Archie, el primo al que George, Charlotte y Louis no han visto en dos años
  1. Casas Reales
PRIMOS LEJANOS

Archie, el primo al que George, Charlotte y Louis no han visto en dos años

Este sábado se cumplen exactamente dos años desde la primera y única vez que hemos visto al hijo mayor de los Sussex junto a los hijos de los duques de Cambridge

placeholder Foto: Archie, con cuatro meses en Sudáfrica. (EFE)
Archie, con cuatro meses en Sudáfrica. (EFE)

Cuando se habla de primos lejanos, normalmente nos referimos a familiares cuyos lazos de sangre no son de primer o segundo grado, sino mucho más alto. Pero Archie -o más bien sus padres- ha llevado el concepto a otro nivel, ya que en su caso se puede hablar de que George, Charlotte y Louis son sus primos lejanos, pero hablando de la distancia, física y sentimental, que los separa. Porque este sábado se cumplen exactamente dos años desde que los hijos de los duques de Cambridge y el entonces único hijo de los duques de Sussex se encontraban por primera vez ante las cámaras -y todo apunta que también tras ellas-, pero también por última vez.

En aquella ocasión, el motivo de este encuentro familiar se debía a un partido de polo en el que participaban tanto Guillermo como Harry, ya que era a beneficio de 15 de las organizaciones que en ese momento patrocinaban. La sorpresa fue no solo que asistieran sus respectivas esposas, protagonizando un reencuentro muy esperado por la prensa, sino que con ellas estaba su prole. Pensábamos entonces que ese tipo de imágenes familiares y de cordialidad se daría más a menudo a partir de entonces. No imaginábamos esa tarde viendo a Meghan y Kate juntas con sus hijos lo equivocados que estábamos.

placeholder Kate Middleton y Louis, frente a Meghan y Archie. (Getty)
Kate Middleton y Louis, frente a Meghan y Archie. (Getty)

Archie, aquella tarde de polo, contaba con apenas dos meses de vida, por lo que tampoco es que se pueda considerar que estuviera, en el sentido literal, con sus primos. Pasó todo el tiempo en brazos de Meghan Markle, que no parecía especialmente feliz con la situación familiar. Cierto es que en ese momento no teníamos ni idea de todo lo que tenía contra la familia real y todas las acusaciones que iba a hacer en su entrevista con Oprah meses después, por lo que su actitud pasó un poco más desapercibida. También es verdad que unos y otros ya habían ido dejando pistas de que la relación entre los Sussex y los Cambridge no era ya la más idílica.

En este momento, sus fundaciones ya se habían separado y días antes, había tenido lugar el bautizo del pequeño Archie, del que aun a día de hoy se desconoce si estuvieron sus tres primos, ya que no aparecen en las fotografías oficiales. También en este momento ya había habido pequeñas discrepancias entre Harry y Guillermo por el supuesto acoso laboral de Meghan a varios trabajadores de Kensington, pero no lo supimos hasta mucho más tarde, casualmente unos días antes de la anunciada entrevista con Oprah Winfrey.

placeholder Kate y Meghan, en el torneo de polo hace dos años. (Cordon Press)
Kate y Meghan, en el torneo de polo hace dos años. (Cordon Press)

Con pistas o sin ellas, lo único seguro es que Archie y sus primos no han vuelto a verse desde aquel día y han pasado justo dos años. Tras este encuentro, aún hubo tiempo para que sus mamás compartieran otra cita deportiva unos días después, esta vez en Wimbledon y mostrando una cordialidad que, vista con las perspectiva del tiempo, asombra. Pero, por supuesto, no estaban sus hijos. Como es habitual, los Cambridge se fueron de vacaciones al Caribe con la familia Middleton y, cuando llegaron a Balmoral para pasar los días de rigor con la reina Isabel, los Sussex ya no estaban.

Llegaba después el esperado viaje de Meghan y Harry a Sudáfrica junto al pequeño, en una nueva presentación al mundo de su hijo. Y solo pasaba un mes y medio antes de que se lo llevaran a Canadá para un paréntesis de seis semanas que la pareja decidía tomarse. Lo que tampoco se sabía entonces es que Archie se iba para no volver. Se esperaba que estuviera presente en el Trooping the Colour, el cumpleaños oficial de la reina Isabel -esperarlo en la boda de Beatriz de York, prevista inicialmente para mayo, era demasiado optimista-, pero la pandemia obligó a celebrarlo de forma reducida, sin familia, además de obligar a la pareja a permanecer en Estados Unidos.

placeholder Meghan Markle, con Archie en su primer cumpleaños. (@savethechildrenuk)
Meghan Markle, con Archie en su primer cumpleaños. (@savethechildrenuk)

Tampoco se ha celebrado el Trooping the Colour de este año de la forma habitual, por lo no ha habido reencuentro de primos en el balcón de Buckingham. Y lo mismo ha sucedido con el descubrimiento de la estatua de Diana, que también se llevó a cabo de forma muy reducida. Así que ni Archie ni sus primos estuvieron presentes. Hubiera sido una ocasión perfecta si la pandemia -algunos dicen que fue más bien por la mala relación de Cambridge y Sussex- no hubiera obligado a tachar muchos nombres de la lista de invitados.

El resultado es que nos hemos plantado en julio, dos años después de aquel primer encuentro ante las cámaras, y Archie no ha vuelto a ver a George, Charlotte y Louis. Y no parece, desde luego, que la cosa vaya a cambiar en los próximos meses, puesto que hay muchas dudas de si Meghan y Harry pasarán unos días en Balmoral en verano, ya que tienen una muy buena excusa para hacerlo, la corta edad de su hija pequeña, Lilibet Diana.

placeholder Harry y Guillermo, el día del descubrimiento de la estatua de Diana. (Reuters)
Harry y Guillermo, el día del descubrimiento de la estatua de Diana. (Reuters)

De hecho, la propia Kate Middleton nos daba una pista hace poco de que las cosas, de momento, van a seguir igual. Durante una cita con la primera dama de Estados Unidos, la prensa le preguntó por su nueva sobrina. Y su respuesta fue bastante diplomática, pero también esclarecedora: "Les deseo todo lo mejor. No puedo esperar a conocerla, porque todavía no he podido. Espero que sea pronto". Había pasado ya una semana desde su nacimiento y parece que los Sussex no tenían prisa porque los Windsor conocieran -lógicamente de forma virtual- a su hija.

Y si las cosas siguen así, como todo apunta, vamos a tener que esperar casi otro año hasta ver de nuevo reunidos a los primos. Será en el jubileo de platino de la reina Isabel, en junio del año que viene, cita obligada para toda la familia. Habrá que ver si Archie cumple los tres años sin haber vuelto a ver a sus primos George, Charlotte y Louis, o los Sussex y los Cambridge acercan posturas físicas y familiares antes y facilitan otra imagen -dos años después- de los niños juntos.

Archie Príncipe George Princesa Charlotte
El redactor recomienda