Logo El Confidencial
TIEMBLA LA CASA BLANCA

Los mejores looks de 'primera dama' de Kim Kardashian

Kanye West ha anunciado que va a presentarse a las elecciones. Estos son los estilismos del armario de la celeb con los que sería la inquilina perfecta de la Casa Blanca

Foto: Kim Kardashian y Donald Trump. (Twitter)
Kim Kardashian y Donald Trump. (Twitter)

Kanye West no ha tenido bastante con anunciar su incipiente colección para GAP, sino que ha querido adentrarse en uno de los terrenos que más problemas le han generado, la política, al anunciar su candidatura a las elecciones presidenciales de noviembre. No, no mires el calendario: el anuncio no ha coincidido con el Día de los Inocentes, sino que el rapero, una de las pocas celebridades que apoya abiertamente a Donald Trump, realmente quiere ocupar la Casa Blanca.

Las redes sociales se han apresurado a crear memes en los que fantasean con la llegada de Kim Kardashian a la casa presidencial, un lugar que ha visitado en diversas ocasiones desde que comenzara su andadura en el universo del derecho. Ella logró que Donald Trump conmutara la sentencia de Alice Marie Johnson, una madre de familia condenada a cadena perpetua por un delito no-violento de drogas y blanqueo de dinero que llevaba entre rejas más de 21 años, tras una acalorada reunión. Pero ¿sería posible que Kim Kardashian fuera primera dama? Lo sabemos: la celebridad se hizo conocida gracias a un vídeo de contenido sexual y ha posado desnuda infinidad de veces, pero ninguno de estos datos sonrojaría a Melania Trump.

Kim Kardashian y Kanye West. (Reuters)
Kim Kardashian y Kanye West. (Reuters)

Lo que quizás tendría que cambiar sería su vida profesional, pues el reality 'Keeping up With the Kardashian' tal vez llegaría a su fin, aunque lo más posible es que la familia lograra que siguiera emitiéndose y que el mundo consiguiera, por primera vez en la historia, colarse en la Casa Blanca. No olvidemos que la relación entre la actual primera dama de los Estados Unidos y Donald Trump se hizo conocida gracias al reality show 'The Apprentice', por lo que la telerrealidad está ya muy ligada al mundo presidencial. Por otra parte, Kanye quiere que todo el mundo tenga acceso a sus exclusivos diseños para Yeezy gracias a GAP, por lo que no sería de extrañar que quisiera que todos pudiéramos adentrarnos también en la Casa Blanca.

En 2017 Kim posó junto a North West en la portada de la revista 'Interview' convertida en la primera dama de los Estados Unidos evocando a Jacqueline Kennedy Onassis con un traje de H&M Studio. Por aquel entonces ya se rumoreaba que Kanye West podría presentarse a las elecciones en 2020, pero la verdad es que pocos creyeron que esos rumores podrían tener validez alguna. De lo que estamos seguros es de que Kanye West, responsable del sorprendente cambio estético que ha sufrido el armario de Kim Kardashian a lo largo de los años, le daría un nuevo giro al vestidor de su mujer para ajustarlo a uno más cercano al de una primera dama.

Kim Kardashian. (Reuters)
Kim Kardashian. (Reuters)

Si A.K.W. (antes de Kanye West) los vestidos bodycon XS con escotes imposibles eran su máxima, D.K.W. (después de Kanye) su armario ha ido virando hacia un espectro en el que destacan los looks athleisure, los vestidos exuberantes que consiguen mantener cierta sofisticación y los trajes de chaqueta, que se han convertido en sus preferidos para acudir a la Casa Blanca. Por eso hemos seleccionado los trajes y vestidos que podrían pasar a formar parte del armario de Kim como primera dama. ¿El resto? Estamos seguros de que Kanye West no tendría ningún problema en deshacerse del resto de su armario, como ya hizo en un comentado episodio de 'Keeping Up With The Kardashians'. Nosotras podríamos quedarnos con todas las prendas que no quisiera, por ejemplo.

Para asistir a la Casa Blanca, Kim eligió este traje de Vetements, que combinó con un bolso de Hermès valorado en más de 60.000 euros.

Se enfundó en un traje de terciopelo para reunirse con el presidente Sarkissian.

En su última reunión con Trump eligió un traje blanco de Kim Jones para Christian Dior y su Birkin mini, que se ha convertido en su amuleto en la Casa Blanca.

Hace cuatro años lució este sensual traje que también podría formar parte de sus looks de primera dama, porque hemos de dar por hecho que Kim no va a ir en cuello vuelto por más que la Casa Blanca se interponga en su camino.

Los trajes con escotes hiperbólicos son la forma Kardashian de lucir trajes, y por eso ha lanzado sus cintas adhesivas para vestir este tipo de diseños sin llevar sujetador. Quizás si se convierte en primera dama se pone los trajes, eso sí, con sus bodys de Skims y cambia sus zapatos de PVC de Yeezy por sus queridos Louboutin, aunque sin duda Kanye y Kim se las apañarán para lucir en todo momento looks con los que promocionar sus marcas, por más que estas estén muy alejadas de la estética de la Casa Blanca.

Este traje de raya diplomática le sienta de miedo, si bien es cierto que, una vez más, el escote quizás es algo exagerado para una primera dama, pero quizás es el momento de cambiar las normas... ¿no?

Otro look relajado que podría encajar en su armario de primera dama.

Este traje de Tom Ford para Gucci también pasa el filtro C.B. (Casa Blanca).

Esta bien podría ser la tarjeta navideña de los West.

Este look sería perfecto para una primera dama de sello Kardashian. Se trata de un vestido de terciopelo de los años 70 de Gianni Versace combinado con sandalias de Merah Vodianova.

Este vestido también podría pasar al fondo de su nuevo armario.

En el caso de que el mundo se vuelva (aún más) loco y Kanye West gane las elecciones, ya sabemos qué looks podría salvar Kim Kardashian de su armario. Quizás creas que es imposible que Kanye se convierta en presidente de los Estados Unidos, pero recuerda que el 2020 está repleto de sorpresas, y encontrarnos a KK como primera dama sería un giro acorde a los inesperados giros que este año está tomando.

Moda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios