Haakon y Mette-Marit, confesiones por su 20 aniversario: inicios, problemas y enfermedad
  1. Casas Reales
BODAS DE PORCELANA

Haakon y Mette-Marit, confesiones por su 20 aniversario: inicios, problemas y enfermedad

La pareja ya está celebrando su dos décadas como casados y lo han hecho concediendo una entrevista a una emisora de radio en la que han confesado, entre otras cosas, cómo fueron sus comienzos

Foto: Los príncipes Haakon y Mette Marit de Noruega. (Reuters)
Los príncipes Haakon y Mette Marit de Noruega. (Reuters)

Quedan apenas dos semanas para que Haakon y Mette-Marit de Noruega celebren sus bodas de porcelana y ya están comenzando sus particulares 'festejos'. El primero ha sido conceder una entrevista en la emisora de radio NRK, que ha recogido algunas de sus confesiones por su 20º aniversario. En ella han hablado de sus inicios, de las dificultades que tuvieron y hasta de la enfermedad de la Princesa, que coindiciona toda su vida actual y su labor institucional, y por la que se ha puesto en entredicho su capacidad de asumir en un futuro su papel como reina consorte, algo de lo que es muy consciente.

No podemos olvidar que la de Haakon y Mette-Marit fue la primera gran boda real del siglo XXI, la primera de un heredero de su generación. Y no fue una boda precisamente normal, si podemos decirlo así. No solo la novia tenía un pasado algo conflictivo que los medios de comunicación no tardaron en airear, sino que llegó al altar con un hijo, fruto de una relación anterior. Un detalle que no echó para atrás al heredero, todo lo contrario, tal y como él mismo ha confesado: "El hecho de que tuviera un hijo pequeño realmente solo me dijo que no tenía miedo de asumir el compromiso y la responsabilidad. Ella no se volvió menos atractiva a mis ojos por esa razón".

placeholder La familia noruega al completo en una imagen de archivo.
La familia noruega al completo en una imagen de archivo.

Lo bueno es que, a pesar del shock inicial, la pareja contó con el apoyo de Harald y Sonia, los Reyes. Ellos se habían encontrado con muchas trabas para poder estar juntos y se prometieron que a sus hijos no les pasaría lo mismo. Así que no fue fácil, pero contaron con la bendición más importante. No sabemos si hubieran seguido con su relación de haber contado con algún tipo de oposición, pero desde luego las palabras del príncipe Haakon dan a entender que sí. Como cuenta, lo suyo fue un auténtico flechazo: "Me impresionó. Se nota bien cuando Mette entra en una habitación. Allí hay un poder que no es tan fácil de pasar por alto. Parecía segura y acostumbrada al mundo. Y fue agradable hablar con él. Se sentía seguro cuando estábamos juntos".

Una impresión que también comparte con su esposa: "Él me vió. Me entendió. Tenía curiosidad. Y me abrazó". Aquel apoyo que tuvo de su entonces novio, lo tiene también ahora, cuando se está enfrentando a la fibrosis pulmonar crónica: "En el tiempo que he estado enfermo, se ha vuelto más importante para mí que nunca ser simplemente Mette. Y eso está bien. Que no tengo que definirme a mí misma sobre la base de que soy una princesa heredera, sino que se me permite ser Mette primero".

placeholder Junto a sus hijos en el tradicional posado navideño. (EFE)
Junto a sus hijos en el tradicional posado navideño. (EFE)

"Para mí, mucho de tener una enfermedad crónica se trata de tener mala conciencia por todo lo que no puedes hacer", continua en la entrevista, "este año no he tenido que definirme como enfermo para hacer que mi vida se mantenga unida. He podido tomar las cosas a mi propio ritmo. Los días que he estado mal, he podido descansar sin tener mala conciencia. Me he sentido mejor que en muchos años."

Además de abordar los problemas de la pandemia, la pareja también habló sobre la salud mental de los jóvenes, una de las causas en las que más se han implicado a través de su fundación. Y Mette-Marit sabe de primera mano lo importante que es tener una estabilidad, ya que sus años de adolescencia no fueron precisamente tranquilos: "Creo que mi madre se las arregló bien. Si Ingrid hubiera hecho lo mismo hoy, no sé si hubiera estado tan tranquila. Sé que los años difíciles entre la adolescencia y la adultez pueden ser una fase de la vida muy vulnerable para muchos. Así fue para mí".

placeholder Haakon y Mette-Marit, en una imagen de archivo. (EFE)
Haakon y Mette-Marit, en una imagen de archivo. (EFE)

Haakon y Mette-Marit pusieron banda sonora a todas estas confesiones por su 20º aniversario, con una lista de canciones para las que le costó ponerse de acuerdo, según cuentan también. Pero al final hubo consenso: 'Playing your game baby' de Barry White, 'Never let me go', de Florence and the Machine, 'Beth/Rest' de Bon Iver, 'Faithful', de Common, 'Teardrop' de Massive Attack, y hasta 'Håper du har plass', del rapero noruego Cezinando. Una curiosa mezcla que acompañó a la pareja en esta entrevista para celebrar sus 20 años de matrimonio y de amor.

Princesa Mette-Marit Haakon de Noruega