Tsundoku: la nueva tendencia deco para las que pasan de Marie Kondo
  1. Estilo
  2. Ocio
Pasión por los libros

Tsundoku: la nueva tendencia deco para las que pasan de Marie Kondo

Tu biblioteca personal se convertirá en el centro de todas las miradas en tu hogar

Foto: El estilo decorativo que huye del minimalismo. (Radu Marcusu para Unsplash)
El estilo decorativo que huye del minimalismo. (Radu Marcusu para Unsplash)

A pesar de las imágenes en Instagram y Pinterest, los libros de interiorismo o los escaparates de las tiendas, pocas veces la decoración es un arte puro. Lo más habitual, especialmente entre la mayoría de los mortales, es que nuestros hogares sean una mezcla de tendencias, gustos personales y la realidad del presupuesto.

Aunque no por eso vamos a renunciar a conocer algunas de las propuestas que más triunfan en este momento. Más aún, si como es el caso, es mucho más realista que otras de las que solemos ser testigos. Nos referimos al tsundoku, o el arte de acumular libros.

Una propuesta de interiorismo que espanta a la famosa Marie Kondo y sus seguidores, pero que no para ganar adeptos (entre los que nos encontramos). Su origen también se sitúa en Japón, a mediados del siglo XIX, y proviene de la unión de 'doku', un verbo que significa 'leer', y 'tsun', basado en 'tsumu', que se traduce como 'apilar'.

Así, estamos ante un concepto similar a bibliomanía en castellano, surgido en la misma época, y que hace referencia a convertir nuestra colección de libros en las estrellas de nuestra decoración.

Todo ello con una meta muy simple. ¿Leerlos? Sí, pero sobre todo disfrutar del simple placer de contemplarlos. Buscando la sensación cálida y confortable que evocan las librerías y estantes repletos de libros.

Ahora bien, si no dispones de una biblioteca en casa digna de una mansión como Downton Abbey, no tienes por qué renunciar al tsundoku. Lo más importante sería aplicar el sentido común, nos encanta que regrese esta tendencia japonesa, pero tampoco conviene caer en un síndrome de Diógenes literario.

Partiendo de esta base de equilibrio, cualquier piso o vivienda nos permite poner en práctica esta corriente. Una idea muy sencilla es aprovechar al máximo el espacio vertical, con estanterías o baldas del suelo hasta el techo.

Además, si damos una vuelta a nuestro hogar veremos que tenemos espacios 'muertos' que podrían acoger más libros, como la zona de pared por encima de los marcos de puertas o ventanas.

El pasillo, el baño y la cocina, ¿por qué no?, también pueden acoger una estantería con algunos volúmenes que queramos tener. Además de poder apilarlos en bloques formando mesitas auxiliares muy decorativas.

Respecto a cómo organizarlos, cada maestrillo tiene su librillo (nunca mejor dicho), por lo que hay quienes prefieren organizarlos por tamaño, otros por colores, otros por orden cronológico de publicación o por los que están pendientes de leer. Lo que sí está claro es que son los menos los que los organizan al azar.

Así, mientras Marie Kondo recomienda tener una colección de libros lo más pequeña posible solo con cuatro o cinco que queramos leer, aquí nos invitan a coleccionarlos.

Aunque es primordial no olvidarnos de aspectos básicos como la limpieza, por lo que tendrás que mantenerlos siempre en un buen estado. Una tarea que siempre será más sencilla si los guardas en muebles estilo vitrina. Una tendencia de decoración que no para de sumar adeptos, ¿te unes?

Decoración
El redactor recomienda