El romántico homenaje de Isabel II a Felipe de Edimburgo en su centenario
  1. Casas Reales
con una rosa

El romántico homenaje de Isabel II a Felipe de Edimburgo en su centenario

"Es una rosa llamada Duque de Edimburgo para conmemorar su centenario y es una rosa conmemorativa de todas las cosas maravillosas que hizo durante su vida", ha explicado la Royal Horticultural Society

placeholder Foto: Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo. (EFE)
Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo. (EFE)

La reina ha plantado una rosa que lleva el nombre del duque de Edimburgo en el jardín del castillo de Windsor. Así lo recordará cada mañana al mirar por la ventana de su habitación…. Han pasado dos meses de su fallecimiento, pero la memoria de Felipe Mountbatten sigue muy presente en la familia real y muy especialmente en el corazón de Isabel II. Hoy, 10 de junio, es una fecha triste para ella, pues su marido habría cumplido 100 años y, aunque ya no está, ha querido tener un emotivo recuerdo con el que fuera su compañero de vida durante más de siete décadas. Preparad el pañuelo porque es tan bonito que quizá se os escape una lagrimilla…

Foto: La reina Isabel y el duque de Edimburgo. (Palacio de Buckingham)

La reina ha plantado una rosa muy especial en el East Terrace Garden del castillo de Windsor, que se ve directamente desde sus habitaciones privadas. Así, cada vez que se asome a la ventana, podrá contemplarla y rendirle tributo. La flor en cuestión fue un regalo de Keith Weed, presidente de la Royal Horticultural Society, y le fue entregada personalmente la semana pasada. La primera sorpresa fue saber que llevaba el nombre de su marido. Él mismo se lo explicó: “Es una rosa llamada Duque de Edimburgo para conmemorar su centenario y es una rosa conmemorativa de todas las cosas maravillosas que hizo durante su vida y para que todos recuerden tanto de lo que hizo”.

placeholder La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (Getty)
La reina Isabel II, en una imagen de archivo. (Getty)

Isabel II agradeció sinceramente el detalle y comentó que le parecía preciosa. La flor aún estaba cerrada, pero Weed la tranquilizó. “En este momento, con una primavera fría y la naturaleza un poco retrasada, no se ve tan hermosa, pero así es como se verá'', dijo señalando a la imagen que venía con la maceta. Esta será la más especial de su jardín y ha sido colocada en la parte frontal de una hilera de rosas de varios colores.

La rosa Duque de Edimburgo también se comercializa y los beneficios obtenidos irán a parar al Duke of Edinburgh Award’s Living Legacy Fund, que ayuda a jóvenes y niños. En color casi fucsia, fue creada por Harkness Roses y ahora tiene un lugar destacado en Windsor. Seguramente ya habrá florecido tras ser plantada con mimo por uno de los jardineros del castillo, así que de algún modo el príncipe Felipe vive en ella en el que hubiera sido su 100 aniversario.

placeholder Felipe de Edimburgo. (EFE)
Felipe de Edimburgo. (EFE)

Y eso que a él este era un número que no le hacía demasiada gracia y no quería que hubiera celebraciones. Hace años confesaba a los periodistas que no tenía ningún deseo de cumplirlos con esta frase: "No imagino nada peor". Como si de un augurio se tratara, el caprichoso destino quiso que falleciera dos meses antes. La rosa que ha plantado la reina con su nombre no será el único homenaje que se le rinda al duque, ya que también se prepara una exposición sobre su vida en el castillo de Windsor. La propia Isabel II ha aceptado entregar objetos de gran valor sentimental para que sean expuestos y se repasará toda su vida: su boda con la entonces heredera del trono británico, su carrera naval, su compromiso con diferentes organizaciones benéficas y su pasión por los automóviles.

placeholder La entonces princesa Isabel, con sus padres y su marido.
La entonces princesa Isabel, con sus padres y su marido.

La fecha de inauguración, según consta en la web oficial, es el 24 de junio y aunque parece que la soberana no hará ningún acto oficial, sí se le ofrecerá una vista privada. Un mes más tarde, el 23 de julio, también se abrirá al público otra muestra en honor al duque en el palacio de Holyroodhouse, en Edimburgo. Estará centrada en su carrera naval y podrán contemplarse objetos curiosos como el cuaderno de bitácora de su guardamarina, en el que habla de la batalla del Cabo Matapán (1941), en la que el marido de la reina participó. "Gracias al estado de alerta de Felipe y la apreciación de la situación, pudimos hundir en cinco minutos dos buques italianos". También podrá verse la invitación de su boda con Isabel. Y entre todos los sentidos homenajes no podemos olvidar el de Meghan y Harry, que han recuperado el apellido Mountbatten para su hija Lili.

Isabel II Duque de Edimburgo
El redactor recomienda