Vuelta a la televisión: Meghan Markle, estrella invitada en el programa de Ellen DeGeneres
  1. Casas Reales
¿HABLARÁ DE LA FAMILIA REAL?

Vuelta a la televisión: Meghan Markle, estrella invitada en el programa de Ellen DeGeneres

Este jueves el show de Ellen DeGeneres recibe a Meghan Markle, ocho meses después de aquella entrevista con Oprah Winfrey y con un tono mucho menos dramático

Foto: Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (EFE)

Ocho meses después, vamos a volver a ver a la duquesa de Sussex en televisión. No va a ser recuperando su antiguo trabajo como actriz, sino haciendo algo a lo que parece que se ha aficionado: como entrevistada en uno de los show más vistos en Estados Unidos. Meghan Markle va a ser la estrella invitada en el programa de Ellen DeGeneres este jueves. Y claro, la expectación está servida, pero el revuelto mediático también. Porque es inevitable que se recuerde aquella entrevista bomba que, junto al príncipe Harry, concedió el pasado marzo a Oprah Winfrey.

Es una de las invitadas de la temporada y el programa ya ha publicado un avance de algo más de un minuto de lo que contará, o al menos de parte de ello. Porque lo que se puede ver y escuchar no es nada polémico: hablan de cómo han cambiado las cosas desde que iba por allí hace una década a hacer audiciones, de su antiguo coche y los problemas que tenía en una de las cerraduras y que la obligaban a meterse por el maletero... Una situación completamente diferente a la actual que ella cuenta con mucho humor, simpática y entregada a los aplausos y carcajadas del público.

El look escogido para esta aparición estelar es 'muy Meghan': pantalón negro tobillero, blusa blanca con cuello redondo y mangas tipo farol y troqueladas, y unos zapatos de salón, también en negro. El pelo suelto y una maquillaje muy natural contrasta con aquella imagen de la duquesa de Sussex frente a Oprah Winfrey, con un dramático maquillaje ahumado y el pelo suelto, además de un vestido, también en blanco y negro -una apuesta siempre segura-, en el que muchos quisieron ver una copia de uno de los vestidos lucidos décadas antes por Diana de Gales.

Como vemos y escuchamos, el tono empleado por Meghan para hablar con Ellen DeGeneres también es mucho menos intenso, al menos en este minuto que el programa ha tenido a bien avanzar. Anécdotas, risas... Nada que ver con aquellas brutales confesiones que hizo ante Winfrey, acusando de racismo a la familia real o hablando incluso de que en alguna ocasión había tenido pensamientos suicidas. Y está por ver si en la conversación con la presentadora hablará de la familia real, algo que no se ha desvelado en el avance de este programa, grabado hace unos días y que se emite este jueves.

placeholder Meghan y Harry, durante su entrevista con Oprah. (Reuters)
Meghan y Harry, durante su entrevista con Oprah. (Reuters)

Otra diferencia con la entrevista que concedió a Oprah el pasado febrero es que esta vez Meghan Markle va a plató y no lo hace desde la comodidad de un tranquilo jardín y en un ambiente más que relajado. Y eso supone que también hay público, con sus ventajas y desventajas. Lo que no cambia es que, una vez más, la duquesa de Sussex tiene amistad con la persona que la entrevista -incluso son vecinas de la zona de Montecito, donde vive la pareja-, así que se da por hecho que las preguntas están ya aprobadas de antemano y no se hablará de nada que ella misma no quiera.

Pero aún hay otra similitud. La CBS anunciaba a bombo y platillo la entrevista con Oprah Winfrey justo un día después de que se supiera que Meghan Markle había ganado su demanda contra la editorial Associated Newspapers Limited por violación de su privacidad. Pues bien, también hemos sabido que estará como invitada en el programa de Ellen DeGeneres poco después de la audiencia que tuvo lugar hace unos días para que el juez Warby estudiara el recurso de apelación que pusieron los abogados de la editorial. Así que esta aparición estelar en televisión podría ser una pista del resultado de esa audiencia.

La sombra de una sospecha

Y como todo lo que tiene que ver con Meghan Markle, tampoco a esta aparición estelar que tendrá lugar este jueves le han faltado las críticas. Porque su vuelta a la televisión cumple con los pronósticos de los más suspicaces y dan la razón a aquellos que creen que ninguna noticia que se sabe o publicación que se comparte de los duques de Sussex es coincidencia, sino que obedece a una estrategia para intentar robar el protagonismo a los Cambridge, especialmente a Kate Middleton. Y da la casualidad de que el mismo jueves, sus cuñados asistirán a la Royal Variety, un espectáculo solidario de variedades en el que Kate siempre luce espectacular con vestidos de noche.

placeholder Los Cambridge, en el espectáculo de la Royal Variety de 2019. (Reuters)
Los Cambridge, en el espectáculo de la Royal Variety de 2019. (Reuters)

Intencionado o no, lo cierto es que algunos de los momentos más importantes de los duques de Cambridge en los últimos años -con la consiguiente expectación y repercusión mediática- se han visto algo eclipsados por nuevas noticias de Meghan y Harry. Y podrían pasar por algo casual, si no fuera porque las coincidencias son bastante numerosas ya y se han convertido casi en un patrón. De hecho, es una broma muy recurrente entre los periodistas británicos: sabiendo la agenda de Kate Middleton, pueden vaticinar cuándo habrá alguna aparición sorpresa de la duquesa de Sussex.

El redactor recomienda