Iker Casillas y Sara Carbonero: su estrategia en redes frente a los audios a lo Villarejo
  1. Famosos
VIDAS SEPARADAS

Iker Casillas y Sara Carbonero: su estrategia en redes frente a los audios a lo Villarejo

Desde que el viernes 12 de marzo, la periodista y el excapitán de la selección dieran a conocer que seguirían caminos distintos, las especulaciones no han parado

Foto: Sara Carbonero e Iker Casillas. (Getty)
Sara Carbonero e Iker Casillas. (Getty)

Desde hace un año, los rumores sobre los desencuentros afectivos entre Iker Casillas y Sara Carbonero formaban parte de las informaciones que llegaban a las redacciones. La respuesta del matrimonio era el silencio, que se solía acompañar de una imagen de pareja feliz, solos o con los niños, que subían a sus redes. Más Sara que Iker. Vivir en Oporto facilitaba esa intimidad y aparentemente no había crisis en sus vidas hasta que la revista ‘Lecturas’ publicó en portada su separación. A partir de ese momento, el rumor se convirtió en realidad y comenzaron las especulaciones sobre las razones del divorcio.

Foto: Iker Casillas y Sara Carbonero. (EFE)

Apuntaban a las tensiones que ambos habían sufrido relacionadas con la salud: que si el infarto de Iker y el cáncer de Sara los había separado en vez de unir sus esfuerzos ante la adversidad. Una explicación que si se se medía por el tiempo que ahora se ha sabido que ya no funcionaban como pareja, no tenía que ver. Era lo contrario.


La enfermedad de Sara, diagnosticada antes del infarto del futbolista, ralentizó la separación. En aquel momento, la periodista se encontraba realizando un trabajo en España y cuando le comunicaron la noticia voló a Oporto. Ella misma lo comentaba en el documental que protagonizaba Casillas, ‘Colgar las alas’.

En ese reportaje sobre su vida también aparecía el famoso beso del Mundial que confirmó, en su momento, la relación de ambos. Una romance que comenzó como una apuesta, según explicaría tiempo después el exguardameta: la historia era quién se ligaba a la guapa periodista y el único que no entró en ese juego fue, precisamente, el portero blanco. Se convirtieron en la pareja de moda y durante años eran la muestra de la felicidad.

Vuelta a España

Las cosas cambiaron y comenzaron las especulaciones cuando volvieron a España y se instalaron en su casa de La Finca. Empezaron a surgir comentarios y, el viernes 12 de marzo, el matrimonio confirmaba la noticia en sus respectivas redes sociales. El resumen de su mensaje más o menos venía a decir: nos queremos mucho, pero no como para seguir compartiendo la vida. Y así ha sido. Sara, como buena periodista, supo medir los tiempos y lanzó su mensaje a una hora en la que les era más difícil reaccionar a los medios.

A raíz de esta ruptura, es cuando han surgido mas informaciones en las que Iker Casillas se desahogaba con varias personas a las que consideraba sus amigos. Lo llamativo de la situación es que esos audios circulan por las redacciones como si fueran las grabaciones del comisario Villarejo.

Hay unos, como el que emitió ‘Salvame’, que podrían calificarse de blancos. La cuestión principal es la aparente traición de amistad. En este caso, a diferencia de lo que ha sucedido con Corinna Larsen, Casillas no imaginaba que se llegarían a escuchar sus palabras públicamente. Otras grabaciones parece que son mas ilustrativas y que las realizó un periodista que mantiene o mantenía buena relación con el futbolista.

Iker y Sara han intentado llevar a cabo una separación idílica que levantara la menor polvareda mediática posible. En esa línea, tanto él como ella han lanzado mensajes en las redes dando a entender que todo estaba dentro de la normalidad y que se sentían unidos en la educación de sus hijos a pesar de la separación. Pero estos audios y las cosas que se están comentando están poniendo en jaque esa estrategia de comunicación de ‘nos hemos separado, pero aquí no ha pasado nada’.

Iker Casillas Sara Carbonero
El redactor recomienda