Es noticia
Menú
Las soluciones para recuperar tu pelo después de tintes y tratamientos químicos
  1. Estilo
  2. Belleza
TRUCOS CAPILARES

Las soluciones para recuperar tu pelo después de tintes y tratamientos químicos

Lucir un tinte muy claro cuando se es morena o una melena extralisa cuando su aspecto natural es rizado son opciones que requieren de unos cuidados capilares exhaustivos para evitar la sequedad, la rotura y la falta de brillo

Foto: El cabello sufre por el tinte, el calor y el mal trato. (Imaxtree)
El cabello sufre por el tinte, el calor y el mal trato. (Imaxtree)

En el universo de las coloraciones extremas no solo está el rubio platino –rey indiscutible de la paleta hasta este año, cuando el matiz beis le va a tomar el relevo–, sino que los colores fantasía hace tiempo que no son solo aptos para las más radicales. Todos son tonos tendencia, perfectos para dirigir el foco a la melena; sin embargo, con ellos son con los que más sufre el cabello, ya que la decoloración del mismo es absolutamente necesaria para lucirlos. Y, aunque ahora el mercado ofrece soluciones menos agresivas que las de antaño, es indudable que, mucho o poco, siguen estropeando el pelo. Al igual que también lo hacen los alisados permanentes (queratina, taninoplastia, exoplastia…), que, por muy naturales que sean, no dejan de ser tratamientos químicos.

placeholder Foto: Imaxtree.
Foto: Imaxtree.

El resumen es que llevamos tiempo maltratando nuestro cabello y probablemente este esté ahora más seco, áspero y quebradizo. La buena noticia es que hay posibilidad de devolverle el brillo, la suavidad y la fuerza, con algo de dedicación y paciencia.

Lavado específico

Lavarse la cabeza es necesario, pero este es el gesto que más altera el color y, encima, el pelo es más frágil cuando está mojado que cuando está seco. ¿La solución? Mímalo un poquito antes de entrar a la ducha. "Para facilitar al máximo posible el peinado posterior al lavado, el primer gesto debe ser el cepillado en seco, con cuidado y con la ayuda de un cepillo de cerdas naturales; después debes aplicar una mascarilla de medios a puntas y dejarla actuar el tiempo que marque el fabricante”, propone el peluquero Eduardo Sánchez, director de la maison homónima. María Roberts, CEO de los centros de peluquería Studio25, te explica la forma correcta de desenredarse: “Siempre en seco, poco a poco y con cuidado; primero las puntas y luego se sube hacia los medios. Y nunca se cepilla desde la raíz hacia abajo, ya que de esta manera solo consigues bajar los nudos hasta partir el cabello. Utiliza un cepillo blando, sin bolas en las puntas, pues estas también promueven su rotura”.

Foto: Zendaya, en la 93 edición de los Oscar. (Getty/Pool/Chris Pizzello)

En el momento de elegir el champú debes tener en cuenta que “cuando la melena ha sido demasiado alterada por productos químicos suele perder el equilibrio de su pH, que se vuelve más alcalino. Por eso es importante elegir tratamientos posteriores a la coloración o al alisado cuya formulación sea ácida para reequilibrar y estabilizar el pH neutro del cabello”, aconseja Verónica Vecina, peluquera del salón Coolday. Además, es crucial que no abuses del agua caliente y optes por la tibia. “Partimos de un pelo poroso y con la cutícula levantada, y las altas temperaturas promueven ese aspecto pajizo y con encrespamiento”, recuerda Roberts, quien también recomienda “lavar el pelo hacia atrás para ir en el sentido natural de la cutícula y no frotar nunca al aplicar el champú o cualquier producto en el proceso de lavado, ya que este gesto rompe las puntas y la zona de los medios”.

placeholder Marhaba Brunch en Sumosan Twiga.  (Imaxtree)
Marhaba Brunch en Sumosan Twiga. (Imaxtree)

Y es mejor que termines con una mascarilla reparadora en vez de hidratante, pues las proteínas y vitaminas que contiene la primera rellenan la fibra capilar para obtener más brillo, más densidad y más nutrición. Recuerda que lo importante es que te la apliques después de haber eliminado el exceso de humedad con la toalla –si no, el agua sobrante se instalará en las partes abiertas de la cutícula, impidiendo que el producto penetre bien– y que la dejes actuar el tiempo necesario para que sea eficaz.

Secado respetuoso

Aunque no lo parezca, cómo te secas el pelo es casi igual de relevante que cómo te lo lavas. “Esta acción debes efectuarla con toalla de algodón de buen gramaje a toques, nunca frotando, peinarte de nuevo con un peine de púas anchas para evitar la rotura, y aplicarte un producto reparador en forma de sérum o aceite”, advierte Sánchez. Después, todos los expertos aconsejan dejar secar la melena al aire, pues las herramientas de calor suponen un estrés añadido. Pero, en el caso de que tengas que usar secador sí o sí, “es mejor que dejes que el pelo se seque de manera natural el máximo tiempo posible y pases el secador (a una temperatura media) en el último momento para levantar raíces o dar formas en las puntas. Además, no acerques la boquilla demasiado para no abrir más las escamas capilares y así mantener las cutículas más cerradas para un brillo óptimo”, propone Vecina.

placeholder Los tintes producen desgaste. (Imaxtree)
Los tintes producen desgaste. (Imaxtree)

Por supuesto, debes utilizar siempre el protector térmico como paso previo a cualquier herramienta de calor –las planchas y tenacillas en casos extremos no están recomendadas–, que no debería de sobrepasar los 185 grados de temperatura para no provocar más daño. Y procura “optar siempre por cepillos que no sean de plástico para mantenerte a raya tanto la electricidad como la ruptura de puntas”, sugieren desde Coolday.

En el universo de las coloraciones extremas no solo está el rubio platino –rey indiscutible de la paleta hasta este año, cuando el matiz beis le va a tomar el relevo–, sino que los colores fantasía hace tiempo que no son solo aptos para las más radicales. Todos son tonos tendencia, perfectos para dirigir el foco a la melena; sin embargo, con ellos son con los que más sufre el cabello, ya que la decoloración del mismo es absolutamente necesaria para lucirlos. Y, aunque ahora el mercado ofrece soluciones menos agresivas que las de antaño, es indudable que, mucho o poco, siguen estropeando el pelo. Al igual que también lo hacen los alisados permanentes (queratina, taninoplastia, exoplastia…), que, por muy naturales que sean, no dejan de ser tratamientos químicos.

Tendencias de belleza
El redactor recomienda