De la atípica cena a los regalos: crónica del primer día de los Reyes como anfitriones de Corea
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

De la atípica cena a los regalos: crónica del primer día de los Reyes como anfitriones de Corea

Los Reyes ofrecieron la noche de este martes una cena en honor al presidente de Corea del Sur, quien se encuentra realizando una visita de Estado a nuestro país

Foto: La cena en honor al presidente de Corea. (EFE)
La cena en honor al presidente de Corea. (EFE)

La pandemia obliga. Aunque la situación mundial del coronavirus está mejorando gracias a la vacunación, todavía queda un tiempo para poder volver a la normalidad. Así quedaba patente en la cena de Estado que los Reyes ofrecieron la noche de este martes en honor al presidente de Corea del Sur, quien se encuentra realizando una visita de Estado a nuestro país. Era este martes por la tarde cuando el mandatario surcoreano, Moon Jae-in, y su esposa, la cantante Kim Jung-sook, llegaban al Palacio Real para una ceremonia de bienvenida, a la que seguía una cena marcada en todo momento por las medidas sanitarias.

Empezando por la etiqueta. Lo habitual en estas veladas del más alto nivel es frac y condecoraciones para los hombres y vestido de gala y tiaras para las mujeres. Sin embargo, y tal como adelantó Vanitatis, en esta ocasión las dos delegaciones, la coreana y la española, acordaron una cena de perfil más bajo debido a la pandemia, con traje para ellos y vestido corto para ellas. Un dress code con el que cumplieron todos los invitados, unos 70, una cifra muy inferior a la de otras cenas de Estado, casi la mitad, pero que tiene su explicación también en el covid, el otro gran protagonista de la jornada.

placeholder Los Reyes, junto al presidente y la primera dama coreana. (EFE)
Los Reyes, junto al presidente y la primera dama coreana. (EFE)

Eran las 20:30 horas cuando los Reyes recibían al matrimonio coreano en el Salón de Teniers del Palacio Real. Los cuatro bien protegidos con mascarillas se saludaban antes de posar para la foto. Llamaba la atención el detalle de las mascarillas del presidente coreano y su esposa, con la bandera de España y la de Corea del Sur, mientras que don Felipe y doña Letizia lucían, como es habitual, las del CSIC. Tras estos saludos, las dos parejas pasaban ya al Salón del Trono, en el que tenía lugar el besamanos. Pero en esta ocasión no había besos, pero sí manos, al corazón, un saludo que practicaron tanto el Rey como Kim Jung-sook y Moon Jae-in y el resto de invitados. No así la Reina, que prefería una leve inclinación de cabeza.

Foto: Recepción oficial de los Reyes al presidente de Corea del Sur. (EFE)

Entre las autoridades se encontraban el presidente del Gobierno, acompañado por su esposa, Begoña Gómez; el líder de la oposición, Pablo Casado; la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la presidenta del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González; el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes; la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; la ministra de Exteriores, Arancha González Laya; el ministro de Ciencia, Pedro Duque; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; el embajador de España en Corea del Sur, Juan Ignacio Morro; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Díaz Ayuso; o el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres.

placeholder La reverencia de Isabel Díaz Ayuso. (LP)
La reverencia de Isabel Díaz Ayuso. (LP)

Tampoco faltaban, entre otros, Luis García Montero, director del Instituto Cervantes; Teodoro Esteban López, jefe de Estado Mayor de la Defensa; Javier Parrondo, director general de Casa Asia; Ainhoa Arteta, soprano y embajadora voluntaria de la Marca España; José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España; el medallista olímpico de taekwondo Joel González; Eva Armisén, pintora e ilustradora; y Javier Solana, ex alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y miembro de la Orden del Toisón de Oro. Fue con él con el que los Reyes tuvieron más gestos de afecto, repitiendo las escenas que ya vimos hace unas semanas, cuando coincidieron en el acto de entrega de las acreditaciones a los embajadores honorarios de la Marca España.

Tras los saludos, tocaba el turno de pasar al comedor de gala, que estaba también cambiado. La larga mesa, en la que habitualmente se sientan los invitados, ocupando los Reyes el puesto central, uno delante de otro, él mirando a los ventanales y ella a la puerta, esta vez fue sustituida por otras redondas más pequeñas, para reducir así el contacto entre los comensales y el riesgo de contagio. Una vez sonaron los himnos, primero el de Corea y después el de España, tocó el turno de palabra para don Felipe, a quien su discurso solo interrumpió el sonido de un reloj, que marcaba puntualmente las 21:00 horas de la noche.

"España y Corea compartimos principios y valores fundamentales, instituciones democráticas, el respeto al Estado de derecho y la protección de los derechos humanos. Nos une, además, nuestro avance imparable como sociedades democráticas consolidadas. [...] Mi deseo y el de la Reina es que el interés de nuestros pueblos por conocer nuestras respectivas culturas, la sólida proyección de nuestras sociedades y empresas en un mundo global y, sobre todo, los valores y principios que compartimos impulsen decididamente una relación cada vez más profunda entre la República de Corea y España", aseguraba el Rey.

Y tras ello proponía un brindis "por su salud, por su fortuna personal y por el futuro de las relaciones de España y Corea". La Reina, de nuevo, llamaba la atención al no beber, acercando solo la copa a los labios, al igual que sucedía tras el discurso y el posterior brindis de Moon Jae-in, quien se atrevió a pronunciar un "buenas noches" en español.

Los Reyes y el matrimonio coreano se conocieron en octubre de 2019, cuando don Felipe y doña Letizia realizaron una visita de Estado a Corea. Por eso, no son de extrañar las muestras de cordialidad constante entre todos. Sus Majestades han regalado con motivo de su visita al mandatario y a su esposa una reproducción realizada a mano de la nao Victoria del siglo XVI en la que Juan Sebastián Elcano completó la primera vuelta al mundo; una edición facsímil de 'Dibujos y estampas' de Goya; una escultura de una concha jacobea tallada en gema serpentina y un cuadro con dibujo a plumilla de la explanada de la plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela, estas dos últimas piezas de Cándido Pazos.

placeholder La cena en el comedor de gala. (EFE)
La cena en el comedor de gala. (EFE)

Por su parte, Kim Jung-sook y Moon Jae-in han entregado a los Reyes la pintura 'El sol, la luna y las cinco cumbres', un juego de té hecho con porcelana blanca tradicional de Corea y plata, y unos jarrones elaborados de cristal reciclado con forma tradicional coreana.

Esta es la primera visita de Estado que reciben los Reyes tras el inicio de la pandemia, y la novena desde su proclamación. La última fue en febrero de 2019, cuando viajó a España el entonces presidente de Perú, Martín Vizcarra, junto a su esposa. Don Felipe y doña Letizia han sido de los primeros en retomar este tipo de visitas, tanto entrantes como salientes, ya que el pasado marzo estuvieron en Andorra.

Reina Letizia
El redactor recomienda