En estos restaurantes te podrías encontrar a Vanesa Lorenzo... en Madrid: son tan healthy
  1. Estilo
  2. Ocio
COMER SANO ES COOL

En estos restaurantes te podrías encontrar a Vanesa Lorenzo... en Madrid: son tan healthy

Ofrecen productos de la huerta, cuando no de proximidad, venden el 100% sano, se han bautizado como saludables (pero en inglés) y muchos han apostado directamente por lo vegano. ¡Viva lo verde!

Foto: Levél Veggie Bistro, un templo para veganos, vegetarianos y flexiterianos. (Cortesía)
Levél Veggie Bistro, un templo para veganos, vegetarianos y flexiterianos. (Cortesía)

Es ver a Vanesa Lorenzo y nos entran ganas de comer calabaza, hacernos la ensalada más sana y nutritiva del mundo, beber un jugo de verduras recién hecho y, por supuesto, saludar al sol y ponernos a hacer yoga como si sí hubiera mañana. Por eso, hemos decidido trazar un plan de salir a comer (o a cenar) en clave saludable, porque a nosotros también nos va lo healthy, lo de toda la vida. Aquí va una ruta por restaurantes con propuestas saludables en Madrid. Vanesa, tienes que venir...

Flax&Kale, de Barcelona a Madrid

Teresa Carles ya estaba en esto de la comida sana (vegetariana para ser más exactos) hace cuarenta años, en Lleida, cuando lo verde, que no es solo un color, era toda una novedad (y una revolución) en pleno auge de las chucherías y los ultraprocesados. Ahora, tras su triunfo en Barcelona, su Flax & Kale, que apuesta por la cocina flexiteriana, llega a Madrid y entra por la puerta grande, con una carta compuesta por un 80% de ingredientes de origen vegetal y un 20% de proteínas de pescado azul, de pesca sostenible además, y opciones -todos muy atentos- de proteínas plant-based, que imitan la textura de la carne de vacuno y pollo, desarrolladas por su propio equipo de I+D. Y todo inspirado en el street food. Para que nos sintamos viajeros del mundo sin salir de la capital y en comunión con el medio ambiente.

Flax&Kale, pura tendencia capitalina. (Cortesía)
Flax&Kale, pura tendencia capitalina. (Cortesía)

Pídete: la ensalada Teresa’s Favorite Kale, con tomates cherry, aguacate, brotes y germinados variados… y vinagreta de chipotle, la quinoa roja con salmón salvaje, una sandía a la parrilla con queso de cabra, el humus cremoso con pan de pita casero… Y de postre, un smoothie helado, por ejemplo, el Rejuvenator!

Precio medio: 15 euros.

Dónde: en Azca, a la altura del número 89 del paseo de la Castellana.

Crudo, 100% natural y home made

Todo lo que se come aquí es orgánico, saludable y hecho en casa, con propuestas que se adaptan a todas las dietas, ya sean veganas, proteicas, paleo, libres de gluten o lactosa. Además, se preocupan por que lo servido en la mesa cumpla “funciones de mejora y refuerzo para el organismo” y por cuidar también el planeta. Nada de plásticos y todos sus envases, de materiales compostables. ¿La comida? A cargo del chef Alejandro Casado. Y luego están los zumos del día, las limonadas de jengibre, los tés naturales, aguas de coco y bebidas de kombucha con sabores. Un plus: hay entrega a domicilio.

En Crudo disfrutarás mucho si te va lo veggie. (Cortesía)
En Crudo disfrutarás mucho si te va lo veggie. (Cortesía)

Pídete: guacamole con chips de plátano, humus de edamame y garbanzos, o cualquiera de los pokés o los healthy bowls personalizables. Ya se sabe, bases (arroz de sushi, quinoa, mézclum y brotes…), proteínas (tofu, salmón, atún, huevo duro…) y toppings, salsas y complementos como cebolla morada, frijoles, salsa ponzu o el sésamo. A mezclar se ha dicho...

Precio medio: 14 euros.

Dónde: C/ Fernández de la Hoz, 48.

Lo que puedes comer en Crudo. (Cortesía)
Lo que puedes comer en Crudo. (Cortesía)

Levél Veggie Bistro, ¿cocina aburrida?

Más verde del verde que tanto queremos, esta vez en manos de la húngara Julia Török, algo que le da a esta propuesta gastronómica cierto exotismo. Y sí, se trata de vanguardia, la que practica esta chef en este local al ladito del Retiro que regenta junto a su marido, Fabrizio Gatta, un italiano nacido en Madrid. Son dos apasionados de lo natural, empeñados en demostrar que la cocina vegana, la suya, no es monótona ni aburrida, sino que puede llegar a ser rica, variada y sorprendente.

El Levél, que es como se dice 'hoja' en húngaro, cuenta con terraza y ya es un referente para veganos, vegetarianos y flexiterianos. En sus fogones, productos de temporada, con sello ecológico, de proximidad (caso de las setas, corujas y hierbas aromáticas de la sierra de Guadarrama), incluso de comercio justo (café y cacao).

Pídete: falafel, paté vegetal con brócoli ecológico y tomates secados al sol (es casi poético), sushi vegetal, lasaña de calabacín o alguno de sus platos más complejos, como el llamado De Perú, que son profiteroles de yuca con salsa huancaína. Atención a la tarta de zanahoria elaborada con más de 30 ingredientes. Y para beber, zumos hechos al momento, kombucha, cola natural y vinos de pequeñas producciones.

Precio medio: 35 euros.

Dónde: Avenida de Menéndez Pelayo, 61.

Ohana Poke House, veganismo al poder

Ser vegano está de moda, los poke bowls listos para customizar también, y no digamos ya la comida saludable, así en general. Por eso, Ohana Poke House tendría que estar ya en la lista de tus destinos gastro preferentes. De hecho, su lema es 'Healthy is the new sexy'. También ofrece servicio a domicilio, que nos hemos vuelto muy de la república independiente de nuestro hogar. Para que pruebes esta fabulosa fusión de cocina asiática y de las islas del Pacífico. Porque Hawái (y tú) lo vale.

Ohana Poke House, reino del poké. (Cortesía)
Ohana Poke House, reino del poké. (Cortesía)

Pídete: su poke bowl vegan friendly, de tofu, verduras o frutas cortadas, más la salsa vegana y 100% sin gluten que desees. Y es solo un ejemplo.

Precio: 15 euros.

Dónde: C/ Barbieri, 1.

Amargo Place to Be, un hit de Malasaña

El Amargo, ya casi un clásico malasañero, se ha vuelto selvático, con fachada recubierta de plantas, tucanes en las sillas y una cascada de agua, y ha apostado fuerte por maridar su cocina internacional (y vegana) con cócteles de autor, además de dar alegría y alboroto a sus brunch, que son a diario, y ello en su local de dos plantas con una muy aclamada cueva centenaria, apta para noches íntimas a la luz de las velas. Aviso a navegantes: está en lo que ahora se llama Triball, corazón del ocio madrileño, siempre latiendo.

Amargo Place to Be, en clave selvática. (Cortesía)
Amargo Place to Be, en clave selvática. (Cortesía)

Pídete: el brunch Detox, con wrap de espinacas y otras verduras, ensalada y bowl de açai con granola, o el tartar de atún con aguacate y nube de wasabi junto a La Fresca, que es un cóctel de vodka, lima, pepino y menta. Por cierto, la mayor parte de sus productos son de La Huerta de Almería.

Precio medio: 25 euros. De lunes a viernes, menú por 13,50 euros.

Dónde: C/ del Pez, 2.

Tenderete, con terraza (de invierno)

Local de moda que presume de terraza calentita donde refugiarse del frío, pero no solo. También lo hace de su compromiso con el ‘heathy life style’, que practica con su cocina viva, de fusión creativa con un toque japonés, y su decoración hogareña. Porque, en efecto, te sentirás como en casa. Para comer, cenar, brunchear o darle al afterwork. Su barra, por donde desfilan copas, cañas, tapas y cócteles, lo merece.

Tenderete apuesta por lo healthy. (Cortesía)
Tenderete apuesta por lo healthy. (Cortesía)

Pídete: unas alcachofas confitadas, una de tomate rosa, ventresca y cebolla morada, un risotto con boletus, los raviolis de calabaza con salsa de azafrán o un tenderete de sardinas, que es lo suyo.

Precio medio: 25 euros.

Dónde: C/ Doctor Castelo, 10.

Y un plus

Una sesión Brekkie & Yoga en Saporem (C/ Ventura de la Vega, 5). O lo que es lo mismo: una sesión de yoga más un brunch detox para reponer fuerzas. Todos los domingos por la mañana, a las 10. Todo muy Vanesa Lorenzo.

Restaurantes Gastronomía Restaurantes vegetarianos Restaurantes de Madrid Detox
El redactor recomienda