Logo El Confidencial
SE CASÓ CON LA SOPRANO EN 2013

El ocaso de Jesús Garmendia, el marido jinete de Ainhoa Arteta

El donostiarra no atraviesa su mejor momento. Tras su fracaso como gestor de una cuadra, sus problemas económicos son la comidilla del mundo de la hípica

Foto: Jesús Garmendia en una imagen de 2012 (Gtres)
Jesús Garmendia en una imagen de 2012 (Gtres)

Su nombre saltó a las páginas del cuore tras empezar a salir con la soprano Ainhoa Arteta por 2005, pero hasta entonces solo era conocido –y reconocido– en las informaciones hípicas donde su nombre aparecía con frecuencia y en primera plana. Jesús Garmendia ha sido uno de los mejores jinetes que ha dado nuestro país y sus habilidades a lomos de un caballo quedaron demostradas al convertirse dos veces en Campeón de España.

Sin embargo, aquellos días de vino y rosas en los que Garmendia triunfaba como jinete se han tornado funestos en la actualidad y, alejado de la competición, ve desde las gradas los concursos en los que un día fue protagonista. Desde hace un par de años, el jinete vive desde otra perspectiva su afición hípica y cuentan fuentes del sector ecuestre que la expresión que mejor le define es que está “pie a tierra”, una frase con la que se define a los jinetes que no tienen ningún caballo que montar.

Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia en los Premios Príncipes de Asturias 2014
Ainhoa Arteta y Jesús Garmendia en los Premios Príncipes de Asturias 2014
¿Pero dónde empezó el crepúsculo de este donostiarra, que ha sido de los mejores jinetes de España? Según la información que maneja Vanitatis, el ocaso de Garmendia comenzó en 2012 tras no saber gestionar la venta de los caballos que le habían cedido importantes empresarios. Hasta entonces, el jinete había montado los caballos de algunos propietarios como los de la familia Recondo (famosos por sus  galletitas saladas). Gracias a esta labor, Garmendia podía acudir a los concursos y competir, ya que en ese caso es el propietario del animal el que asume los gastos, pero fue convertirse precisamente en eso, en gestor, lo que marcó el inicio de su decadencia como jinete. “No supo negociar la venta de caballos y es una pena porque es un magnífico jinete”, dicen fuentes del mundo de la hípica.

Retirado de la competición

Desde entonces Garmendia atraviesa el que ya es su peor momento profesional. Si a nivel personal es feliz al lado de Ainhoa Arteta, con la que se casó en 2013, y tiene un hijo de cinco años, como jinete ha descendido a los infiernos.

Prueba de esa difícil situación es que ya no participa en ninguna competición. Antes de “retirarse” sus problemas económicos ya eran evidentes cuando confesaba a sus allegados que para competir en el próximo concurso dependía de los premios que obtuviese en pruebas anteriores. Un modus operandi, el de competir “al día”, muy poco habitual entre los que se dedican a ello. Para mitigar de alguna forma sus horas más bajas como jinete, Garmendia imparte clinics (como el que va a ofrecer la semana próxima en Segovia), monta los potros de un ganadero salmantino y da clases en el Club de Polo de Barcelona.

Jesús Garmendia y Ainhoa Arteta presentando a su hijo Iker
Jesús Garmendia y Ainhoa Arteta presentando a su hijo Iker

Pero pese a todo, ya nada es lo que era y finalmente sus problemas económicos se han hecho los protagonistas del mal momento que vive él y su familia. Unos problemas que también han empezado a desembocar en los primeros roces con sus compañeros de caballerizas.

Escándalo en el cumpleaños de Marta Ortega

Precisamente por una cuestión muy alejada de su profesión como jinete, Garmendia aparecía en los titulares de la prensa rosa hace apenas unas semanas. Fue por la discusión que él y su mujer mantuvieron con otra conocida pareja, Arantza Quiroga y Álvaro Arrieta, durante la fiesta de cumpleaños de Marta Ortega. Según informaba el diario El Mundo, los dos matrimonios se enzarzaron en una acalorada discusión que se inició en el hotel en el que se hospedaron antes de la fiesta y que no derivó en nada más por la templanza de Arrieta.

Foto cedida por 'La Voz de Galicia'. Autor: Marcos Míguez
Foto cedida por 'La Voz de Galicia'. Autor: Marcos Míguez

Los invitados asistieron atónitos al encontronazo que terminó trasladándose también a Anceis. Allí ambas parejas trataron de marcar las distancias, pero al final la tensión se hizo evidente y los comensales fueron testigos de la mala sintonía entre ellos. ¿Pero a qué se debía tal disputa entre los que en otro tiempo fueron amigos?

Según ha podido confirmar Vanitatis, la difícil situación económica que atraviesa Garmendia le habría impulsado a acudir al cumpleaños de la hija de Amancio Ortega en busca de oportunidades laborales. Su deseo pasaba por proponer a los dueños de Inditex empezar a montar los caballos de la familia ahora que Sergio Álvarez, que los había montado hasta su separación, ya no formaba parte del clan.

Jesús Garmendia y Sergio Álvarez son muy amigos
Jesús Garmendia y Sergio Álvarez son muy amigos
Muy amigo de Sergio Álvarez

Sin embargo, el jinete pronto se percató de que el ambiente no era el más adecuado para sus pretensiones y que reinaba un cierto clima de hostilidad contra él. Era de esperar. En un círculo tan reducido y selecto como el de la hípica, tras la separación de Marta y Sergio –que no ha sido nada amistosa pese a lo que puedan apuntar otras informaciones– se han creado dos bandos que se posicionan a uno u otro lado de los excontrayentes. Como era de suponer, a la fiesta de la hija de Amancio Ortega acudieron los que se han puesto de su parte y allí un aliado de Sergio, como Garmendia al que le une una estrechísima amistad, tenía nulas posibilidades de triunfar.

Aquella animadversión contra el jinete vasco hizo que este entrase en cólera y protagonizase una acalorada discusión que se convirtió en la anécdota de la noche. Un momento que para disgusto de la cumpleañera ha llegado a ser carne de la prensa nacional y eso no será fácil de ignorar para los que tienen en la discreción su máxima a seguir. Para el donostiarra aquel incidente ha sido casi un suicidio profesional y ahora sus puertas para salir de la crisis que atraviesa están más cerradas que nunca. Sin pretenderlo Garmendia ha firmado su caída en desgracia y el futuro para él no es nada esperanzador.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios