Enrique Arce: del olvido al éxito con 'La casa de papel' y a trabajar con Woody Allen
  1. Famosos
auge y caída

Enrique Arce: del olvido al éxito con 'La casa de papel' y a trabajar con Woody Allen

El actor valenciano vio como un personaje que en principio no quería interpretar le condujo a una explosión de fama

placeholder Foto:  El actor de 'La casa de papel' Enrique Arce. (Getty)
El actor de 'La casa de papel' Enrique Arce. (Getty)

Muy pocos actores en el mundo pueden decir que han tenido jornadas de más de ocho horas diarias de entrevistas. Ese nivel de estrellato digno de Hollywood es el que ha alcanzado también el español Enrique Arce por su participación en 'La casa de papel'. Un éxito que estuvo a punto de no conocer, ya que en principio no quiso interpretar al odioso Arturito.

El actor, que ha reconocido haber llevado una vida de excesos en el pasado y haberse servido de su popularidad para tener éxito con las mujeres, estuvo a punto de rechazar al personaje, ya que cuando realizó su audición en la serie, no empatizaba con él.

Por suerte para este intérprete formado a caballo entre España, Estados Unidos e Inglaterra, al final sí decidió ser el rehén más odiado de la serie de atracadores que le ha abierto las puertas para otros grandes proyectos. Entre ellos participar junto a Arnold Schwarzenegger en la sexta parte de 'Terminator' o rodar a las órdenes de Woody Allen la cinta 'Rifkin's Festival'.

Foto: Patrick Criado posa en sus redes sociales. (Instagram: @patrick.criado)

Nada mal para alguien que, tras saborear un incipiente éxito en series como 'Al salir de clase' o 'Compañeros' y películas como 'El corazón del guerrero' o 'Manolete', se encontró un buen día en Londres en el momento más bajo de su vida. Tras una producción frustrada y una pelea de bar por culpa del fútbol, se vio tocando fondo.

"He cumplido 42 años, he conseguido alcanzar el éxito, pero ahora nadie se acuerda de mí. No tengo pareja, ni hijos, estoy solo en una ciudad en la que no conozco a nadie", recuerda que pensó entonces antes de dedicarse a "pasear por los bosques de Londres para que ningún español me reconociera", según confesaba en una entrevista para 'Las Provincias'.

Pese a que ahora el éxito profesional le sonríe, la vida le ha deparado momentos duros en los últimos meses. Tras un confinamiento en Madrid en el que estuvo casi dos meses sin pisar la calle, el rodaje en Chile de la serie 'Inés del alma mía', junto a Eduardo Noriega y Elena Rivera, fue muy complicado por la situación de inestabilidad que atravesaba el país.

"Lo pasamos muy mal. Todo el equipo. Le tengo mucho cariño a ese proyecto, por lo difícil que fue. Lo de Chile fue peor que el confinamiento. Podías salir a las calles, pero llegabas a casa y no había supermercados abiertos, la policía te rociaba con agua… Fue infinitamente más duro", aseguraba a la revista 'Semana'.

A la vez que se daba esta situación, se producía la ruptura con su pareja cuando estaba en proceso de formar una familia. Una situación que le ha dejado tocado anímicamente porque incluso se planteaba cambiar su habitual residencia en Los Ángeles para regresar a España.

Al actor, no obstante, le queda el consuelo de haber podido ejercer como 'embajador' de su equipo, el Valencia, en diversos actos institucionales y de haber debutado en el mundo de la literatura con su libro 'La grandeza de las cosas sin nombre'.

Como afirma él mismo, esta obra conmovedora y sincera "es un viaje de transformación interior" que nos hace reflexionar sobre el éxito y el fracaso, el amor y la muerte, el perdón y la amistad y, especialmente, sobre la larga sombra de la infancia en nuestras vidas.

Netflix Actores y actrices
El redactor recomienda