Imanol Arias cambió Zahara por Murcia y se aleja de antiguos hábitos por otros nuevos
  1. Famosos
Nuevo varapalo judicial

Imanol Arias cambió Zahara por Murcia y se aleja de antiguos hábitos por otros nuevos

El actor, que se enfrenta a una petición de cárcel por defraudar al fisco, viajó este verano a Murcia en lugar de irse a Cádiz, como tenía costumbre desde hace décadas

Foto: Imanol Arias, en una imagen de archivo. (Getty)
Imanol Arias, en una imagen de archivo. (Getty)

Ha sido su refugio y su escondite durante décadas. Cada vez que tenía tiempo libre, Imanol Arias se iba a Zahara de los Atunes, un rincón gaditano en el que muchos famosos pasan sus vacaciones. Allí se reúnen desde la familia Flores a Hugo Silva, Paz Padilla, el fallecido Javier Krahe y Arias, también su exmujer, Pastora Vega, y sus hijos. Él no fallaba nunca pero la vida cambia, dicen algunos, y las costumbres también. Así que el actor, que está desde hace un tiempo en la diana de Hacienda en una guerra judicial que podría llevarle incluso a prisión, va cada vez menos a Zahara, y durante estos meses se pudo ver cómo se escapó de nuevo al mar, pero nada de la costa atlántica, Arias se fue a Murcia. El prestigioso actor estuvo con su mujer, Irene Meritxell, y unos amigos en Cartagena, en concreto en el Cabo de Palos, una playa paradisiaca cercana al Mar Menor, aunque menos explotada.

[Leer más: ¿Conocemos realmente a Imanol Arias?]

Nada que ver las calas rocosas de la zona, más parecidas a las recónditas playas ibicencas, con las largas y ventosas playas atlánticas de Zahara de los Atunes y alrededores. El tour de Arias y compañía se centró en julio en la zona de Cartagena, donde comieron y cenaron en buenos restaurantes, como La Tropical, en Los Alcázares, un local de moda, histórico, frecuentado por los conocedores de la buena mesa. Su visita a Murcia coincidía en tiempo, más o menos, con el pasado 15 de julio, cuando la Audiencia Nacional desestimó sus recursos contra una resolución de 2016 que le obliga a regularizar el IRPF de 2005, 2006 y 2007 con la sanción subsiguiente.

El verano pasado ya estuvo poco en Cádiz y prefirió pasar parte de sus vacaciones entre Zahara y las islas Baleares. La vida de Imanol Arias y sus costumbres han cambiado mucho en los últimos años. Mantiene su cariño a Cádiz, donde tiene muchos amigos y a donde va de vez en cuando, pero ya no se instala en Zahara a la que puede, como hacía antes, cuando llegaba en julio, si la agenda se lo permitía, y ya no abandonaba el lugar hasta septiembre. Ahora, el aire bohemio de su vida ha perdido peso y ha dado paso a un hombre más pendiente de su físico y de su estado de forma, un tipo que se cuida, que hace mucho deporte, que disfruta de la buena mesa y que prefiere descubrir lugares nuevos de la mano de sus amigos y su pareja.

Running y meditación

Una de sus aficiones es ahora la meditación combinada con el cardio, entrenamientos que a veces sigue de la mano de Curro Ortiz y su empresa Om Training. Con Ortiz, Arias entrena y después medita: “Consigue estados de meditación profundos, abre tu corazón y conecta con tu intuición, a la vez que fortaleces tu cuerpo”, es la filosofía de Ortiz.

Arias es activo en las redes sociales, y a veces ha mostrado la terraza de su casa de Zahara. Digamos mejor su excasa porque, según publicó 'La Información' en marzo de este año, el actor podría haber vendido la propiedad, un chalé de casi 500 metros cuadrados y 2.200 de terreno en la zona de Atlanterra. Había comprado el inmueble en 2001 por 1,8 millones de euros.

Abonar hasta el último céntimo

Lo que por el momento parece que no va a vender, y eso que está libre de cargas de Hacienda, es su piso madrileño. El actor ha dicho en varias ocasiones que quiere saldar su deuda con Hacienda. Tal y como informaba El Confidencial, la Abogacía del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, pide 28 años de cárcel para Ana Duato y otros tantos para Imanol Arias por fraude entre 2009 y 2015, y multas que suman unos 16 millones. Ambos deberán sentarse en el banquillo de los acusados, según la última información, puesto que Hacienda considera que cometieron siete delitos fiscales —uno por ejercicio— y pide cuatro años de prisión por cada uno.

Imanol Arias, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)
Imanol Arias, a su llegada a la Audiencia Nacional. (EFE)

La Abogacía acusa por la pena más grave e incluye años que fuentes del caso consideran prescritos. Los dos actores abonaron la mayor parte de la cuota defraudada, lo que les servirá para acogerse a atenuantes. “Soy consciente del error. Quiero abonar hasta el último céntimo en el menor tiempo posible”, dijo en 2016, después de declarar en los juzgados. Pero vender la casa en la que vive parece que no es la solución, no por el momento.

Búnker en Arturo Soria

Tal como publicaba Vanitatis hace un año, Imanol Arias y su esposa viven en el barrio de Arturo Soria, donde les pudimos ver en su balcón en los días de confinamiento. La casa es una especie de búnker que ha protegido a la pareja de su popularidad y les ha proporcionado la normalidad necesaria para su día a día. Es habitual verles a los dos practicando running por el barrio, haciendo la compra o conversando tranquilamente con la gente.

Imanol Arias y Ana Duato. (EFE)
Imanol Arias y Ana Duato. (EFE)

El piso, en realidad, pertenece a una de las empresas de Imanol, 11 TAI Creaciones SL, que lo adquirió en el año 2014. Cuenta con cerca de 300 metros cuadrados que ocupan toda la cuarta planta de uno de los edificios típicos de la zona, cruzada por la gran avenida residencial que es Arturo Soria y la tranquilidad de sus zonas verdes. Pisos similares se venden en los portales inmobiliarios por un precio superior a los 700.000 euros.

La citada empresa es la única de las cuatro en las que aparece Arias que sigue activa. Aunque, según el Registro Mercantil, se encuentra en proceso de cierre de la hoja registral, lo que significa que no ha presentado las cuentas a tiempo o que las ha presentado mal.

Imanol Arias Hacienda Running
El redactor recomienda