Dulce San Valentín: tartas sin azúcar para una cena romántica
  1. Estilo
  2. Ocio
Un dulce final

Dulce San Valentín: tartas sin azúcar para una cena romántica

Aprovecha uno de los días más románticos del año para darte un capricho dulce sin excesos de azúcar

placeholder Foto: Tartas sin azúcar por San Valentín. (Velizar Ivanov para Unsplash)
Tartas sin azúcar por San Valentín. (Velizar Ivanov para Unsplash)

El remate perfecto para una cena es un delicioso dulce, pero como no estamos dispuestas a sumar azúcares añadidos a nuestra dieta, lo mejor es aprender a preparar nosotras mismas ese bocado digno de reyes.

No son pocas las opciones que existen en el mundo de las tartas, pero estas podrás prepararlas tu misma y disfrutar de un pequeño capricho cuando te apetezca y si se acaba… bueno, siempre puedes preparar más.

Tarta de chocolate

Esta tarta es un clásico, pero vamos a aprender a prepararla en su versión más saludable, sin gluten y sin azúcar porque en esta ocasión endulzaremos con una batata grande cocinada al horno o al microondas hasta que esté tierna y podamos chafarla bien. Después tendremos que mezclarla con las yemas de 4 huevos, reservando las claras.

Incorpora 250 ml de leche, 40 gramos de mantequilla de cacahuete o de otro fruto seco, una cucharada de levadura y una cucharadita de vainilla, pero esta es opcional. Mezcla bien y añade 100 gramos de harina de almendra. Derrite 100 gramos de chocolate de alta pureza e intégralo a la mezcla. Monta las claras y añádelas también.

Pon la mezcla en un molde y cocina entre 50 y 60 minutos a 180 °C, con calor arriba y abajo. Cuando lo pinches con un palito y salga limpio, sácalo del horno y déjalo reposar unos minutos antes de desmoldar. Puedes servir con chocolate derretido por encima o espolvorearla con cacao.

Cheescake sin horno

Esta cheescake es una de las tartas más sencillas de preparar porque además no necesita horno. Eso sí, esta en concreto tiene truco, porque los 100 gramos de galletas de avena que se usan en la base, son también caseras. Solo tienes que triturar las galletas y mezclarlas con 1 cucharada de mantequilla y dos o tres de agua, para poder compactar la masa.

Para el relleno, bate 400 gramos de ricotta o queso crema light con 200 ml de leche o bebida vegetal, una cucharada de zumo de limón, una cucharadita de vainilla, 4 o 6 cucharadas de xilitol, que es un endulzante natural, y 7 gramos de agar agar. Lee bien las instrucciones del gelificante antes para que no haya errores.

En un molde de unos 16 centímetros coloca la base de galleta presionando bien para que quede compacta, después añade el relleno y deja refrigerar hasta que se solidifique. Puedes adornar con frutas como los frutos rojos y estará lista para disfrutar.

Tarta de mango, pistacho y chocolate

Prepara esta estupenda tarta empezando por la base de pistachos, triturando 120 gramos de este fruto seco junto con 50 gramos de dátiles sin hueso y 40 gramos de aceite de coco. Colócala en un molde de unos 20 centímetros y presiona para compactar la base.

Para la crema tendremos que hidratar 9 hojas de gelatina neutra. Mientras tanto, tritura 700 gramos de mango junto con 300 gramos de queso crema, derrite la gelatina y mézclala con el resto de ingredientes. Ponlo en el molde y deja que refrigere toda la noche.

Para la cobertura, calienta 90 gramos de leche de coco y échala sobre 50 gramos de chocolate, mezcla hasta que se disuelva. Cubre la tarta con la mezcla y decora con unas frambuesas. Sin duda una forma original de incorporar la fruta en tu alimentación.

Ideas deliciosas para disfrutar en compañía o sola, porque con estas recetas se nos hace la boca agua.

Tarta San Valentín
El redactor recomienda