Es noticia
Menú
Los príncipes George, Charlotte y Louis ya tienen nuevo colegio para septiembre
  1. Casas Reales
Mudanza real

Los príncipes George, Charlotte y Louis ya tienen nuevo colegio para septiembre

Con la mudanza de los duques de Cambridge, tocaba buscar nueva escuela y finalmente los tres hijos de Guillermo y Kate irán a la misma

Foto: Los tres hijos de los duques de Cambridge. (Instagram/@dukeandduchessofcambridge)
Los tres hijos de los duques de Cambridge. (Instagram/@dukeandduchessofcambridge)

En junio se hacía público que los duques de Cambridge habían decidido mudarse del palacio de Kensington a la residencia Adelaide Cottage, en las inmediaciones de Windsor, donde reside la reina Isabel II. Con este cambio de residencia, tocaba buscar colegio para los tres hijos del matrimonio: el príncipe George, de nueve años; la princesa Charlotte, de siete; y el príncipe Louis, de cuatro. Ahora el diario ‘The Telegraph’ ha hecho pública cuál ha sido la elección de los duques.

La escogida ha sido la escuela de Lambrook, que estará a tan solo 15 minutos de su nueva residencia en coche. Un colegio al que, además, podrán ir los tres hijos juntos, simplificando en gran medida los traslados de los Cambridge, que se implican todo lo que pueden en la educación de sus hijos a pesar de su apretada agenda. Con la mudanza de Londres a Berkshire, los pequeños royals disfrutarán de las zonas verdes que otorga vivir más alejado de la ciudad.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

La escuela es de hecho una casa rodeada de amplios jardines que no se puede comparar con los colegios de una ciudad como Londres. Un cambio de rutinas y de amigos que les costará a los hijos de los duques de Cambridge, especialmente al príncipe George y a la princesa Charlotte, que hasta ahora acudían al colegio Thomas’s Battersea, conocido por ser bastante ameno.

placeholder Los duques de Cambridge y sus hijos George, Charlotte y Louis. (Reuters/Pool/ Chris Jackson)
Los duques de Cambridge y sus hijos George, Charlotte y Louis. (Reuters/Pool/ Chris Jackson)

Esta nueva escuela también parece ofrecer una forma de educar amena y que no solo busca obtener buenos rendimientos escolares, sino que mantiene un equilibrio con el bienestar emocional de los niños que acuden a ella. Según han comentado algunos padres a ‘The Telegraph’, en Lambrook “las lecciones son divertidas y hay una comunidad unida e inclusiva”.

Esta escuela es para niños de clase alta, pero no es un colegio excesivamente elitista. Las tarifas trimestrales son actualmente de más de cinco mil euros cuando entras a educación infantil y a partir de primaria aumentan hasta los siete mil setecientos euros por trimestre. Una cifra que no muchos pueden pagar, pero que solo cuenta con algunos aristócratas entre sus alumnos, pues Lambrook se considera “muy respetable, pero no una de las elegantes”, según publica ‘The Telegraph’. De hecho, va en la línea de Thomas’s Battersea, una escuela que los duques eligieron sobre Wetherby, donde estudió el príncipe Guillermo en Kensington.

A diferencia de su escuela anterior, en Lambrook los niños también tendrán clases los sábados y además no tienen lugar donde esquiar, puesto que Thomas’s Battersea contaba con una residencia en Austria donde enviar a los alumnos para practicar este deporte. Pero el nuevo colegio de George, Charlotte y Louis lo tiene todo como para que sus padres lo hayan elegido. El centro está cuidado hasta el más mínimo detalle, con todo recién pintado, pulido y muy cuidado. Un colegio al que asisten 560 alumnos y que se compromete a criar a niños felices y equilibrados que estén interesados en el mundo, fomentando su creatividad. Una forma de enseñar que también les atrajo de su antigua escuela en Londres, que fomenta la curiosidad y valores como la amabilidad y la cortesía.

Para el director de Lambrook, Jonathan Perry, los niños “tienen una oportunidad para la educación que formará la base de sus vidas y, al mismo tiempo, una niñez”, según ha confesado a ‘The Telegraph’. Un modo de vida que encaja a la perfección con la forma de crianza de Guillermo y Kate, que han tenido muy en cuenta además la cercanía del centro con su nueva residencia, puesto que en años anteriores los mayores de los duques de Cambridge tenían que tomar autobuses escolares durante más de media hora para acudir a su centro educativo.

placeholder Los tres hijos de los duques de Cambridge, en el Jubileo de Platino. (EFE/Andy Rain)
Los tres hijos de los duques de Cambridge, en el Jubileo de Platino. (EFE/Andy Rain)

Lambrook cuenta con campos de cricket, de fútbol y de rugby, además de un campo de golf de nueve hoyos y una piscina de 25 metros. Un centro en el que los pequeños royals podrán practicar deporte a diario, además de celebrar alguna competición un par de días a la semana. Un lugar donde les enseñan que es igual de importante aprender a ganar como a perder.

En cuanto la noticia se ha conocido, ya se ha sabido que las peticiones para entrar en Lambrook se han disparado, por lo que ahora tienen una larga lista de espera para entrar. Aún así muchos padres de alumnos del centro que ya estudian allí se muestran precavidos porque aunque están encantados de tener a los bisnietos de la monarca británica entre ellos, no quieren que esto pueda afectar a la escuela de forma negativa. De hecho, la nueva residencia de los duques no es, ni mucho menos, la más ostentosa de la zona, siendo modesta en comparación con algunas otras familias de la zona.

Los duques recorrían varios centros escolares en la zona antes de decantarse por Lambrook. Pero, ¿qué les ha hecho decidirse? Según ha publicado ‘The Telegraph’, otro lugar adecuado podría haber sido Ludgrove, donde estudió su padre, o St. Andrew’s, en Pagbourne, donde hizo lo propio Kate. Pero la escuela de Ludgrove solo admite a niños, lo que habría supuesto dejar fuera a Charlotte y buscarle otro colegio. Algo que complica la conciliación de los Cambrigde, que intentan llevar a sus hijos al colegio a diario.

Por otra parte, St Andrew’s les pillaba a 35 minutos en coche, demasiado lejos después de que los pequeños hayan estado estos últimos años recorriendo un trayecto desde Kensington hasta Battersea. Pero no solo la cercanía les ha hecho elegir ese centro, pues los duques también estuvieron mirando la escuela de Papplewick, a once minutos en coche. Un centro que también descartaron y que tan solo admitía a niños.

En junio se hacía público que los duques de Cambridge habían decidido mudarse del palacio de Kensington a la residencia Adelaide Cottage, en las inmediaciones de Windsor, donde reside la reina Isabel II. Con este cambio de residencia, tocaba buscar colegio para los tres hijos del matrimonio: el príncipe George, de nueve años; la princesa Charlotte, de siete; y el príncipe Louis, de cuatro. Ahora el diario ‘The Telegraph’ ha hecho pública cuál ha sido la elección de los duques.

Kate Middleton Casa Real
El redactor recomienda