El inopinado paralelismo entre las 'primeras hijas': Ivanka Trump y Ashley Biden
  1. Celebrities
ELECCIONES EEUU

El inopinado paralelismo entre las 'primeras hijas': Ivanka Trump y Ashley Biden

El protagonismo de la hija de Donald Trump y su marido en la Casa Blanca podría llegar a su fin a partir del próximo 3 de noviembre. Pero ¿tiene reemplazo en la hija de Joe Biden?

Foto: El inopinado paralelismo entre las 'primeras hijas': Ivanka Trump y Ashley Biden
El inopinado paralelismo entre las 'primeras hijas': Ivanka Trump y Ashley Biden

Parecen el día y la noche, y en cierta manera, como hijas de padres diametralmente opuestos, lo son. La rubia implacable y sofisticada Ivanka Trump y la morena comprometida y sencilla Ashley Biden. Pero cuando quedan días para unas elecciones que pueden hacer que la una dé el testigo de 'primera hija' a la otra, hemos decidido hurgar un poco en su trayectoria y hemos encontrado sorprendentes puntos en común, casi casualidades (¡hasta nacieron en el mismo año, 1981!) que hacen la comparación más curiosa que odiosa.

Diseñadoras de moda

En 2018, Ivanka Trump decidió cerrar 11 años de aventura empresarial con la firma de moda -también joyas y perfumes- que llevaba su nombre y que se llegó a convertir en un arma política de doble filo. Los fans del Make America Great Again compraban en masa sus colonias, pero grandes almacenes como Nordstrom la sacaban de su catálogo para no ahuyentar a los clientes más progres.

La apuesta textil de Ashley Biden, lanzada en 2017, tenía un perfil ecologista y sostenible con menos ambiciones comerciales. Livelihood, que fue como llamó a su marca, propuso tejidos orgánicos y capuchas alejadas del glamour de la ropa Ivanka y un comercio justo que conjuntaba bien con el máster en Trabajo Social de la única hija de Joe y Jill Biden. De hecho, frente a la aventura empresarial de Ivanka, los beneficios de esta línea de ropa -que fueron de 30.000 dólares en su primera tirada- se destinaron a una fundación y ahora ha hecho un rebranding que no pasa por la ropa sino por la acción social directa.

Ivanka y Tiffany Trump, en primera línea en el debate electoral de esta semana. (Reuters)
Ivanka y Tiffany Trump, en primera línea en el debate electoral de esta semana. (Reuters)

Maridos de religión judía

Tenemos ya muy visto a Jared Kushner, el yernísimo de Donald Trump y marido de Ivanka. Sabemos que la hija de Donald Trump se convirtió al judaísmo para casarse con él y que su religión ha tenido mucho que ver con la política de Trump en Israel y Palestina. Pero ¿qué sabemos del marido de Ashley? Pues sí, también es judío (aunque no ortodoxo, como Kushner), se llama Howard Krein y es cirujano plástico y otorrinolaringólogo. Una vez más, notables diferencias: su boda fue mixta, para que Biden no tuviera que renunciar a su fe católica. Krein hincó rodilla en una puesta de sol del Big Sur de California y se casaron en 2012 en Delaware, tres años más tarde que los Kushner-Trump. En el cómputo de hijos el marcador es 3-0 a favor de la actual primera hija.

Coqueteos con la ilegalidad

Cada una juega a su manera el rol de hija perfecta, pero ambas han coqueteado con el delito. Ashley Biden tiene el perfil de juventud rebelde que le hizo ser arrestada por posesión de marihuana en 1999, en sus años de universidad, y tres años más tarde por obstrucción policial en una pelea en la puerta de un bar de Chicago. No llegó a mayores y, técnicamente, su expediente está limpio. El estilo de Ivanka es más de empresaria con cierta opacidad en sus cuentas y salpicada por la gestión de las finanzas de su padre. En honor a la verdad, hay que decir que Ivanka nunca ha llegado a ser imputada -ni mucho menos arrestada- a pesar de que los números en la familia Trump en este momento se miran no con lupa, sino con microscopio. Pero su nombre siempre está bajo sospecha.

Foto: Después de Trump, ¿quién liderará el trumpismo?

Las niñas bonitas de sus respectivas familias

Tanto los Trump como los Biden vienen de familias con varias nupcias, pero Ashley e Ivanka emergen como las niñas bonitas de unos clanes con más hermanos que hermanas. Ivanka viene del primer matrimonio de Donald Trump, con la exesquiadora y modelo checa Ivana Trump. Ni sombra le hace la hija menos mediática de Trump, Tiffany (fruto de su matrimonio con la actriz Marla Maples) y famosos fueron los comentarios del presidente de los Estados Unidos diciendo que si Ivanka no fuera su hija le pediría una cita y le ha dado más influencia en la Casa Blanca que a ninguno de su vástagos. Sus hermanos mayores, Eric y Donald Jr., la llevan en palmitas, mientras que Barron, el único hijo de Donald con Melania, llevó las arras el día de su boda.

La historia de los Biden, como también es sabido, es bastante más trágica. Ashley es la única hija de Joe con su segunda esposa, Jill, después de que su primera esposa, Neilia Hunter, muriera en un accidente de coche en 1972 junto con Naomi, su hija de quince meses. Sus hermanos mayores, fruto de ese primer matrimonio, han sido muy importantes para Ashley, pero sus complicadas vidas hicieron que ella fuera la que más alegrías trajera a la familia, pues Hunter pasó por serios problemas con las drogas y Beau falleció de un tumor cerebral en 2015.

Ashley Biden, en la convención demócrata. (Reuters)
Ashley Biden, en la convención demócrata. (Reuters)


Elegidas para discursos de graduación en la universidad

También las dos han sido requeridas por distintas universidades para discursos de graduaciones de las nuevas generaciones. Ashley volvió en 2015 a su alma mater, Rutgers University en Nueva Jersey, y glosó las bondades de la justicia y el trabajo social. Entonces su padre todavía era vicepresidente de los Estados Unidos y Obama estaba en el despacho oval. Ivanka, ya como primera hija, se iba a estrenar en este rubro este mismo año en la WSU Tech de Kansas -nada que ver con su lugar de estudios, que fueron en la universidad de Pensilvania - y grabó el discurso virtual a causa del covid-19. Sin embargo, su esfuerzo acabó en YouTube, pero no en la ceremonia de graduación, pues la universidad canceló su participación después de que su padre se negara a condenar explícitamente el asesinato del afroamericano George Floyd de manos de un policía blanco. Al margen de cuestiones políticas. ¿Comparamos los looks también? ¿Toga y birrete by Ivanka? ¡Jamás!

Ivanka Trump