Muchas flores y a juego con Leonor: el look de la reina Letizia en Santiago
  1. Casas Reales
DISEÑO FLORAL Y REPETIDO

Muchas flores y a juego con Leonor: el look de la reina Letizia en Santiago

Doña Letizia ha escogido un viejo conocido de su armario para la ofrenda al Apóstol, rescatando un diseño de Carolina Herrera que estrenó hace cuatro años

placeholder Foto: La reina Letizia, en Santiago. (Limited Pictures)
La reina Letizia, en Santiago. (Limited Pictures)

Lo ha vuelto a hacer. La reina Letizia parece empeñada en que, en apariciones al completo de la familia real, todo el protagonismo sea para sus hijas. No siempre lo consigue, pero en este día de Santiago sí lo ha hecho. Y lo ha logrado gracias a dos puntos. Primero, porque era la primera vez que Leonor y Sofía pisaban tierras gallegas de forma oficial, ya que se han estrenado en la ofrenda al Apóstol, a la que habitualmente acuden los Reyes. Pero además, Letizia ha preferido rescatar un vestido de su fondo de armario en lugar de optar por uno de estreno, como sí han hecho ella. Un diseño con muchas flores y con el que ha ido a juego con la princesa Leonor, pero sin eclipsarla. Misión cumplida.

Era inevitable que todas las miradas fueran a Leonor y Sofía, especialmente porque han escogido unos colores más que llamativos para su estreno en la Catedral de Santiago. La mayor, en un vibrante fucsia. La pequeña, en un original turquesa. Ninguna de las dos ha necesitado nada más para ser el centro de atención en la Plaza del Obradoiro. Y tampoco el discreto look de la reina Letizia ha ayudado a que las miradas fueran hacia ella, ya que además ha elegido un vestido que ya conocíamos, aunque parecía que ella lo tenía totalmente olvidado.

placeholder La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)
La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)

Se trata de un vestido de organza en color rosa palo, con estampado de flores tropicales y hojas verdes que pertenece a la colección Resort 2018 de Carolina Herrera y que la reina Letizia estrenó hace cuatro años, concretamente para la audiencia con premiados previa a la gala de los Premios Princesa de Asturias 2017. Tiene falda de vuelvo y manga larga, pero la seña de identidad de la prenda es el fruncido en las mangas y una lazada de color magenta a la altura de la muñeca. Y es este color al que Letizia ha querido dar protagonismo, escogiendo los zapatos y el bolso en ese tono, con el que ha combinado perfectamente con su hija mayor.

Tanto los zapatos como el bolso los firma también Carolina Herrera y los estrenaba a la vez. Los veíamos por primera vez hace dos años, cuando Letizia aterrizó en La Habana para realizar un viaje de Estado en Cuba con el rey Felipe. El bolso es uno de los modelos insignia de la marca, el Satchel, realizado en piel, con asas intercambiables -la Reina lo lucía hoy en su versión corta- y con un detalle que lo hace inconfundible, las iniciales de la firma en forma de aplique metálico en la solapa. Los zapatos son también de piel, de efecto cocodrilo y con ese diseño que se ha convertido en el fetiche de su zapatero, de punta y destalonados.

placeholder La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)
La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)

Y no podemos negar que si tenemos que hacer una lista de los pendientes del joyero de la reina Letizia que más nos gustan, los que ha escogido este domingo para acompañar al rey Felipe en la ofrenda al Apóstol Santiago estarían sin duda en la lista. Es verdad que no se ha complicado mucho pensando los que mejor irían con el vestido, ya que ha elegido los mismos que lució cuando estrenó este diseño de Carolina Herrera con estampado floral. Se trata de un modelo exclusivo de la firma Tous, con un cuarzo verde y otro rosa, que le favorece mucho. Ella lo sabe y no duda en ponérselos siempre que tiene ocasión.

placeholder La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)
La reina Letizia, este domingo en Santiago. (Limited Pictures)

Pero no han sido los únicos elementos del look que podemos considerar como fetiches. Porque, una vez más, ha optado por un moño tipo bailarina, pero con efecto messy, con algunos mechones despeinados tanto en la parte delantera como en el propio. Un peinado al que ultimamente parece haber cogido el gusto y con el que no puede ni quiere ocultar sus canas, cada vez más abundantes. El otro imprescindible ha sido su sempiterno anillo de Karen Hallam, que no se ha quitado desde que lo estrenara.

Reina LZ
El redactor recomienda