es ahora la heredera más precoz de su generación, si la comparamos con Amalia de Holanda y Elisabeth de Bélgica. Un trío de futuras reinas que está llevando su preparación institucional de forma desigual

placeholder Foto: La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

"Nunca es tarde si la dicha es buena. Tras años de ostracismo, la Corona ha bajado el puente levadizo y liberado de su castillo a la princesa de cristal. Leonor puede empezar a ser, con este cambio de estrategia, una heredera de carne y hueso, reconocible para los españoles. La Casa es consciente de su doble trabajo: primero, la supervivencia del monarca en la legislatura más comprometida desde la Transición, y segundo, la visibilización del recambio, de la garantía de continuidad del modelo de Estado", asegura a Vanitatis la experta en monarquía española Carmen Remírez de Ganuza cuando le preguntamos acerca del cambio que ha dado la agenda de la heredera.

Mucho se criticó durante años que don Felipe y doña Letizia no involucraran más a su primogénita en los quehaceres reales. Tanto que incluso se las llegó a bautizar, a ella y a su hermana, como 'las infantas invisibles', dadas sus pocas apariciones, sobre todo si las compárabamos con las de otros niños reales de Europa. Los Reyes siempre han querido que sus hijas tuvieran una infancia feliz alejadas del foco institucional, pero llegó el momento en el que la Princesa de Asturias tuvo que dar un paso adelante y mostrarse ante los españoles como el futuro de la Corona.

Leonor es ahora la heredera más precoz de su generación, si la comparamos con Amalia de Holanda y Elisabeth de Bélgica. Un trío de futuras reinas que está llevando su preparación institucional de forma desigual, siendo la española la que va en cabeza en número de actos y también en toma de responsabilidades, ya que ha sido la primera, a pesar de ser la menor de las tres, en presidir un acto totalmente sola. Ni la hija de Guillermo y Máxima, que cumplirá su mayoría de edad en diciembre, ni la primogénita de Felipe y Matilde, de 19 años, han estrenado aún agenda en solitario, algo de lo que Leonor sí puede presumir.

Fue en el mes de marzo cuando la Princesa asistió sola a la celebración del 30º aniversario del Instituto Cervantes, un acto en el que se la vio desenvuelta y en el que incluso tomó la palabra en el turno de preguntas. Este mismo fin de semana, Leonor tenía también en su agenda otro acto sin sus padres, pero esta vez acompañada por la infanta Sofía, un evento relacionado con el medioambiente al que las dos hermanas no pudieron asistir por causas meteorólogicas, pero que está previsto que se lleve a cabo próximamente.

placeholder  Actos en solitario de Leonor, Amalia y Elisabeth. (Vanitatis)
Actos en solitario de Leonor, Amalia y Elisabeth. (Vanitatis)

Como decíamos, ni Amalia ni Elisabeth han volado todavía en solitario. Las veces que las vemos van acompañadas por sus padres. En el caso de la heredera holandesa es mucho más evidente la diferencia que existe con Leonor, ya que solo participa en uno o dos actos institucionales al año: la celebración del Día del Rey y algún concierto. Guillermo y Máxima ya dejaron claro que querían que su hija viviera su infancia y juventud sin ninguna responsabilidad más allá de la de estudiar, y así ha sido. A punto de cumplir 18 años, la agenda de la princesa de Orange es prácticamente nula y todavía no ha pronunciado ningún discurso, al contrario que Leonor y Elisabeth. Sus apariciones son sobre todo familiares, en posados o sesiones fotográficas, y no se espera que esto cambie mucho en los próximos meses, ya que ha decidido, siguiendo los pasos de su padre, tomarse un año sabático antes de empezar su formación universitaria.

Por su parte, Elisabeth sí tiene más background que Amalia en quehaceres reales; sin embargo, ahora está centrada en su formación militar. Desde bien jovencita atiende actos oficiales, y con tan solo 12 años sorprendió en un homenaje a las víctimas de la Primera Guerra Mundial al pronunciar un discurso que había escrito ella misma en las tres lenguas oficiales de Bélgica: el francés, el alemán y el flamenco. Algo que la duquesa de Brabante repitió en el acto de celebración de su 18 cumpleaños, demostrando que será la primera soberana de los belgas que domine los tres idiomas del país.

placeholder  Apariciones de Leonor, Amalia y Elisabeth en 2020. (Vanitatis)
Apariciones de Leonor, Amalia y Elisabeth en 2020. (Vanitatis)

"Elisabeth está totalmente volcada en su formación militar", nos cuenta el periodista belga Wim Dehandschutter. "Solo está en casa con sus padres los fines de semana. Se levanta todos los días a las 5:45 horas de la mañana e inmediatamente comienza el entrenamiento y empieza un largo día, hasta las 22:00 horas. Está previsto que el 21 de julio participe en el desfile del Día Nacional. Lo que no sabemos es lo que pasará cuando acabe el curso. La reina Matilde me dijo una vez que espera que Elisabeth (y sus otros hijos) tengan la oportunidad de descubrir el mundo y hacer trabajo voluntario en países del tercer mundo. Supongo que pasarán de 3 a 4 años o más antes de que Elisabeth se convierta en miembro activo de la realeza. Y a partir de ese momento tendrá una paga del Gobierno".

Fue el 2019 el año en el que todo cambió para Leonor. Hasta entonces acudía al desfile del Día de la Hispanidad y otros pocos actos; sin embargo, los Reyes decidieron que ya estaba preparada para asumir grandes retos, como su debut en los Premios Princesa de Asturias y de Girona. Desde entonces, el grueso de sus actos ha ido 'in crescendo', siendo 13 los compromisos institucionales con los que cumplió en 2020. Este año, de momento, lleva dos: el amadrinamiento de un submarino en Cartagena y su acto en solitario en el Instituto Cervantes.

placeholder La evolución de los actos de Leonor. (Vanitatis)
La evolución de los actos de Leonor. (Vanitatis)

Para Carmen Remírez de Ganuza, "con Leonor, Zarzuela tiene la ventaja de llegar con viento de cola al siglo de las mujeres por antonomasia; además, nunca habría dado este acelerón si no hubiera estado segura de la buena preparación de la princesa". Pero añade: "Sin embargo, dependerá del contenido de esta nueva agenda el que el pretendido futuro de la Corona conecte, desde ya, con los jóvenes, los millennials de su propia generación. Y eso exige todo un plan, mucha domótica, internet y grandes dosis de inteligencia; no solo artificial".

Leonor Borbón
El redactor recomienda