Logo El Confidencial
LA PRIMERA DAMA HABLA A TRAVÉS DE LA MODA

Melania Trump le hace la guerra a su marido con sus look: viste diseños de sus 'enemigos'

La primera dama lo tiene claro, si algo le sienta bien, no le importa que lo haya diseñado un modisto que critique públicamente a su marido. Cada uno que libre sus batallas

Foto: Donald Trump y Melania Trump en una imagen de archivo. (Gtres)
Donald Trump y Melania Trump en una imagen de archivo. (Gtres)

Nuevo desaire de Melania Trump a su marido, Donald Trump. Bueno, nuevo no lo es del todo, porque lleva realizándolo desde que su esposo accedió a la presidencia de los Estados Unidos. El caso es que la primera dama estadounidense no le da demasiada importancia que existan diseñadores que le hayan declarado la guerra a su marido, porque ella está dispuesta a obviar este 'detallito' si le gustan sus diseños y se siente la reina cuando se enfunda en uno de sus estilismos. Si ella se siente guapa con propuestas de diseñadores 'anti-Trump', no es su culpa.

Ella tiene una máxima: “Si me queda bien, me lo pongo”. Aunque ya hemos visto esta semana que no la cumple siempre o que, por otro lado, ella puede pensar que le favorece y el resto del mundo se empeña en quitarle la razón. Al menos así ha sido en su aparición en una cumbre con líderes mundiales de la ONU en la que se vistió de DelPozo, aunque otros lo definen más como un disfraz.

Sea como fuere, Trump quiere potenciar la 'marca EEUU' por encima de cualquier otro interés extranjero, mientras que su mujer, que de marcas entiende mucho -aunque sea solo de ropa- da la espalda a la lucha personal de su marido y no cesa en su empeño de lucir modelitos de diseñadores extranjeros o, incluso, de aquellos que le han declarado la guerra abierta al presidente por sus controvertidas políticas. Este es el caso de Raf Simons, diseñador belga que trabaja para Calvin Klein y que ha criticado públicamente la aptitud racista y xenófoba del mandatario.

Melania Trump con una camisa diseñada por Raf Simons. (Gtres)
Melania Trump con una camisa diseñada por Raf Simons. (Gtres)

Aun así, en lo que llevamos de mes, Melania ya ha lucido dos de sus diseños en público. Eso sí, que quede claro, ella no necesita que le presten la ropa y le compren su favor haciéndole caros regalos para que los luzca en sus apariciones, sino que ella no tiene reparos en pagar y hacer lo que le plazca. Encima, pese a esta incongruencia a la hora de vestir con el discurso de su marido, ella sigue convirtiéndose en un referente de moda, imitada por todos, mientras que Donald Trump sigue siendo criticado por todos. A Melania le salen bien las cuentas…

Pero no solo ha sucedido esto con Raf Simons, también con el modisto colombiano Esteban Cortázar, es decir, un inmigrante que estaría al otro lado del muro con el que Trump aún sueña con construir. Ella no quiere ser un títere de su marido y cada vez cobra más fuerza la versión de que ella hace lo que quiere, sin rendir cuentas a su marido. Tiene menos peso mediático que Michelle Obama pero, en cuestión de estilo, está demostrando que le da mil vueltas a la hora de expresar su opinión con tan solo enfundarse un vestido u otro. ¡Así se hace!

Melania Trump con un diseño de Esteban Cortázar. (Gtres)
Melania Trump con un diseño de Esteban Cortázar. (Gtres)

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios