Buceamos en la hemeroteca en el 77 cumpleaños de Tita: la biografía que prohibió
  1. Famosos
FELICIDADES, BARONESA

Buceamos en la hemeroteca en el 77 cumpleaños de Tita: la biografía que prohibió

Carmen Cervera está de cumpleaños y lo celebrará con la única compañía de sus hijas, Sabina y Carmen, en su chalet de Andorra. Son tiempos de quedarse en casa

placeholder Foto: Tita Thyssen. (Getty)
Tita Thyssen. (Getty)

Carmen Cervera cumple 77 años y lo celebrará con la única compañía de sus hijas, Sabina y Carmen, en su chalet de Andorra. En este país tiene su residencia fiscal y familiar, igual que su hijo Borja Thyssen. El primogénito se encuentra con Blanca y su prole en su casa de la urbanización La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Ahí le pilló el estado de alarma decretado por el Gobierno el 13 de marzo que prohibía los desplazamientos y, por lo tanto, no volvió a su villa andorrana. Esta vez, y salvando las distancias que marca el confinamiento, la baronesa hará algo parecido a lo que hizo el 23 de abril del año pasado, que al final prefirió la intimidad y se quedó en Andorra.

Para el cumpleaños de 2019, el decorador Pascua Ortega y una firma de joyas habían preparado una fiesta en Madrid en su honor. Confirmó su presencia con antelación a la cena donde estaba previsto que recibiera las felicitaciones del resto de invitados y que soplara las velas de la suerte. No apareció. No eran buenos momentos para la baronesa, muy preocupada por las demandas con petición de cárcel que la Fiscalía de Delitos Económicos solicitaba para Borja Thyssen.

placeholder Borja y Carmen Thyssen. (Getty)
Borja y Carmen Thyssen. (Getty)

A esa preocupación se unía también la negociación, en tiempo de espera, con el Ministerio de Cultura para cerrar el acuerdo de alquiler de su colección privada. Este proceso sigue en el aire mientras que los problemas del hijo con Hacienda se han suavizado. En el primer juicio pudo demostrar que vivía en Andorra y, por lo tanto, no tenía que pagar sus impuestos en España. Borja Thyssen y su mujer tienen aún varios contenciosos, pero el primer encuentro con la justicia fue positivo para él.

La relación maternofilial se encontraba, antes de la pandemia, en estado de hibernación. Ahora puede ser que se haya suavizado y que este 23 de abril la baronesa reciba la felicitación de su hijo y nietos. Estos desencuentros son habituales y gráficamente se podrían explicar como el sube y baja de la montaña rusa. Unas veces arriba y otras en caída libre.

De la charla a la querella

Para Carmen Cervera los desencuentros con la familia (o por la familia) no son nuevos. Si tiramos de hemeroteca nos encontramos con un reportaje de la revista 'Tiempo' de julio de 1990 donde Tita sacaba las uñas por su marido. Se trataba de un enfrentamiento a dos bandas: por un lado, el barón y Tita, y por el otro, el escritor José Luis de Vilallonga.

Heini Thyssen quiso que el marqués de Castellbell fuera su biógrafo y ambos firmaron un contrato. Durante unos meses trabajaron en amor y compañía. Charlas que le servían a Vilallonga para ese libro que nunca llegó a materializarse. El primer borrador indignó a la baronesa, a la que no gustaron determinados chascarrillos y confidencias que dejaban a su marido como un hombre muy deteriorado físicamente, propenso a beber demasiado y con poca entidad cultural.

placeholder Portada e interior de la revista 'Tiempo'.
Portada e interior de la revista 'Tiempo'.

Los que habían sido, aparentemente, amigos acabaron muy mal con insultos, demandas y querellas que a Villalonga le importaron muy poco. Aseguraba que le daban igual las reclamaciones por vía penal y civil con las que le amenazaban desde el despacho de abogados de Thyssen. “Que hagan lo que quieran. Estaría bien ir a la cárcel por tener memoria. Les espero”, solía decir.

Esta pelea ocupó titulares en la prensa nacional e internacional. El marqués de Castellbell se defendió y sus declaraciones sobre el barón, su mujer e incluso la madre de Carmen Cervera eran dinamita. El aristócrata tenía un peso importante, tanto en España como en Francia, donde colaboraba con revistas como 'Paris Match' o 'Playboy', y era columnista en el periódico 'Le Monde'. Durante varios años este asunto era un tema recurrente cada vez que el barón o Tita Cervera eran noticia o cumplían años. Como ahora, porque el pasado siempre vuelve.

Carmen Cervera
El redactor recomienda