Matt Dillon vuelve a San Sebastián: su olvidado (y breve) amor por Cameron Diaz
  1. Celebrities
presenta su segunda película como director

Matt Dillon vuelve a San Sebastián: su olvidado (y breve) amor por Cameron Diaz

En los años 90 vivieron una de las relaciones de guapos más llamativas de Hollywood. Dos décadas más tarde, sus nuevas parejas son prácticamente anónimas

Foto: Fotograma de 'Algo pasa con Mary'.
Fotograma de 'Algo pasa con Mary'.

La organización del Festival de San Sebastián ya sabe lo que es agasajar a Matt Dillon. En 2006, el actor fue galardonado con el Premio Donostia, certificando el empeño del certamen en no homenajear únicamente a actores de avanzada edad (el paso de Bette Davis o Lana Turner por la ciudad, poco tiempo antes de su muerte, daba al Premio Donosti cierto aire de maldición). Este año, el protagonista de 'Drugstore Cowboy' ha vuelto a la ciudad vasca para presentar 'El gran Fellove', un documental que supone su segunda película como director y refuerza una carrera que, en líneas generales, se ha mantenido bastante al margen de lo 'celebritoso'. Dillon sigue siendo más conocido por ser uno de los 'Rebeldes' de Coppola o por su lanzamiento de la mano de Gus Van Sant que por su vida sentimental.

Desde 2014, el corazón del actor está ocupado por la también actriz Roberta Mastromichele, con la que incluso se llegó a rumorear que iba a casarse. Sin embargo, su noviazgo más conocido es el que mantuvo con Cameron Diaz en aquella época en la que la rubia más divertida de Hollywood estaba en todas partes gracias a 'Algo pasa con Mary'. Curiosamente, en esa misma cinta también aparecía el propio Dillon.

Algo pasa con Mary.
Algo pasa con Mary.

En 1995 ambos se conocieron mientras rodaban películas en Minnesota. Fue un amor a primera vista, aunque Diaz ni confirmaba ni desmentía quién era el afortunado cuando se le preguntaba por el tema. "Está en el negocio", se limitaba a decir ante algún reportero curioso. Poco a poco, la actriz fue más precisa y cuando se hizo público el noviazgo todo eran buenas palabras para él. Algunos recuerdan los interminables elogios a su novio en una entrevista que hizo para 'Rolling Stone' en 1996. "Matty es el mejor. Es único en su estilo ... Nunca ha tomado la ruta más comercial. Es un ser humano inteligente, poético, pleno y real. Y tiene los pies en la tierra. Matt es el más grande", dijo la feliz enamorada.

Meses más tarde, los dos trabajaron juntos en 'Algo pasa con Mary', lo cual supuso una magnífica publicidad para la película de los Farrelly (si es que la necesitaba). El amor era tan grande que hasta una de las coprotagonistas, Lin Shaye, dijo no haber visto cosa igual en un set de rodaje. "Matt venía y le frotaba los hombros ... si había sido un día largo. Los veía sentados juntos en un banco o a él estirándose con la cabeza de ella en su pecho. Fueron cariñosos".

Sin embargo, con el estreno de la película también llegó la ruptura. En mitad del exitazo comercial de la misma, la prensa publicó que Cameron y Matt habían decidido poner fin a su amor. Y lo más gracioso es que nunca se dijeron los motivos reales de aquel distanciamiento. Años más tarde, un reacio Matt Dillon habló del tema y también lo hizo en 'Rolling Stone': "La amaba y estábamos muy unidos, pero simplemente todo siguió su curso. Los dos somos actores, ella vivía en Los Ángeles y yo vivía en Nueva York, y no quería comprometerme a mudarme allí. Pero no quiero decir que se tratara de ninguna de esas cosas. Simplemente todo siguió su curso", dijo.

Escena de Cameron Diaz en ‘My Sister’s Keeper’.
Escena de Cameron Diaz en ‘My Sister’s Keeper’.

Años después, y casi retirada del cine, Cameron Diaz vive feliz junto a Benji Madden, con el que se casó en 2015. Lo que tuvo o dejó de tener con Dillon evita comentarlo y, siempre que puede, deja caer que supo lo que es "el verdadero amor y compromiso" con su actual pareja. Dillon, por su parte, parece haber aprendido la lección y este Festival de San Sebastián es la mejor prueba de ello. Pocos periodistas le preguntan ya por una vida personal que mantiene muy al margen de su carrera. Lejos quedan los días en los que su amor con la rubia Mary puso su nombre en un tipo de prensa en la que nunca se sintió demasiado cómodo.

Festival de San Sebastián Cameron Díaz
El redactor recomienda