La princesa Ingrid de Noruega se impone a la lluvia en la celebración del Día Nacional
  1. Casas Reales
LA FIESTA GRANDE

La princesa Ingrid de Noruega se impone a la lluvia en la celebración del Día Nacional

La futura heredera se ha convertido en la gran protagonista de una jornada atípica en el país escandinavo, en el que se han eliminado muchos de los actos habituales por la situación sanitaria

placeholder Foto: Ingrid Alexandra, en la celebración del Día Nacional. (@Detnorskekongehuset)
Ingrid Alexandra, en la celebración del Día Nacional. (@Detnorskekongehuset)

Ha llegado uno de los días más esperados por los noruegos y por su familia real. El Día Nacional de Noruega se celebra a lo grande y el rey Harald y su familia participan en muchas actividades programadas a lo largo de la jornada. Aunque, como el año pasado, muchas de las citas se han visto alteradas, o directamente canceladas, por la situación sanitaria, para así minimizar el riesgo de contagio. Lo que no ha cambiado es que, como es habitual en las últimas ediciones, toda la atención ha ido a parar a la hija mayor de Haakon y Mette-Marit, la princesa Ingrid Alexandra, que se ha impuesto a la lluvia en la celebración del Día Nacional, que se ha unido en el último momento como invitada inesperada, desluciendo un poco la aparición de la familia real.

La jornada ha empezado en Skaugum, donde viven Haakon y Mette-Marit con sus dos hijos. Allí hemos podido verlos con el traje tradicional del país, a excepción de Sverre Magnus, que ha preferido llevar un traje de chaqueta, como ya ha hecho otros años. Los cuatro han visitado un par de residencias de ancianos en Asker, el pueblo donde se sitúa la finca, antes de dirigirse al Palacio Real, pero no lo han hecho solos. A la fiesta nacional se han unido sus dos mascotas, Milly Kakao y Muffins Kråkebolle, que últimamente han sido dos más en las fotos familiares de los príncipes noruegos y sus hijos.

placeholder Ingrid Alexandra y Haakon, con una de sus mascotas. (@Detnorskekongehuset)
Ingrid Alexandra y Haakon, con una de sus mascotas. (@Detnorskekongehuset)

Tras este recorrido por el pueblo, se han desplazado hasta el Palacio Real, en Oslo. Y aquí ha sido uno de los grandes cambios en esta celebración tan atípica. Es habitual que Haakon y Mette-Marit hagan, junto a sus hijos, un recorrido en un pequeño tren descubierto para ir saludando a su paso a todos los noruegos que inundan las calles. Esta vez, se han dado un paseo a pie y se han trasladado hasta palacio en varios coches para así evitar las aglomeraciones de gente. Una vez allí, se han reunido con los reyes Harald y Sonia para la tradicional foto desde el balcón, aunque esta vez la plaza que suele recibirlos estaba mucho menos concurrida, precisamente por el mismo motivo.

Curiosamente, hemos visto que a Haakon le ha dado tiempo a cambiarse de ropa, sustituyendo el atuendo tradicional por un traje de chaqueta al que, al igual que ha hecho el monarca, le ha añadido una chistera. Pero, con traje tradicional o sin él, lo cierto es que la atención mediática no estaba ni en uno ni en otro. La princesa Ingrid Alexandra es el futuro de la monarquía y, a sus 17 años, se convierte en la protagonista en cada una de sus apariciones, que no son demasiadas hasta la fecha. Apenas alguna cita obligada de corte familiar, como la de este lunes celebrando el Día Nacional.

placeholder La familia real, en el balcón de palacio. (EFE)
La familia real, en el balcón de palacio. (EFE)

Pero es muy posible que, tras la pandemia, eso cambie. La baja intensidad de compromisos a la que ha obligado la situación sanitaria ha permitido a Mette-Marit no hacer muchos esfuerzos, desaconsejados por su enfermedad crónica. Pero no faltan muchos meses para que la normalidad se imponga de nuevo y, con la futura heredera a poco tiempo de alcanzar la mayoría de edad, muchos la ven como la sustituta natural de su madre. No tanto como 'consorte' de Haakon, sino como su representante en determinados actos a los que Mette-Marit no pueda acudir por su estado de salud, especialmente los que sean fuera del país.

Sea como sea, aún quedan para eso unos meses, por lo que Ingrid Alexandra tiene aún tiempo para prepararse y disfrutar, como este lunes, de las citas más festivas que también va a incluir su rol institucional.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Princesa Mette-Marit Ingrid Alexandra de Noruega Haakon de Noruega Familia Real de Noruega Sonia de Noruega
El redactor recomienda