Sin maquillaje y muy sencilla: la princesa Mette-Marit sale al fin de palacio tras meses 'confinada'
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL NORUEGA

Sin maquillaje y muy sencilla: la princesa Mette-Marit sale al fin de palacio tras meses 'confinada'

Hacía tiempo que no presidía ningún acto público y para su primera salida eligió una preciosa iniciativa y una imagen sorprendente

Foto: Mette-Marit de Noruega, en una imagen de archivo. (Getty)
Mette-Marit de Noruega, en una imagen de archivo. (Getty)

Adiós a las reuniones virtuales, ha llegado el momento de pasar a la acción, aunque sin olvidar que seguimos en pandemia. La princesa Mette-Marit reaparecía el pasado 4 de mayo para presidir su primer acto público presencial en mucho tiempo. La esposa del príncipe Haakon visitó la cooperativa social Aurora Workshop, ubicada en la localidad noruega de Bærum. Se trata de una comunidad de artistas con y sin discapacidades que venden ropa, cerámica y otros artículos para el hogar hechos por ellos mismos.

Recorrió todas las estancias del taller, donde pudo comprobar en primera persona el proceso de elaboración y también hablar con alguno de los trabajadores para interesarse por sus aspiraciones e inquietudes. Se mostró impresionada por la labor que realizan y muy agradecida de haberla conocido de cerca. “Hacen tantas cosas que me interesan. Han logrado permanecer abiertos durante casi toda la pandemia y han ofrecido una vida diaria buena y segura. Fue increíblemente agradable visitarlos y escuchar cómo se las han arreglado durante la pandemia", dijo.

La princesa noruega, con el pelo suelto y apenas sin maquillar, eligió un look muy discreto para este evento. Lució un pantalón gris oscuro de corte sastre y talle alto, de un tejido que bien podría ser lino. Un top básico en azul oscuro metido por dentro completaba el conjunto. Le dio un toque de color con un minicinturón rojo de esos que tanto le gustan a doña Letizia. El calzado elegido fueron unas bailarinas redondeadas con detalle de pedrería firmadas por Alberta Ferretti, que Mette-Marit ha lucido en varias ocasiones; son unas de sus preferidas. Quizá unos tacones hubieran resultado más acertados o al menos unas bailarinas de punta.

Sea como fuere, lo importante era el acto en sí y la princesa optó por la discreción, con tonalidades neutras y prendas simples. En esto del estilo royal siempre hay que dar una de cal y otra de arena, y queremos recordar que la mujer de Haakon nos ha regalado looks monísimos durante sus actos virtuales. El pasado mes de abril, repetía una de las blusas que más nos gustan de su armario, con cuello babero y estampado vichy de la española firma Maria de la Orden, y también deslumbraba apuntándose al vestido preferido de las royals. Hablamos del diseño de The Vampires Wife que también tienen Kate Middleton y Beatriz de York.

A sus 47 años, la princesa heredera de Noruega sigue definiéndose de esta manera: “Todavía hay mucha rebeldía en mí”. Aunque le costó adaptarse a formar parte de una familia real, siendo plebeya y madre soltera, ha ido adaptándose y aprendiendo a llevarlo de la mejor manera posible. Una de sus grandes virtudes es su naturalidad y su sinceridad, hablando de su pasado sin tapujos. Eso hizo en un podcast grabado con motivo del Día de San Valentín este mismo año donde confesó: “Hay periodos de mi vida en los que aún no puedo pensar sin que me entren ganas de vomitar. Sobre todo, la primera fase de mi vida con Haakon, porque fue muy difícil. Algunos programas han emitido recientemente imágenes de la familia real en las que aparecen mis inicios con Haakon, y no puedo verlos”. De aquello hace una década, pues en agosto, los príncipes celebrarán su vigésimo aniversario de boda.

placeholder Mette-Marit, con el mismo vestido que Kate y Beatriz de York. (Instagram)
Mette-Marit, con el mismo vestido que Kate y Beatriz de York. (Instagram)
Princesa Mette-Marit
El redactor recomienda