Es noticia
Menú
La vuelta de Estefanía y de la hija de Carolina y la ausencia de Charlène en el Día Nacional
  1. Casas Reales
DÍA GRANDE

La vuelta de Estefanía y de la hija de Carolina y la ausencia de Charlène en el Día Nacional

Tras dos años de ausencia, la hija mayor de Carolina de Mónaco ha vuelto a las celebraciones del Día Nacional, en contraste con su tía, la gran ausente de la cita

Foto: Estefanía, Alberto y Carolina, en el Te Deum del Día Nacional. (Getty/Pascal Le Segretain)
Estefanía, Alberto y Carolina, en el Te Deum del Día Nacional. (Getty/Pascal Le Segretain)

El 19 de noviembre es un día marcado en rojo para los monegascos porque celebran su fiesta grande, una tradición con mucha historia que suele reunir a la familia Grimaldi al completo... O casi, porque cada año hay alguna ausencia puntual. Y este año no ha sido una excepción, como ya sabíamos desde hace unos días. Porque aunque el Día Nacional de Mónaco ha tenido la vuelta de Carlota y Estefanía, que no estuvieron presentes el año pasado, también ha estado marcado por la notable ausencia de Charlène, quizá el miembro de la familia a la que más ganas había de ver.

Eso sí, Alberto de Mónaco no ha estado solo. Sus hermanas, la princesa Carolina y la princesa Estefanía, han vuelto a ejercer de 'primeras damas' y lo han acompañado y flanqueado en el tradicional Te Deum de la catedral, hasta donde los tres llegaban en vehículos oficiales pasadas las 09:30 de la mañana. Dentro, ya esperaba el resto de la familia, con Andrea, Carlota y Pierre Casiraghi y Alessandra de Hannover junto a sus primos Louis y Pauline Ducruet ocupando una de las filas de asientos. Tras ellos estaban Camille Gottlieb, Marie Ducruet, Beatrice Borromeo y Tatiana Santo Domingo.

placeholder Los hijos de Carolina y Estefanía de Mónaco. (Facebook Palais Princier)
Los hijos de Carolina y Estefanía de Mónaco. (Facebook Palais Princier)

Y aunque Charlène no ha asistido a estas celebraciones, tal y como se anunciaba hace unos días por el propio Palacio Grimaldi, ha estado muy presente de diversas formas. Primero, porque buena parte de su familia ha acudido a la ceremonia. Es habitual la presencia de Gareth Wittstock y su esposa, puesto que viven en el principado, pero ha sorprendido mucho que junto a ellos estuvieran Sean y Chantell Wittstock, el otro hermano de Charlène y su cuñada, de la que tanto se ha hablado en las últimas semanas por haberse convertido en la portavoz de la princesa, con algún que otro desliz a la hora de atender a la prensa, como desvelar que no estaba claro si se instalaría en palacio tras su regreso a Mónaco.

La otra forma en la que Charlène ha estado presente ha sido a través del obispo que ha oficiado el Te Deum. Durante su homilía, no han faltado unas palabras dedicadas a la princesa, pidiendo por su total recuperación. Unas palabras que, desde su asiento, Alberto le ha agradecido con un pequeño gesto con la cabeza. Y al igual que ha habido un recuerdo para ella durante la misa en la catedral, ella no ha querido olvidarse del día grande del que es su país de adopción, haciendo un homenaje a través de sus redes sociales, en lo que suponía su reaparición -aunque fuera virtual- tras las últimas noticias y las declaraciones del propio soberano sobre la situación de su esposa.

placeholder Estefanía, Alberto y Carolina, en el Te Deum del Día Nacional. (Getty/Pascal Le Segretain)
Estefanía, Alberto y Carolina, en el Te Deum del Día Nacional. (Getty/Pascal Le Segretain)

Como es habitual, faltaban en esta ceremonia religiosa los príncipes Jacques y Gabriella. Aunque sí asistieron a misa en las celebraciones de Santa Devota, el pasado enero, aún son muy pequeños para este tipo de liturgias. Como suele ser habitual, la de este año ha sido una misa muy larga, en la que no ha faltado la música y los cánticos del coro. Y nadie espera que dos niños de apenas siete años -los cumplen el 10 de diciembre- aguanten más de una hora serios y quietos. Por eso, los hijos de Alberto y Charlène siempre se unen a las celebraciones una vez en palacio, donde se convierten en los grandes protagonistas de la cita.

Terminada la misa, el príncipe Alberto ha salido de la catedral, saludando a todos los sacerdotes que habían participado en ella y seguido de sus hermanas, que también han hecho las correspondientes reverencias. Aunque un tanto serio, ha agradecido el apoyo del público, que lo han despedido al grito de "hurra". El soberano volvía a montarse en su vehículo oficial para regresar a palacio, donde tendrán lugar el resto de actos de este Día Nacional, que ha recuperado el esplendor de años anteriores tras el paréntesis de 2020, que estuvo totalmente marcado por la pandemia y prescindió, por ejemplo, de la cita en el balcón, donde siempre vemos a los Grimaldi reunidos.

placeholder El príncipe Alberto, agradeciendo las muestras de cariño de los monegascos. (Reuters/Eric Gaillard)
El príncipe Alberto, agradeciendo las muestras de cariño de los monegascos. (Reuters/Eric Gaillard)

Precisamente por este motivo, una de las diferencias con el año anterior, además de la presencia de Estefanía y Carlota y la ausencia de Charlène, ha sido el look que han escogido las chicas Grimaldi para la cita. En 2020 todas, sin excepción, hicieron del negro el color protagonista de sus atuendos, como señal de duelo por las víctimas de la pandemia. Este año, con la situación sanitaria menos crítica, ya hemos visto cómo el color se ha abierto paso en su vestuario.

Aunque la princesa Carolina ha vuelto a apostar por el negro, como ya haría en la edición anterior, hemos visto una gama cromática mucho más amplia, del gris de Estefanía de Mónaco -que ha lucido de nuevo un corte de pelo similar al de su cuñada Charlène- a los rojos de Pauline Ducruet y Alexandra de Hannover o el dorado de Carlota Casiraghi. Los chicos, por su parte, lucían chaqué, a excepción del príncipe Alberto, que como es habitual llevaba su uniforme militar con las numerosas condecoraciones.

El 19 de noviembre es un día marcado en rojo para los monegascos porque celebran su fiesta grande, una tradición con mucha historia que suele reunir a la familia Grimaldi al completo... O casi, porque cada año hay alguna ausencia puntual. Y este año no ha sido una excepción, como ya sabíamos desde hace unos días. Porque aunque el Día Nacional de Mónaco ha tenido la vuelta de Carlota y Estefanía, que no estuvieron presentes el año pasado, también ha estado marcado por la notable ausencia de Charlène, quizá el miembro de la familia a la que más ganas había de ver.

Estefanía de Mónaco Carolina de Mónaco Camille Gottlieb
El redactor recomienda