Charlène de Mónaco sigue en Sudáfrica y lanza un mensaje desde allí sobre su matrimonio
  1. Casas Reales
PRINCIPADO

Charlène de Mónaco sigue en Sudáfrica y lanza un mensaje desde allí sobre su matrimonio

A punto de cumplirse diez años de su boda, vuelven los rumores sobre una crisis matrimonial entre Charlène y Alberto de Mónaco, que la princesa ha zanjado con un comunicado

placeholder Foto: La princesa Charlène de Mónaco. (Reuters)
La princesa Charlène de Mónaco. (Reuters)

Queda menos de una semana para que Alberto de Mónaco y Charlène Wittstock celebren su décimo aniversario de boda. Fue el 1 de julio de 2011 cuando el soberano de la Roca, conocido hasta la fecha como el eterno soltero de oro, se casaba con la exnadadora sudafricana con la que salía desde hacía más de ocho años. Primero tuvo lugar la ceremonia civil en el Salón del Trono del Palacio Grimaldi, en la que estuvo presente la familia más cercana, y a la que siguió un multitudinario concierto, y al día siguiente, el 2 de julio, se celebró por todo lo alto la boda religiosa junto a grandes personajes de la realeza y el mundo del famoseo.

Ha sido esta una década de constantes rumores sobre crisis matrimoniales, que empezaron incluso antes de la boda y que vuelven a repetirse a pocos días del décimo aniversario debido a la larga ausencia de Charlène del principado. Pero hay un motivo que explica esa desaparición de la princesa. La exnadadora se encuentra todavía en Sudáfrica por prescripción médica, tal como ha contado ella misma a través de su fundación. "Este año será el primero que no estaré con mi marido en nuestro aniversario en julio, lo que es difícil y me entristece. Sin embargo, Alberto y yo no teníamos otra opción que seguir las instrucciones del equipo médico, aunque es extremadamente difícil. Él ha sido el apoyo más increíble para mi", ha explicado en un comunicado.

placeholder La princesa Charlène de Mónaco, durante su viaje a Sudáfrica. (Instagram @hshprincessecharlene)
La princesa Charlène de Mónaco, durante su viaje a Sudáfrica. (Instagram @hshprincessecharlene)

Este mismo miércoles, la princesa se ha sometido a una intervención quirúrgica relacionada con la infección severa ORL -de oídos, garganta y nariz- que contrajo hace un mes cuando viajó a su país de origen. Charlène se vistió de militar y no dudó en ayudar a curar a rinocerantes heridos por cazadores furtivos, en una clara muestra de su pasión por los animales. Sin embargo, esa visita a su país que iba a ser de apenas unos días se ha alargado a causa de la enfermedad de la esposa del príncipe Alberto, quien todavía no tiene fecha para volver a Mónaco. Todo dependerá de cómo evolucione y de lo que le digan los médicos.

Aunque se encuentra en Sudáfrica desde hace más de un mes, Charlène no está sola, ya que está rodeada por su familia. Su padre, Michael Wittstock, sigue viviendo allí y también uno de sus hermanos, Sean Wittstock, con su mujer, Chantell Serfontein, y sus dos hijos, Raigen y Aiva Grace. Fue precisamente con motivo del quinto aniversario de Ava cuando la princesa colgó en su cuenta de Instagram una foto en la que aparecía junto a Alberto y los mellizos, Jacques y Gabriella, quienes viajaron a Sudáfrica para visitarla en su convalecencia. "Mis conversaciones diarias con Alberto y con los niños me ayudan inmensamente a mantener el ánimo, pero echo de menos estar con ellos. Fue especial que mi familia me visitara en Sudáfrica y fue realmente maravilloso verles. No puedo esperar a reencontrarme con ellos", ha lamentado la princesa en el citado comunicado.

Estas palabras de amor hacia su familia llegan en un momento clave, puesto que, como hemos dicho, ya empezaban a correr rumores sobre una posible crisis matrimonial. Este mismo jueves, la revista alemana 'Bunte' afirma en un artículo que tras una investigación realizada a causa de la larga ausencia de la princesa, pueden asegurar que Charlène se encuentra en "plena crisis emocional y su vida matrimonial no está intacta". Algo que contrasta con las palabras expresadas por ella misma, en la que lamenta no poder estar en Mónaco y en la que señala que Alberto es su gran apoyo.

La infección que sufre Charlène y su estancia en Sudáfrica explican sus últimas ausencias. La dolencia hizo que no pudiera asistir al Gran Premio de Fórmula 1 a principios de mayo, una de sus citas favoritas. El mismo motivo de su ausencia en la cita que Alberto y sus hijos tuvieron en el Museo Oceanográfico, unas semanas después, y en la celebración del Corpus, en la que volvimos a ver solo a los tres. Este fin de semana, coincidiendo con el Día del Padre, Alberto estuvo con los mellizos en un partido de rugby. Ahora ya conocemos el motivo.

Princesa Charlene de Mónaco
El redactor recomienda