Eloísa, hija de Julián Muñoz: “La vida de mi padre depende de una pastilla”
  1. Noticias
TEME QUE LE DEN EL ALTA

Eloísa, hija de Julián Muñoz: “La vida de mi padre depende de una pastilla”

El estado del exalcalde de Marbella es más que delicado tras su operación a corazón abierto de este jueves. Está obligado a tomar un medicamento a diario. Sin él, sufrirá un infarto

Foto: Julián Muñoz en los Juzgados de Málaga (Gtres)
Julián Muñoz en los Juzgados de Málaga (Gtres)

Julián Muñoz fue operado este jueves del corazón. Un amago de infarto obligó a trasladarlo del penal de Alhaurín de la Torre al Hospital Clínico Universitario de Málaga. La intervención se produjo a las 12:30 y duró dos horas. Sus hijas estuvieron allí. Ambas tenían el ánimo por los suelos. El exalcalde de Marbella salió con vida de la operación, pero su estado es sumamente frágil. Este viernes volverán a verlo hacia las cuatro de la tarde y “temen” que le den el alta. Demasiado pronto: en cuanto ingrese de nuevo en prisión, su vida volverá a pender de un hilo.

Eloisa Muñoz en Marbella en una imagen de archivo (Gtres)Vanitatis ha podido hablar con su hija Eloísa y sus perspectivas empeoran a medida que pasan las horas. “La operación salió bien, dadas las circunstancias, pero lo han encontrado peor de lo que creían. Al ponerle el doble cateterismo, cardíaco y coronario, se vio que la válvula estaba muy afectada. Le instalaron un ‘stent’ y ahora depende de una pastilla. Si la olvida, sufrirá un infarto en un cien por cien de seguridad”. No debería ser mayor problema para Julián Muñoz: una pastilla diaria, que le será administrada en Alhaurín, le permite continuar viviendo. Sin embargo, sus hijas creen que su estado actual, agravado por una fuerte depresión, no garantiza que continúe vivo mucho tiempo más.

“Él no quiere vivir. Ese es el mayor problema. Su cabeza no está bien y la pastilla que le permite seguir viviendo se le puede olvidar. O bien que decida no tomarla. Y un día sin pastilla supone un infarto”. Tras el susto que supuso el reciente amago, las hermanas Muñoz Zaldívar no creen que su padre pueda superar un infarto. Elia y Eloísa solicitan un tercer grado por motivos de salud o bien que pueda continuar cumpliendo condena en un hospital, vigilado adecuadamente pero con supervisión médica continua. De no ser así, no creen en que pueda ver crecer a sus nietos.

Julián Muñoz Marbella
El redactor recomienda