Logo El Confidencial
muere el director con 77 años

Clare Peploe, la 'sufridora' (y desconocida) viuda de Bernardo Bertolucci

A lo largo de toda su vida formó un famoso tándem profesional junto a su marido. También sufrió las consecuencias del episodio de la violación en 'El último tango en París'

Foto: Clare Peploe en una imagen de archivo. (Alamy)
Clare Peploe en una imagen de archivo. (Alamy)
Autor
Tiempo de lectura4 min

“Señor Bernardo, ¿qué hubiera hecho si su cónyuge, Clare Peploe, hubiera sido tratada de la misma forma en que usted trató a una joven de apenas 19 años?”. La carta pública que la actriz María Schneider firmó contra el hoy fallecido Bernardo Bertolucci no podía ser más clara. En ella denunciaba el trato al que había sido sometida por parte del director y de Marlon Brando, a los que acusó de abusar de ella en el rodaje de la escena de sexo de 'El último tango en París'. En esa carta también mencionaba a la mujer del director, una Clare Peploe que, sin beberlo ni comerlo, se vio mencionada en un escrito polémico.

[LEER MÁS: Muere Bernardo Bertolucci, el último gran maestro del cine italiano]

Lo cierto es que Peploe, también directora de cine y mucho menos célebre que su cónyuge, siempre intentó que se hablase de su carrera y no de su matrimonio. Y mucho menos del desagradable episodio relacionado con 'El último tango en París'.

El director italiano Bernardo Bertolucci. (Reuters)
El director italiano Bernardo Bertolucci. (Reuters)

Eso sí, a lo largo de toda su vida, tuvo que responder a cuestiones sobre su famoso marido. En 1995, mientras presentaba en nuestro país 'Hechizo en la ruta maya', afirmó que Bertolucci era “un genio en algunas cosas, no en todas”. En la misma entrevista, publicada por 'El País', reconocía que su marido hacía “un tipo de cine muy distinto” al de ella. También que intentaba separar su carrera de su matrimonio. “Un día apareció en el rodaje de 'Hechizo en la ruta maya' y todo el mundo se puso tan nervioso que le tuve que pedir que no volviera”, admitió.

Bertolucci junto a su esposa. (Cordon Press)
Bertolucci junto a su esposa. (Cordon Press)

Casado en segundas nupcias con ella en diciembre de 1978, Bertolucci tampoco fue muy pródigo a la hora de revelar datos íntimos de su matrimonio. A Clare la conoció cuando la contrató como asistente de dirección en la ya mítica 'Novecento'. Ambos compartieron la 'guerra' que había supuesto ese rodaje lleno de complicaciones logísticas y quebraderos de cabeza artísticos. “Mi compañera, Clare, era mi asistente de dirección. Me ayudó mucho durante la batalla. Es una pena que no pueda estar conmigo ahora”, dijo el director durante una entrevista realizada en 1977, un año antes de casarse con ella. “Ella era muy fuerte; como decimos en Italia: 'Si mi abuela tuviese ruedas, ella sería una carretilla”.

Nacida en Tanzania y estudiante de arte, Clare compartió desde siempre la pasión por el cine de su marido. Cuando lo conoció, Bertolucci ya era reconocido como un auténtico genio. Pese a la etiqueta fácil, ella quiso volar por sí misma y lo consiguió cuando uno de sus cortos, 'Couples and robbers', recibió una nominación al Oscar a principios de los 80. Años después, en 2001, la comedia romántica 'El triunfo del amor' llegó hasta el Festival de Venecia con muy buenas críticas. Bertolucci estaba detrás de la producción y participó activamente en la promoción de la cinta de su esposa.

Clare Peploe y Bertolucci durante el rodaje de 'El triunfo del amor'. (Cordon Press)
Clare Peploe y Bertolucci durante el rodaje de 'El triunfo del amor'. (Cordon Press)

Los que conocen bien a Clare aseguran que sufrió mucho cuando, en 2007, María Scheneider contó que había sido violada en el set de 'El último tango en París'. Sin embargo, jamás se apartó de un marido que tampoco tuvo problema en confesar que el abuso hacia su actriz para la famosa 'escena de la mantequilla' junto a Brando era verídico. Clare mantuvo un apoyo silencioso hacia su marido. Quizá recordaba que ese hombre al que todos llamaban 'abusador' era el mismo que un día, a finales de los 70, la animó a desarrollar su propia carrera. “¿Por qué no haces tu propia película?”, le dijo. Su consejo la llevó a hacer cine y dejar de ser la eterna acólita de su marido.

Como toda mujer detrás de un hombre más célebre que ella, Clare conoció las luces y las sombras de Bernardo Bertolucci, un genio controvertido en tiempos del #MeToo. Su viuda, sin embargo, jamás se vio salpicada por esa controversia. Y si la sufrió, siempre lo hizo en silencio.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios