Logo El Confidencial
SLONCHA!

Los hijos de Donald Trump se desmelenan en una pequeña aldea irlandesa

Volaron las pintas de cerveza por los pubs de Doonberg mientras Eric Trump y Don Trump Jr confraternizaban con los parroquianos locales

Foto: Los hijos de Trump, cerveza en mano. (Cordon Press)
Los hijos de Trump, cerveza en mano. (Cordon Press)

Mientras el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prosigue su gira por las islas británicas, con parada ahora en Irlanda, sus hijos Eric y Don Jr decidían ayer desarrollar su propio estilo de diplomacia visitando unos cuantos pubs del pequeño pueblo de Doonberg.

Allí fueron recibidos con algarabía por los residentes de la tranquila localidad mientras los yanquis se hacían selfies con niños pequeños, estrechaban manos e invitaban a unas cuantas rondas de pintas de Guinness.

 El pueblo de Doonberg, volcado con los Trump. (Getty)
El pueblo de Doonberg, volcado con los Trump. (Getty)

Miremos donde miremos hay banderas de los EEUU y banderas de Irlanda. Eso es algo precioso, gracias”, dijo Eric Trump mientras servía cerveza tras la barra a los congregados en Tubridy's, uno de los cinco bares que los hermanos visitaron en el espacio de una hora.

[LEER MÁS. Trump se sincera: lo que opina realmente de Meghan Markle, Harry, Isabel II y Carlos]

“Dios bendiga a Donald Trump” fue la respuesta de un cliente satisfecho en uno de los pubs, mientras en la calle los residentes habían organizado un desfile con bailes típicos irlandeses. Don Jr, por su parte, recibió una ovación al asegurar que el pueblo era “mejor que Nueva York”.

Los hijos de Trump, tras la barra de uno de los cinco pubs que visitaron. (Cordon Press)
Los hijos de Trump, tras la barra de uno de los cinco pubs que visitaron. (Cordon Press)

Al contrario de los manifestantes con los que la familia Trump se encontró en Londres y que a buen seguro verá también en Dublín, el recibimiento en la Isla Esmeralda no ha podido ser más acogedor para ellos. Es importante mencionar que este pueblo en concreto debe agradecer al presidente norteamericano muchos puestos de trabajo tras adquirir en 2014 el resort de golf cercano, donde se alojará durante los tres días que dura la visita oficial, antes de volar a Normandía para las celebraciones del aniversario del Día D.

Una de las anécdotas más curiosas del viaje ha sido la contratación por parte de los servicios de la Casa Blanca de la flota de limusinas Mercedes Clase E de la empresa JP Ward Sons, una funeraria irlandesa.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios